Abengoa descuenta una pérdida de hasta 120 millones en su gran central de Arabia
  1. Empresas
desencuentro con general electric y la saudí sec

Abengoa descuenta una pérdida de hasta 120 millones en su gran central de Arabia

La compañía se planta ante GE por los sobrecostes de más de 100 millones que el cliente último, Saudi Electric Company, se resiste a asumir. El grupo andaluz provisiona el posible agujero

Foto: Obras de la central de Waad Al Shamal en Arabia. (Abengoa)
Obras de la central de Waad Al Shamal en Arabia. (Abengoa)

Abengoa ha visto cómo se deteriora gravemente este año la situación de uno de sus grandes proyectos energéticos, el de la mayor central híbrida gas-solar del mundo: Waad Al Shamal, en Arabia Saudí. Hasta tal punto que la empresa sevillana, según fuentes empresariales conocedoras de la situación, ha provisionado hasta 120 millones por las pérdidas que puede acabar generando ese proyecto. En la ecuación de este nuevo frente heredado de la etapa previa a la reestructuración financiera de 2017 entran otros dos actores: Saudi Electric Company (firma estatal que es el cliente último de la planta, que abastacerá a la nueva ciudad y a la mina de fosfatos anexa de Waad Al Shamal) y General Electric, el contratista principal.

El gigante estadounidense fue, precisamente, la empresa que acabó rescatando de manos de Abengoa el contrato de construcción de todo el complejo energético. La empresa andaluza logró ser designada por SEC como adjudicataria a inicios de noviembre de 2015, pero la firma del contrato prevista para el 25 de ese mes en la embajada saudí de Madrid hubo de anularse precisamente porque ese día Abengoa solicitó el preconcurso de acreedores. GE pasó de su rol inicial como proveedor de los grupos de potencia a responsable de todo el proyecto.

Foto: El ministro de Exteriores, Josep Borrell

Curiosamente, es un exdirectivo de Abengoa, el matemático Manuel Valverde, exvicepresidente de Abeinsa, quien hoy está al frente de la división de GE de la que cuelga el proyecto Al Shamal.

Un cóctel que incluye la ralentización sufrida por las obras debido al preconcurso de Abengoa, unido a problemas locales en Arabia que han retrasado los avances de las obras. En total, hasta 120 millones en sobrecostes que Abengoa busca que se repartan entre los afectados de manera razonable. Pero, mientras se encuentra un pacto, la empresa que preside Gonzalo Urquijo ha decidido ir disminuyendo desde este mes su ritmo de trabajo precisamente para minimizar el gasto en un proyecto con esta incertidumbre de futuro.

Las mismas fuentes conocedoras de la situación explican que este contrato, por el momento en que se iba a firmar y tal y como se acabó volviendo a rubricar con GE, incluía cláusulas desfavorables para Abengoa. Los nuevos encargos se están logrando con un marco más protector de los intereses de la compañía.

La firma con sede en Sevilla ha solucionado total o parcialmente otros graves problemas contractuales heredados de la etapa previa a su reestructuración en México (proyecto Norte III) y EEUU (acuerdo parcial con el Ministerio de Energía por la central solar Solana y pacto con Portland General Electric para evitar un pago de hasta 180 millones por una central de gas).

General Electric Noticias de Abengoa Arabia Saudí Gas natural Sevilla Gonzalo Urquijo México
El redactor recomienda