Ibex Insider

Entrecanales estalla contra el Santander por dejarle atado en Testa junto a Blackstone

El mundo del dinero encierra claves de poder y de intereses que explican el sentido de muchas operaciones, movimientos y desenlaces. Ibex Insider ofrece pistas para entender a sus protagonistas

Foto:

La venta de la inmobiliaria Testa ha dejado una herida abierta entre dos grandes del Ibex. José Manuel Entrecanales respira por la herida provocada por la operación que lideró Banco Santander para formalizar su salida (parcial) de la inmobiliaria junto a BBVA y Merlin, según confirman distintas fuentes del consejo de administración. El presidente de Acciona tuvo que aceptar los hechos consumados de que sus socios traspasaran un 50,01% al fondo Blackstone, un escenario muy alejado del previsto por la constructora, que solo hace tres meses soñaba con ser accionista de referencia de una cotizada residencial.

Ha sido una operación relámpago, ejecutada a cuatro manos entre Javier García Carranza (Banco Santander) y Diego San José (Blackstone), sin asesores ni intermediarios. Santander (36%), BBVA (25%) y Merlin (17% y participado por Santander) resolvían así el atasco generado por la cancelación de la salida a bolsa de Testa, prevista para junio, a un precio similar: Blackstone ha pagado 948 millones por la mitad (y el control) de la inmobiliaria, cuyo valor total queda fijado en 1.900 millones, similar al rango barajado para salir al parqué. Aunque la bronca no ha sido por la valoración, el malestar es cuestión de poder y dinero.

Durante 48 horas, la operación estuvo en el aire. Según fuentes próximas a la inmobiliaria, el sábado 13 de septiembre Testa convocó a sus consejeros para una reunión extraordinaria el domingo con un único orden del día: aprobar el acuerdo alcanzado por los socios vendedores con el comprador. Acciona se enteró por 'mail' de la consumación. La constructora pudo igualar la oferta de Blackstone (cláusula de derecho de tanteo), pero descartó jugarse 900 millones de euros para controlar la compañía. Al quedarse fuera, su participación era innecesaria para ofrecer un 50,01% al fondo, requisito necesario para el comprador.

El presidente de Acciona se enteró con hechos consumados de que sus socios traspasaban un 50,01% al fondo Blackstone

Pese a que las condiciones económicas son similares a la OPV (y mejores que otras ofertas descartadas), esta solución con Acciona fuera del pacto ha dejado a Entrecanales en un escenario muy diferente: de ser socio de referencia de una cotizada a depender de un gigante como Blackstone, que ahora tiene el control. De poder mandar y tener la llave de una prima de control, a ser accionista secundario en un proyecto donde decidirá otro. Dicho de otro modo, el valor de su 20% (fruto de la entrega de su negocio patrimonial) está en una compañía no cotizada y a merced de la estrategia de un socio mayoritario.

Según fuentes vinculadas a la operación, los intentos de García Carranza por aplacar el enfado de Entrecanales fueron infructuosos. Ni siquiera otros consejeros fueron capaces de mediar con el presidente de Acciona, que considera desleal la forma de actuar del banco, que continuará como accionista de Testa con un 29%. Acostumbrado a ganar casi siempre, el 'hereu' de la constructora ha quedado como un convidado de piedra en el acuerdo firmado entre Santander y Blackstone. Solo una sentada de los dueños, Entrecanales-Botín, puede arreglar el incendio provocado hace una semana.

Orcel siempre gana

El nuevo consejero delegado del Banco Santander está acostumbrado a ganar. Su carrera profesional en la City le ha convertido en uno de los banqueros mejor pagados del sector (bonus de hasta 30 millones de euros). Acostumbrado a esos registros, el espectacular movimiento dado para servir a las órdenes de Ana Botín también tiene mucho de táctico para la propia carrera de Andrea Orcel. El ejecutivo italiano, presidente del negocio de banca de inversión de UBS, había quedado fuera de la carrera por suceder a Sergio Ermotti el próximo año. Su rival y compañero, Martin Blessing, copresidente del área de banca privada, cuenta con más opciones. Con ese horizonte por delante y a sus 55 años, la oportunidad de dar otro salto para seguir ganando era el rojo del banco español.

¿Un cotizado entre rejas?

El pasado mes de agosto, Ignacio Foncillas causó baja del consejo de administración de Carbures, donde ocupaba asiento desde 2015 tras convertirse en accionista de referencia de la mano del fondo Black Toro. El hecho relevante aludía al genérico “motivos de salud” para justificar su salida. Sin embargo, su ausencia esconde una realidad mucho más relevante. A finales de junio, el abogado e inversor español alcanzó un acuerdo con la oficina de la Fiscalía del distrito sur de Nueva York por el que reconoce su participación en el movimiento de dinero de clientes (nueve millones de dólares) entre cuentas de EEUU y México al margen de los requisitos legales. Su futuro judicial se resolverá el próximo 8 de noviembre. Afronta posible pena de cárcel de hasta cinco años.

Prisa versus Godó

Las viejas relaciones que Jesús Polanco y Javier Godó tejieron entre Prisa y Godó forman parte de la historia. El lanzamiento de una edición matinal en catalán de la Cadena SER, donde la familia Godó es accionista y se sienta en su consejo de administración, ha generado un claro enfado por parte del editor catalán, que ve amenazado su negocio radiofónico de RAC1, la emisora líder en Cataluña. Las participaciones cruzadas tejidas en el pasado por los dos magnates de la prensa para no disputarse negocios pueden quedar cuestionadas después de este movimiento hostil. García Guillén y Gavela no han pedido permiso a los Godó para disputarles su mercado natural. Está en juego la lucha por la audiencia y por la influencia de la convulsa plaza catalana.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios