la compañía quiere abolir la prebenda

Endesa y los sindicatos se pelean por la luz gratis de 30.000 empleados y jubilados

La compañía quiere suprimir por primera vez en su historia la prebenda de regalar la electricidad a sus trabajadores, que cuesta unos 40 millones al año

Foto: Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

La presentación de la puesta de largo de la Liga ACB de Baloncesto, conocida como Liga Endesa, llevada a cabo hace dos semanas, fue, además de un acontecimiento deportivo, un acto de reivindicación por parte de los sindicatos de la compañía eléctrica contra los planes industriales de Enel, dueña de la empresa energética española. José Bogas, consejero delegado y encargado de dirigir el acto, tuvo que aguantar el boicot de los representantes de UGT y CCOO, que han suspendidos las conversaciones del V Convenio Colectivo tras cerca de un año sin avances en la mesa de negociaciones.

El principal escollo para poner de acuerdo a la cúpula de Endesa, presidida por Borja Prado, es el recibo de la luz, que hasta la fecha es prácticamente gratis para los 10.000 empleados del grupo y los cerca de 30.000 prejubilados de la que antaño fue Empresa Nacional de Electricidad. Los representantes de los trabajadores quieren que se les mantenga este histórico beneficio por el que los empleados no abonan el coste que tiene para la compañía producir la luz que consumen en sus hogares, en torno al 40% de la factura, ya que el resto son impuestos.

Pero Bogas y Prado han decidido que ese privilegio se tiene que acabar, porque han detectado numerosos casos de consumos irregulares de luz, de contadores en los que han aflorado kilovatios muy superiores a lo que sería lo normal en un hogar familiar. Algunos de estos casos son, por ejemplo, beneficiarios que facilitan la electricidad a otros vecinos enganchando unas casas con otras o los que habían construido piscinas cubiertas para la comunidad o para uso personal y el suministro eléctrico lo cargaban a Endesa.

Según fuentes próximas a la compañía, en el entorno actual de precios históricos de la luz, con el debate social sobre el coste de la energía, la intención del Gobierno actual de lanzar unos bonos de calefacción y electricidad para que las familias con pocos recursos puedan tener sus casas en condiciones este invierno, no es de recibo que hasta 30.000 personas que han tenido unos sueldos muy superiores a los de un trabajador medio disfruten de estas prebendas.

Pero los sindicatos denuncian que las verdaderas prebendas son los salarios que cobra el equipo directivo de Endesa, especialmente el consejero delegado, que tiene garantizado un retiro de 30 millones de euros cuando deje la compañía. Porque Bogas, que tiene un sueldo anual de 2,2 millones, dispone de un fondo de pensiones de 10,52 millones aportado por la sociedad y percibirá una indemnización de 15 millones brutos cuando se jubile. Además, cuenta con un seguro de vida de cinco millones y recibirá un sueldo en forma de renta vitalicia de 817.744 euros al año cuando llegue a los 65 años. Por su parte, Prado acumula un fondo de pensiones de 2,29 millones y tiene derecho a cobrar una compensación de hasta 9,2 millones si dejase el cargo de presidente.

El coste por hogar de un 'endesa'

Desde la empresa, se argumenta que este beneficio social de los cerca de 30.000 empleados y jubilados cuesta entre 35 y 40 millones de euros al año, una cantidad similar a la que percibirán de forma agregada Bogas y Prado cuando se jubilen. Además, desde Endesa se asegura que la oferta a los empleados no es quitarles totalmente la gratuidad de la luz, sino negociar unos beneficios sociales que sean más racionales.

Así, la propuesta de la compañía es concederles gratis hasta 2.500 kilovatios por hogar al año, y a partir de ese consumo y hasta 9.000 kilovatios, dar otro tipo de compensación, pero únicamente a los trabajadores en activo. La horquilla de consumo no es aleatoria, porque el consumo medio de una familia en España es de unos 3.500 kilovatios anuales, pero el gasto medio de luz de un hogar de un empleado o jubilado de Endesa es de 9.000 kilovatios.

Los trabajadores de Endesa ya han llevado a cabo varias manifestaciones contra sus directivos. En abril, incomodaron en la junta general de accionistas, con preguntas duras contra el presidente, y en marzo se plantaron en la embajada de Italia en Madrid para protestar contra Enel. Las regalías que disfutan son similares a las que tienen los empleados de Iberdrola o las plantillas de los bancos, que suelen disfrutar de importantes exenciones a la hora de pagar hipotecas o seguros.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
40 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios