eliminará el turno de noche más de un mes

Vitoria sufre la incertidumbre del diésel: Mercedes parará otros cinco días

La multinacional acuerda esta medida a las puertas de que este lunes se inicie la primera de las cinco jornadas de paralización de la actividad: la producción ya no superará la de 2017

Foto: Fábrica de Mercedes en Vitoria. (EC)
Fábrica de Mercedes en Vitoria. (EC)

La incertidumbre que existe en torno al mercado del diésel y la caída de ventas que ha provocado en este tipo de vehículos a nivel mundial están golpeando con fuerza la planta de Mercedes Benz en Vitoria. A las puertas de que el próximo lunes se inicie el primero de los cinco días de paralización de la producción decretados por la empresa, la dirección acaba de acordar la suspensión de la actividad por otras cinco jornadas adicionales en lo que queda de año.

Además, las medidas adoptadas en el actual escenario de inestabilidad de los mercados no se limitan a estos paros, ya que la multinacional alemana tiene previsto suprimir uno de los tres turnos de la jornada, el de noche, entre el 12 de noviembre y el 20 de diciembre, de modo que los cerca de 5.400 empleados solo trabajarán de mañana y de tarde durante más de un mes. La supresión de este turno, avanzada por la dirección de la empresa a los sindicatos en la comisión de ordenación de tiempo de trabajo, será comunicada al comité de empresa durante una reunión convocada para este miércoles.

Los paros implicarán una caída en la previsión de vehículos, que se sitúa en 147.000 unidades, 8.000 menos que la cifra récord de 155.637 vehículos

El anuncio de los nuevos paros llega un mes después de que la empresa acordara paralizar su actividad del 8 al 11 y el 19 de octubre. Ahora, la planta de Vitoria también cerrará sus puertas los viernes 2, 9, 16 y 23 de noviembre y el 21 de diciembre, lo que supone un total de 10 jornadas o, lo que es lo mismo, una treintena de turnos de trabajo. Los paros, en todo caso, no implicarán la aplicación de un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) como ha sucedido recientemente en Volskwagen Navarra, que tuvo que parar durante ocho jornadas laborales en septiembre, entre los días 3 y 12, por la escasez de motores. En este caso, los paros se van a hacer con cargo a la bolsa de horas que han acumulado los trabajadores para atender a la carta de trabajo extra en momentos puntuales.

La paralización de la producción implicará una caída en la previsión de vehículos, que se sitúa ahora en 147.000 unidades, lo que supone 8.000 menos con relación a la cifra de 155.637 vehículos dada por la empresa a principios de septiembre —cuando anunció los paros previstos para este mes de octubre—, que, en todo caso, iba a constituir un récord de producción. Sin embargo, ahora, con la nueva revisión a la baja, no se superará el listón de las 150.000 furgonetas que se alcanzó en 2017 de los modelos Clase V y Vito, los dos productos que salen de la factoría alavesa. A principios de año, la dirección había previsto una producción próxima a las 160.000 unidades para este ejercicio.

El rechazo que está provocando el mercado del diésel, que lleva como compañero de viaje el posible impuesto a este combustible, está frenando la velocidad de la planta vitoriana, cuya producción de vehículos de este tipo de gasóleo supone el 85%, frente al 15% de gasolina. A la incertidumbre a que alude la dirección de la empresa para paralizar la actividad otras cinco jornadas más está contribuyendo el Gobierno de Pedro Sánchez con algunos mensajes contradictorios. Hace ahora un mes, el presidente anunció un impuesto al diésel para 2019, medida contemplada en el anteproyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE), pero a renglón seguido la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, lo calificó de "globo sonda". "Vamos a esperar", aseveró.

En las últimas semanas, los sindicatos ya habían vaticinado que los cinco paros de octubre no iban a ser los únicos en la factoría vitoriana antes de que acabara el año, si bien sus augurios apuntaban a nuevas suspensiones de actividad durante diciembre. El cese de la producción afectará a todos los talleres y al conjunto del personal de la planta, tanto directo como indirecto.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios