dispuestos a comprar hasta el 30% del capital

Carlyle y Blackstone quedan finalistas en la puja por Cepsa por 4.000 millones

Los dos fondos de capital riesgo son los seleccionados por Mubadala para adquirir una participación minoritaria en la petrolera española controlada por Abu Dabi

Foto: Una gasolinera de Cepsa en Madrid. (EFE)
Una gasolinera de Cepsa en Madrid. (EFE)

Mubadala Investment, la sociedad instrumental del emirato de Abu Dabi dueña de Cepsa, ya ha seleccionado a los dos finalistas de la subasta para entrar en el capital de la petrolera española. Según han confirmado fuentes próximas a la operación, Carlyle y Blackstone son los que han pasado el corte para hacerse con una de las participaciones más deseadas del sector energético a nivel internacional. La decisión final se adoptará a principios de septiembre.

Blackstone y Carlyle son los que han presentado las ofertas más interesantes para el emirato de Oriente Medio, propietario del 100% de la compañía con sede en Madrid. Con el asesoramiento de Rothschild, Mudabala se ha decantado por estos dos fondos de capital riesgo pese al interés de compañías industriales como la holandesa Vitol o el también ‘private equity’ de Singapur, Diamond Capital. CVC Capital Partners, que esta primavera se hizo con el 20% de Naturgy por 3.800 millones, quedó asimismo descartado semanas atrás.

Ahora falta la decisión más complicada, puesto que Mudabala sigue jugando con dos opciones, lo que se conoce en el mercado financiero como 'dual track'. Es decir, a una venta directa del 30% a Blackstone o a Carlyle, o a salir a bolsa mediante una Oferta Pública de Venta (OPV) de acciones. Cabe incluso una tercera vía, que es colocar un paquete minoritario del 10% a uno de los dos citados finalistas y realizar en paralelo una OPV en la bolsa española.

Cabe incluso una tercera vía, que es colocar un paquete minoritario del 10% a uno de los dos citados finalistas y realizar en paralelo una OPV

El fondo de capital riesgo que más interés ha mostrado ha sido Blackstone. Es socio en el negocio inmobiliario del Banco Santander, primer acreedor de Cepsa, y recientemente ha comprado la empresa de juegos Cirsa por 2.000 millones. Es, probablemente, el ‘private equity’, que más ha invertido en España desde el estallido de la crisis, tanto en el sector del ‘real estate’ –hace unas semanas se hizo con la sede del Grupo Planeta en Barcelona- como en el hotelero.

Por su parte, Carlyle se ha interesado por muchas compañías en España, como Santillana y Bimba y Lola, pero le ha costado cerrar alguna de estas transacciones por los altos precios que se han estado pagando. Su última gran adquisición ha sido la toma de control de Codorníu por unos 390 millones de euros. Ambos están dispuestos a pagar los entre 3.500 y 4.000 millones en los que se valora el 30% de Cepsa.

Foto de archivo del logo del grupo Carlyle. (Reuters)
Foto de archivo del logo del grupo Carlyle. (Reuters)

Un momento caliente

Mubadala tiene previsto decidir qué hacer con Cepsa en la primera semana de septiembre, fecha para la que tiene previsto un consejo de administración que aprueba cualquiera de las tres alternativas que tiene encima de la mesa. Un factor que influirá de forma sensible en la vía a elegir será el estado de los mercados de capitales tras la tormenta sufrida por la lira turca en las últimas semanas y la tensión por la guerra comercial declarada por Estados Unidos a gran parte del mundo, tanto a China, como a Canadá, México y Europa.

De momento, el precio del petróleo, la otra gran variable, no se ha resentido en exceso. Aunque el barril de Brent está lejos de los casi 80 dólares que llegó a tocar a finales del mes de junio, casi ninguna de las compañías había apostado internamente por tener el precio del oro negro por encima de los 70 dólares a los que aún cotiza actualmente (71,81 dólares).

Gracias precisamente a esta cotización, Cepsa ganó un 18% más en la primera mitad del año. El resultado neto acumulado de la compañía entre enero y junio de 2017 se situó en los 412 millones de euros, según informó a principios de agosto la petrolera que preside Pedro Miró. El área de negocio que más aportó fue la de refino, que obtuvo un benefico de 321 millones, un 64% más que el año anterior. No obstante, sin extraordinarios, el beneficio hubiera caído un 20%.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios