ARRUINADOS POR UN ENREDO BUROCRÁTICO

Forzados a dar su finca y sus ahorros a un gigante inmobiliario: "Nunca firmamos nada"

Un matrimonio se siente engañado por la constructora del macroproyecto Ciudad del Transporte de Guadalajara. Su finca es la única que aún no se está desarrollando

Foto: Domingo Magro y Concha Herraiz en su finca, con la Ciudad del Transporte al fondo. (David Brunat)
Domingo Magro y Concha Herraiz en su finca, con la Ciudad del Transporte al fondo. (David Brunat)

Domingo y Concha tenían un pequeño terreno en lo alto de un páramo en Marchamalo (Guadalajara). Allí pasaban sus fines de semana, hacían sus celebraciones y volcaban sus ilusiones de jubilación. Ahora, sin saber muy bien cómo, se encuentran con que se han quedado sin terreno y han contraído una deuda de 28.941,26 euros que no saben cómo van a pagar. Ese es el trato que les impone el plan de desarrollo Puerta Centro - Ciudad del Transporte, el macroproyecto logístico que se está construyendo en Guadalajara y gran apuesta económica del Gobierno de Castilla-La Mancha. Su finca forma parte de ese plan, pero Domingo y Concha nunca lo supieron hasta que ya fue demasiado tarde.

La maquinaria pesada y los camiones ruedan frenéticamente moviendo tierras y materiales de construcción. La primera fase del complejo industrial ha de empezar a funcionar en octubre. Desde la finca, situada en un extremo de las 200 hectáreas del proyecto, las vistas sobre la obra son formidables, pero Domingo y Concha no quieren ni mirar. Llevan meses en un estado de ansiedad insoportable. "Es oír los motores y los pitidos y empezar a darle vueltas a la cabeza hasta volvernos locos. Yo estoy que no vivo", suspira Domingo. "Me quitan la finca y me piden un montón de dinero sin que yo haya firmado nunca un papel, sin que me hayan dado otra opción. Es surrealista".

Domingo y Concha en la explanada de su finca de 1.000 m2. (D. B.)
Domingo y Concha en la explanada de su finca de 1.000 m2. (D. B.)

La Ciudad del Transporte ocupará 200 hectáreas entre Guadalajara y Marchamalo.
La Ciudad del Transporte ocupará 200 hectáreas entre Guadalajara y Marchamalo.

La pesadilla de este matrimonio de Guadalajara comenzó hace nueve años, cuando el solar en el que se sitúa su propiedad fue designado para albergar la Ciudad del Transporte, una de la mayores apuestas económicas de Castilla-La Mancha en los últimos tiempos. La empresa Desarrollos Tecnológicos y Logísticos (DTL), filial de la constructora alcarreña Hercesa, convocó a todos los propietarios afectados para informarles del proyecto y de sus derechos. Básicamente, se les dio la opción de vender sus terrenos o de quedarse y participar en el plan de desarrollo a cambio de otras prebendas. A todos se les notificaría cada paso por escrito y podrían decidir.

Domingo acudió a esa reunión. Los técnicos aún dudaban si su finca, situada en uno de los márgenes, sería reclamada para el proyecto. "Veía que a mis vecinos les iban notificando e iban vendiendo sus fincas a buen precio y a mí no me llegaba nada, así que pensé que al final yo no entraba. Pasaba el tiempo y me preguntaban extrañados '¿oye y tú no vendes?', y les respondía que yo no había recibido nada. Fui a enterarme y me dijeron que mi parcela no entraba, que al final solo cogían las del llano. Al final me han acabado reconociendo que los topógrafos se equivocaron tres veces", recuerda. Entretanto, Domingo y Concha continuaban mejorando la finca rústica de 1.000 metros en la que habían invertido sus pocos ahorros y todo su tiempo libre desde que la compraron hace 27 años.

Concha Herraiz riega las plantas en su finca, que pronto deberá abandonar. (D. B.)
Concha Herraiz riega las plantas en su finca, que pronto deberá abandonar. (D. B.)

La situación se torció en el año 2014. "De repente recibimos una carta en la que nos informan de que entramos en el PAU [Programa de Actuación Urbanística] a construir con ellos. Nos dicen que a cambio de cederles nuestra finca rústica de 1.000 metros nos dan 500 metros de suelo industrial en otro sitio y que les tenemos que pagar 28.941,26 euros en concepto de gastos de urbanización del polígono", resume Concha. Alarmado, el matrimonio acudió al Ayuntamiento de Marchamalo y descubrió que nunca fueron notificados porque el consistorio había estado enviando las cartas a la dirección del anterior propietario.

La constructora, una vez convertida en propietaria mayoritaria del PAU, puede obligar legalmente a los pequeños propietarios a aceptar sus condiciones

Al no haber recibido las notificaciones, Domingo y Concha dejaron pasar sin saberlo el período de información pública y la posibilidad de negociar la compraventa con DTL, dando a entender así que no querían vender sino participar en el desarrollo. Y una vez la constructora se hubo hecho con la propiedad de la mayoría de los terrenos, pudo legalmente obligar al matrimonio a aceptar la recalificación de su finca a cambio de 500 metros de terreno industrial en una parcela apartada de 5.000 metros, en copropiedad proindiviso junto a otros 10 titulares. Es decir, que ya convertida en propietaria mayoritario del PAU de la Ciudad del Transporte, la constructora no estaba obligada a comprar más terrenos y a ese derecho se acoge ahora para exigirle al matrimonio que desaloje la finca.

Se trata de una cláusula legal diseñada para evitar que pequeños propietarios puedan demorar desarrollos de especial interés económico, pero que en la práctica ha derivado en no pocos abusos por parte de las empresas constructoras, hasta el punto de que la propia Comisión Europea tuvo que intervenir en el pasado para ponerle freno.

Construcción de la primera fase del proyecto, que acogerá a la multinacional XPO. (D. B.)
Construcción de la primera fase del proyecto, que acogerá a la multinacional XPO. (D. B.)

Una tasación mínima

La tasación de los elementos de la finca de Domingo y Concha es la segunda pata de este aparente abuso. Los técnicos han valorado los vuelos, es decir todo lo que ocupa la superficie, en unos magros 9.716,44 euros. "Ya solo el muro y el vallado que rodea la finca cuesta eso", protesta Domingo. Como los gastos de urbanización ascienden a 38.657,70 euros, si se resta el precio de los vuelos el saldo queda son esos 28.941,26 euros a pagar.

Domingo y Concha denuncian que ningún técnico les ha contactado nunca para visitar la finca. "Nos dicen que solo tenemos dos cobertizos y es mentira. Hay dos naves agrícolas construidas que hasta hace poco fueron núcleo zoológico, tenemos un pozo, canalizaciones, una pérgola, herramientas de trabajo profesionales, muebles, son más de 60.000 euros invertidos más la mano de obra que ya ni la cuento. ¿Dónde quieren que meta todo esto, que lo tire a un vertedero, que se lo regale?", exclama Domingo. Su mujer insiste: "No queremos especular, no queremos atrincherarnos, solo queremos que nos hagan una tasación justa y nos compensen como al resto de propietarios. Cuando lo hagan nos iremos sin dar problemas, pero ahora mismo nos están condenando a la ruina".

Extracto de la última comunicación recibida por Domingo y Concha.
Extracto de la última comunicación recibida por Domingo y Concha.

Como ejemplo, el matrimonio muestra el documento de compraventa de uno de sus vecinos con DTL, sociedad creada por Hercesa para desarrollar la Ciudad del Transporte. Le pagaron 72 euros por metro por una finca de 2.500m², el precio medio que se ofreció a todos los propietarios. En total, 180.000 euros por el terreno más luego los vuelos, que tasados presencialmente ascendieron a 46.000 euros. "Les hemos pedido lo mismo, 72 euros por metro. Eso serían algo más de 90.000 euros más los vuelos. Pero Hercesa me dice que no tiene dinero para comprar. Lo único que hicieron fue ofrecernos una finca de 1.000 metros perdida en un monte de Cañizar, a 40 kilómetros de Guadalajara, y que he confirmado que no vale más de 580 euros. Es humillante", cuenta Domingo.

Una de las dos naves agrícolas construidas en la finca. (D. B.)
Una de las dos naves agrícolas construidas en la finca. (D. B.)
El matrimonio asegura que ha invertido más de 60.000 euros en materiales. (D. B.)
El matrimonio asegura que ha invertido más de 60.000 euros en materiales. (D. B.)

El matrimonio presentó una denuncia contra el Ayuntamiento de Marchamalo por su error en las notificaciones y contra DTL por negligencia en la tasación. Sin embargo, el juzgado de lo contencioso-administrativo número 1 de Guadalajara desestimó hace dos meses la demanda, lo que supuso un palo enorme para el matrimonio. Entre otros argumentos, el juez les achaca no haber acudido nunca al Registro de la Propiedad a actualizar la titularidad de la finca, lo que exculpa al Ayuntamiento de Marchamalo, y no haber aportado en todo este tiempo las escrituras, documento del que sí disponen. El consistorio alegó ante el juez que "consta la notificación personal a Domingo Magro" en el año 2014 y que el afectado podría en todo caso haberse informado mediante el Diario Oficial de Castilla-La Mancha. En cuanto a la tasación, el juez encuentra que, "aunque se hiciera por fuera, se giró visita de comprobación a los elementos (...) teniendo en cuenta criterios objetivos".

La sentencia está recurrida ante el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha, cuya resolución, que se espera para septiembre, será firme. Si vuelven a perder, Domingo y Concha deberán entregar las llaves de su finca y hacer frente a una deuda de 28.941,26 euros a riesgo de embargo de sus bienes, que se limitan a un viejo todoterreno y a un piso de protección oficial en los barrios humildes de Guadalajara.

Una de las naves ha sido acondicionada como comedor y zona de recreo. (D. B.)
Una de las naves ha sido acondicionada como comedor y zona de recreo. (D. B.)

Apego a la ley

Fuentes cercanas a Hercesa insisten en que la constructora "ha seguido escrupulosamente la ley" y califican al matrimonio de "chantajistas" que "se quieren aprovechar del proyecto para ganar dinero". "El desarrollo de la Ciudad del Transporte se ha hecho siempre con respeto a la legalidad, de ahí que se hayan tardado tres años en completar todos los trámites", indican esas fuentes. "Pero estos propietarios han sido conflictivos desde el principio, han amenazado a los trabajadores y ahora quieren extorsionarnos. Les hemos dado un trato especial al permitirles estar en la finca hasta el inicio de las obras. También tenían la opción de acudir a la Justicia y la han utilizado. Ahora hay una sentencia judicial clara que invalida todo lo que están diciendo y aunque no quieran se tienen que marchar".

Conscientes de que están entre la espada y la pared, Domingo y Concha ya casi no visitan la finca en la que querían pasar su tiempo de ocio en la jubilación. De hecho, Domingo, de 62 años, lleva unos meses jubilado y nada es como había soñado. "Tengo ahí guardado un columpio para mi nieta y ni lo he puesto, no me quedan ganas de nada. Lo estamos pasando fatal. Solo vengo a darle de comer a mis dos perros pero estoy destrozado por dentro", dice. "Mi vida era esto, yo venía aquí y me entretenía forjando o haciendo arreglos. Metido en un piso me muero y los bares ni los piso".

El litigio ha sido elevado al TSJ de Castilla-La Mancha. "Nos tendrán que sacar con los pies por delante", avisa el matrimonio

El matrimonio asegura que si el TSJ de Castilla-La Mancha falla en su contra se van a encerrar en su finca hasta el último momento. "Cuando vengan a desalojarnos nos encontrarán aquí y nos tendrán que sacar con los pies por delante. Esto es nuestra casa y nos están estafando. No voy a permitir que alguien que va a enriquecerse con este proyecto, que piensa invertir un montón de millones, venga a reírse de mí a decirme que no puede pagarme nada y que encima le debo dinero. Que se queden los 500 metros esos que nos dan si quieren, yo no quiero para nada un terreno muerto del que no soy ni propietario y del que encima tengo que pagar la contribución", suspira él.

Del otro lado advierten: "Cuando haya sentencia firme pediremos que se aplique la ley. Una reclamación injusta y no apegada a la verdad como la de estas personas no puede detener un proyecto tan importante para Guadalajara". La Ciudad del Transporte contempla una inversión total de más de 400 millones para crear una enorme plataforma logística en la que operarán gigantes como la americana XPO, quien prestará servicios a Inditex desde finales de año. Se prevé la creación de más de 3.000 puestos de trabajo.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
32 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios