veta la ruptura entre los socios

Lo que la banca se juega en el fraude del jamón de Vall Companys y Blai Parés

Los bancos tienen en Osona, filial de los dos grupos cárnicos catalanes en el centro del escándalo, un riesgo de 175 millones. La investigación de la Guardia Civil asusta a las entidades

Foto: Corte de una pieza de jamón. (Foto: iStock)
Corte de una pieza de jamón. (Foto: iStock)

Los grandes bancos españoles observan con inquietud el avance de la macroinvestigación de la Guardia Civil en Valencia, Andalucía, Extremadura y Castilla y León en torno a Comapa y su matriz, Osona Intensiva. Esta última compañía pertenece a los grandes grupos cárnicos catalanes Vall Companys (familia Vall Esquerda, un 28%) y Blai Parés (40%). Comapa, filial al 100% de Osona, está en el foco por, presuntamente, vender jamones de cebo como si fueran de bellota a precios muy bajos en Carrefour, Consum o Masymas. Y por reintroducir en la cadena alimentaria a través de esas cadenas de distribución —y otras vías— decenas de miles de kilos de jamones, paletas y loncheados cuya fecha de consumo preferente se había sobrepasado. Es decir, estaban caducados.

Una inquietud basada en los al menos 175 millones de euros que entidades como Santander, BBVA o Sabadell, fundamentalmente, suman en riesgo en Osona. Cantidad distribuida entre préstamos, créditos y líneas de 'factoring' a cierre de 2016, según las últimas cuentas depositadas. Las investigaciones del Instituto Armado comenzaron a finales de 2017, por lo que en ese año el volumen de ese riesgo se habría previsiblemente incrementado. De hecho, los ingresos de Comapa pasaron de 340 a 420 millones de 2016 a 2017, lo que convierte a la firma en líder en distribución de jamón curado en España, por delante de Campofrío o El Pozo, con unos 4,5 millones de piezas.

El estallido del escándalo, como El Confidencial avanzó en enero pasado, llevó según varias fuentes empresariales a que los bancos vetaran la salida de Vall Companys del capital de Osona, que se negoció en 2017 y se iba a ejecutar a inicios de este año. Su 28% se habría valorado en ocho millones y los compradores de ese paquete serían el propio Blai Parés y la empresa Fleku Treinta, que posee otro 10% de Osona. Esta última firma tiene como apoderado a Jaime Álvarez Fra, director general de Comapa. Su hermano, David Álvarez Fra, es el director comercial y verdadero hombre fuerte de la compañía, aunque no figura pública ni oficialmente vinculado a ella, según las mismas fuentes empresariales.

Resumen de los pasivos de Osona, dueña de Comapa. (Fuente: Registro Mercantil)
Resumen de los pasivos de Osona, dueña de Comapa. (Fuente: Registro Mercantil)

Comapa asegura que ese intento de salida no se produjo y que los bancos no jugaron ningún papel. Y se reafirman en la idea, ya transmitida a este medio en julio, sobre el compromiso de Vall Companys de mantenerse en el accionariado de Osona-Comapa este año y el que viene.

Directivos clave... y discretos

Junto al papel discreto que juega David Álvarez, tiene una responsabilidad interna igualmente muy relevante Sergio Monpel. El responsable de producción de Comapa desde hace dos años estuvo vinculado previamente al matadero de Béjar (Salamanca) como director. Las investigaciones de la Guardia Civil en Salamanca incluirían, según fuentes cercanas al cuerpo policial, la relación de ese matadero con Comapa y su presunta operativa fraudulenta. Comapa no produce ningún jamón, todos los revende, por lo que las relaciones con mataderos y secaderos son fundamentales en su modelo de negocio.

Accionistas principales de Osona, dueña de Comapa. (Fuente: Registro Mercantil)
Accionistas principales de Osona, dueña de Comapa. (Fuente: Registro Mercantil)

En junio pasado salió además del consejo de administración de Comapa el directivo Jaime Closas, hijo del conocido actor catalán del pasado siglo Alberto Closas. Ocupaba un puesto en el consejo desde 2013. Closas sigue vinculado como directivo al grupo y está encargado de las relaciones con clientes clave como Carrefour. El grupo de distribución francés ha devuelto miles de piezas de jamón y paleta a Comapa tras estallar el escándalo y decretarse alertas sanitarias en Valencia y Andalucía sobre algunas marcas de jamón ibérico de cebo, singularmente Oro de la Ermita.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios