cine, arquitectura, tecnología...

Empresas y personas que triunfan y hace años no habrías dicho que fueran españolas

Hace tiempo que la innovación que cambiaba el mundo procedía siempre del extranjero. Ahora, son muchas las personas y empresas que están cosechando un éxito inconcebible hace años en España

Foto:

Hace tiempo que la innovación que cambiaba el mundo procedía siempre de un país extranjero. Hubo un momento en el que las empresas y personalidades españolas no lideraban iniciativas empresariales, tecnológicas, científicas o audiovisuales mucho más allá de nuestras fronteras. Sin embargo, el tiempo y el éxito han dado la razón a los más optimistas.

Y es que, desde acontecimientos como el Mundial del 82, los Juegos Olímpicos de Barcelona o la Expo de Sevilla, el incesante goteo de éxitos del deporte español o el 'boom' de la moda a precios populares gracias al imperio de Inditex, nuestro país ha experimentado un relevo generacional que nos ha situado, de nuevo, en la primera línea de todo el planeta. Cineastas que han acabado trabajando en el extranjero en grandes producciones —Bayona ha sido el último ejemplo, con la secuela de 'Jurassic World'—, deportistas que hacen las américas atraídos por los cheques que se firman en las grandes ligas, cocineros que se instalan en otros países para descubrirles las bondades de nuestra gastronomía...

En la actualidad, son incontables las personas y empresas que están cosechando un éxito inconcebible hace años en España. Algunos más conocidos, otros desde el anonimato, pero todos poniendo su grano de arena para situar nuestro país en el mapa. Estos son solo algunos ejemplos.

Estudio RCR

Rafael Aranda, Carme Pigem y Ramón Vilalta se unieron el pasado año al selecto grupo de arquitectos que se han hecho con el premio Pritzker, el galardón arquitectónico de mayor prestigio y que en nuestro país solo había logrado Rafael Moneo en los años noventa.

Detalle de una de las obras de RCR. (EFE)
Detalle de una de las obras de RCR. (EFE)

El centro de arte La Cuisine, en Nègrepelisse (Francia); el restaurante Les Cols, en Olot; la Bodega Bell-Lloc, en Palamós (Girona); la Biblioteca Sant Antoni-Joan Oliver, en Barcelona, o el restaurante Enigma, de Albert Adrià, en Barcelona, son algunas de sus obras más reconocidas.

El jurado del Pritzker recordaba en el fallo que “en un mundo globalizado en el que debemos confiar en las influencias internacionales, estamos perdiendo nuestros valores locales, nuestro arte y costumbres”. En cambio, la obra de estos tres arquitectos demuestra que “es posible combinar ambas perspectivas”.

BQ

Si piensas en móviles y lo asocias a la marca España, ¿qué te viene a la cabeza? BQ. Tecnología punta y electrónica de consumo diseñada e incluso fabricada en España. BQ se lo propuso, y lo consiguió, ejecutando la mayor parte del trabajo que supone dar forma a un teléfono móvil en nuestro país y logrando, por el camino, el reconocimiento internacional mientras emplea a 200 ingenieros en España.

La firma con sede en Las Rozas forma parte de las pocas marcas que cuentan con el sello Android Enterprise Recommended, un catálogo de teléfonos validado por Google para que las empresas puedan escoger teléfonos móviles de un muestrario que ha superado exigentes requisitos empresariales para hacerse con esa distinción.

El Bq Aquaris X2 Pro es uno de los mejores teléfonos del catálogo de Bq. (Enrique Villarino)
El Bq Aquaris X2 Pro es uno de los mejores teléfonos del catálogo de Bq. (Enrique Villarino)

Todo ello, sin olvidar que “el proceso de diseño y desarrollo se realiza en España”, como explica Iván Castro, 'product manager' de BQ. Para competir con Apple o Samsung, no es necesario desplazarse a California o Seúl. Se puede hacer desde Las Rozas, donde el equipo de BQ se encarga de definir las líneas maestras de los futuros teléfonos para definir el producto en su vertiente más pura: qué especificaciones tendrá y a qué precio se quiere vender. El proceso finaliza con el ensamblaje de todos los componentes internos y el añadido del sistema operativo.

“Estamos cerca del mercado y nuestros teléfonos están muy pensados para nuestro mercado. Tenemos el 100% del control del 'software' y podemos garantizar que es 100% seguro”, recuerda Castro. Puede que esa sea una de las explicaciones del constante éxito de BQ que, lejos de desinflarse ante los gigantes de la telefonía, fue el tercer vendedor de móviles en España en 2017, por detrás de Huawei y Samsung, con un 10,3%, una cifra superior a la registrada un año antes. A pesar de la caída de ventas en el sector de la telefonía, el fabricante colocó 1,1 millones de teléfonos y facturó 190 millones de euros.

Francis Mojica

Editar el ADN como si de un documento de Word se tratara. La técnica CRISPR (siglas que corresponden a Clustered Regularly Interspaced Short Palindromic Repeats) nació a principios de los noventa, cuando Francis Mojica trabajaba en una tesis doctoral en la que descubrió que el genoma de un microorganismo que habita los marjales de Santa Pola “se repetía muchas veces”. Pasados los años, descubrió que esas secuencias del genoma formaban un sistema de inmunidad adaptativa que les permitía sobrevivir en ambientes inhóspitos como son las salinas.

El nombre de Mojica ha sonado para el Nobel en los últimos años. (EFE)
El nombre de Mojica ha sonado para el Nobel en los últimos años. (EFE)

Pero el descubrimiento de Mojica fue clave para que Emmanuelle Charpentier y Jennifer Doudna desarrollaran en 2012 una técnica de edición genética que, en un principio, se limitaba a cortar y pegar ADN pero cuyas implicaciones han superado cualquier estimación inicial. Tanto, que desde hace un par de años se ha convertido en un fijo en las quinielas del premio Nobel.

CRISPR ya permite modificar el genoma de seres vivos y se ha utilizado para eliminar fallos genéticos en embriones humanos. “En el futuro, se espera que pueda curar enfermedades en humanos”, asegura este investigador haciendo referencia a males como el alzhéimer o el cáncer.

'La casa de papel' (Vancouver Media)

Un caso clarísimo de ficción que, al hablar de ella, se lleva el latiguillo de ser una serie que “no parece española”. Pero sí es cierto que 'La casa de papel', creada por la productora Vancouver Media (responsable también de la serie 'Vis a vis') puede sacar pecho por haberse convertido en un fenómeno de masas fuera de nuestras fronteras, a pesar de estar rodada en una conocida localización en pleno corazón de Madrid.

La serie ha sido un éxito, hasta tal punto que incluso Netflix, tan celosa ella sobre los datos del consumo en la plataforma, hizo pública una nota en la que certificaba que 'La casa de papel' era la serie en lengua no inglesa más vista entre sus usuarios.

'La casa de papel', de Netflix, ha popularizado las máscaras con el rostro de Dalí.
'La casa de papel', de Netflix, ha popularizado las máscaras con el rostro de Dalí.

El Profesor, Berlín, Raquel Murillo, Tokyo, Nairobi o Mónica Gaztambide son nombres grabados ya a fuego en el imaginario colectivo de espectadores de todo el planeta, en especial de Latinoamérica, donde la serie se convirtió en un fenómeno de masas. El éxito ha sido tal que Netflix ha anunciado una tercera temporada. ¿Estará a la altura de su leyenda?

Lingokids

Aprender idiomas desde casa, con una tableta, los mejores profesores y el sello de calidad que otorga la Oxford University Press. Podríamos hablar de una editorial extranjera pero, en realidad, Lingokids es el proyecto de dos hermanos, Marieta y Cristóbal Viedma, que el año pasado lograron hacerse con cuatro millones de financiación para impulsar su proyecto de fondos, como Bessemer, que en su día habían invertido en LinkedIn, Skype o Pinterest.

El equipo de Lingokids posa en sus oficinas de Madrid.
El equipo de Lingokids posa en sus oficinas de Madrid.

Lingokids compite a nivel mundial con otras dos aplicaciones. ABC Mouse y VIPKid, desde Estados Unidos y China, pero cuenta con una ventaja competitiva sobre ambas. En Lingokids, todo el contenido para aprender inglés se ha diseñado con contenido de Oxford University Press. La educación y el ocio no tienen por qué estar reñidos, y Lingokids es la prueba palpable.

¿Cuál es el objetivo de esta 'app' española que pretende que tu hijo domine la lengua de Shakespeare? “Llegar a los 30 millones de usuarios y que 300.000 sean de pago”, afirmaba Cristóbal el mismo día en que se hacía pública aquella ronda de financiación de cuatro millones.

Cabify

La noticia saltó este verano y dio una medida de hasta qué punto ha crecido el competidor de Uber en España. A Cabify, la aplicación de transporte privado, se la relacionó el pasado mes de junio con Lyft, rival de Uber en Estados Unidos, de la que se dice que estaría dispuesta a pagar hasta 3.000 millones de dólares para hacerse con la compañía.

Un taxi de Cabify, en Málaga.
Un taxi de Cabify, en Málaga.

“Queríamos vehículos con conductor que no fueran taxis, porque nuestro objetivo era ofrecer una experiencia de usuario única. Que la gente no quisiera coger el coche”. Las palabras son del fundador de Cabify, Juan de Antonio, en un 'podcast' en el que resumía el espíritu con que se creó la compañía en 2011.

El éxito de Cabify no se circunscribe a la geografía española. Además de estar presente en seis ciudades de la geografía patria (Madrid, Barcelona, Sevilla, Valencia, Málaga y Alicante) y otras cuatro en Portugal, la aplicación se ha convertido en un referente en América Latina y ya tiene presencia en otros nueve mercados. Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, México, Paraguay, Perú y la República Dominicana son un ejemplo de que aquella aplicación que comenzó como alternativa local al transporte en taxi se ha convertido en un referente global.

Empresas