pese a la no revalorización de la compañía

Cepsa hace millonarios a sus tres principales directivos pese a los pleitos con Hacienda

Pedro Miró, consejero delegado de la petrolera, va a recibir un máximo de 5,16 millones de euros en concepto de ‘transaction bonus’ o incentivo ligado a la salida a bolsa

Foto:

Cepsa volverá a la bolsa el próximo 18 de octubre siete años después de ser excluida por Abu Dabi, propietaria de la petrolera española a través de su fondo Mubadala. Lo hará con una valoración similar a la que tenía cuando se despidió del mercado de valores en 2011, tras 81 años como empresa cotizada cuando el emirato lanzó una opa para adquirir las participaciones de Banco Santander y de Total. Es decir, que siete años después, vale prácticamente lo mismo. Pese a ello, los principales directivos de la sociedad energética se van a llevar un bonus de nueve millones, más otros adicionales, tan solo por realizar la oferta pública de venta (OPV) sobre el 25% del capital.

Así consta en el folleto informativo de la OPV por la que Mubadala vuelve a colocar Cepsa en bolsa tras intentar sin éxito vender una participación significativa, pero minoritaria, a varios fondos de capital riesgo, como Blackstone y Carlyle. Según dicho documento, Pedro Miró, consejero delegado de la petrolera, va a recibir un máximo de 5,16 millones de euros en concepto de ‘transaction bonus’ o incentivo ligado a la salida a bolsa. Se trata de una modalidad innovadora para premiar a un directivo que el pasado año recibió un salario de 3,16 millones de euros.

De esta cantidad, Miró cobró 778.000 euros como sueldo fijo, 1,66 millones como salario variable, 150.000 euros por asistencia a los consejos de administración, 556.000 euros en forma de aportación a su plan de pensiones y 15.000 euros adicionales por servicios como el coche de empresa, la gasolina, el seguro médico y el seguro de accidentes. Su remuneración total es ligeramente inferior a la que percibe su principal comparable, Josu Jon Imaz, el número dos de Repsol, que el pasado año se embolsó cuatro millones de euros.

Pero Miró, al que se le otorga el mérito de haber hecho frente a una brusca reestructuración interna cuando se desplomó el precio del petróleo, está de suerte porque, además de ese ‘transaction bonus’, a partir de ahora verá aumentado su sueldo de forma significativa. La parte fija ascenderá a 917.895 euros en 2018, cantidad que pasará a ser de 1,29 millones de euros a partir de 2019 y cuya parte variable o bonus podrá llegar a alcanzar el 400% de ese importe.

Además, el alma máter de la compañía controlada por el emirato de Abu Dabi tendrá derecho a un incentivo trianual extraordinario por el que podrá recibir en acciones hasta el 150% de su salario fijo, es decir, unos 2,5 millones de euros. De esta forma, Miró se convertirá en uno de los directivos del Ibex —se da por hecho que Cepsa entrará a formar parte del índice selectivo de la bolsa española— mejor pagados y , si cumple con los objetivos, estará por encima de Imaz.

Premio para todos

También van a ser premiados Álvaro Badiola, director financiero de Cepsa, y Juan Antonio Vera, jefe de operaciones, que han sido agraciados con un bonus por la salida a bolsa de 3,60 millones de euros. Además, podrán ser beneficiados con un máximo de 405.579 acciones entre 2019 y 2021, que tomando como referencia la parte media de la banda orientativa de precios de la OPV, que oscila entre los 13,10 y los 15,10 euros por título, tienen un valor de 5,71 millones de euros.

En 2017, el conjunto del equipo directivo percibió 8,13 millones de euros como salario global, dividido en 2,72 millones como sueldo fijo, 4,71 millones como variable, 575.000 euros en forma de plan de pensiones y 124.000 por coches y seguros privados. Según Cepsa, estas remuneraciones no sufrirán grandes variaciones a partir de 2019, pero el equipo ejecutivo tendrá a partir de ahora derecho a recibir un bonus pagadero en acciones de un máximo de 202.010 títulos por cabeza, unos 2,84 millones.

En el folleto de la OPV, Cepsa también revela que tiene dos pleitos con la Agencia Tributaria por la revisión del pago de impuestos de sociedades de los periodos de 2005 a 2008 y 2009 a 2012. La compañía ha provisionado 140 millones de euros por ambos litigios fiscales, que actualmente están pendientes de la decisión de la Audiencia Nacional. La petrolera también tiene otros problemas con las haciendas de Colombia, que le reclama 36,4 millones de dólares, y de Brasil, cuyo importe no concreta.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios