cambio en la estructura de comisiones

BBVA, Caixa y Bankinter activan comisiones de custodia en fondos o depósitos

La plataforma de fondos de terceros de BBVA cobra custodia, CaixaBank ofrece la opción en banca privada y Bankinter impondrá una tasa a los depósitos de los institucionales

Foto:

La banca inicia cambios en la estructura de las comisiones. Las entidades modifican la factura que cobran por algunos de sus servicios y que supone una de las principales palancas de crecimiento de la parte alta de sus resultados. Por primera vez, varios grandes bancos españoles han activado las comisiones de custodia, algo que hasta ahora solo hacían los servicios de bróker en acciones o bonos.

BBVA ha creado una plataforma de 2.400 fondos de terceras gestoras, todas ellas internacionales, disponibles para los clientes de la entidad. En los últimos años, ante la presión regulatoria que culmina con MiFID II este año, los bancos han incorporado más fondos de terceros en banca privada, carteras gestionadas o el producto estrella en la red en 2018, los fondos de fondos.

Los fondos de terceros entran en los vehículos que vende de forma masiva la entidad, como la gama Quality, la más exitosa en captación de dinero durante el último año. También sirven para las carteras delegadas de clientes de 60.000 hasta 300.000 euros, y a partir de esta cifra en banca privada. Hasta aquí, en línea con el resto de competidores, pero además ha lanzado una plataforma de fondos de terceros solo comparable en Bankinter.

El banco que preside Francisco González ha sido pionero desde la rama de BBVA Asset Allocation, que preside Luis Megías. El supermercado de fondos opera desde finales del año pasado como una opción de autoservicio para los clientes, que pagan unas combinaciones de comisiones por retrocesión (parte de la comisión de gestión que se queda el distribuidor, en este caso BBVA) y de un 0,3% de custodia, algo no visto hasta ahora en la industria española de fondos.

Otra entidad que ha iniciado las comisiones de custodia es CaixaBank para su negocio de banca privada. La entidad catalana, que mudó su sede social en octubre, maneja un rango de 2.000 fondos de terceros para los clientes del servicio de asesoramiento independiente reservado para grandes patrimonios, CaixaBank Wealth.

Los clientes de banca privada también pueden comprar sin asesoramiento estos fondos, en cuyo caso el banco presidido por Jordi Gual factura por la vía tradicional de las retrocesiones o, si el inversor lo prefiere, con una comisión de custodia que alcanza el 0,6% del saldo medio de sus posiciones en productos de terceros.

Hay gestoras que han aprovechado que la inversión en fondos está en máximos para subir comisiones y otras las han bajado, aunque la media aumenta

Estas nuevas comisiones no implican necesariamente un incremento del coste de inversión para el cliente, sino un cambio en la forma de facturar de las entidades. Además, las comisiones de custodia son mucho más transparentes que las retrocesiones tradicionales, ya que los clientes tenían difícil saber cuánto se quedaba el distribuidor de su dinero solo por venderle un fondo. MiFID II incide en la transparencia sobre los costes. La normativa europea entró en vigor el 3 de enero, aunque aún no está transpuesta en España, donde es una de las tareas más acuciantes del Ministerio de Economía. Por ahora, "hay gestoras que han aprovechado que la inversión en fondos está en máximos para subir comisiones y otras las han bajado, aunque la media ha aumentado", advierte Pablo Souto, asesor financiero y experto de iAhorro.

Depósitos de institucionales

El caso de Bankinter es muy diferente. Los primeros espadas de la entidad llevan dos o tres años siendo muy críticos con la política de tipos al 0% del Banco Central Europeo (BCE). Bankinter empezará a cobrar comisiones de custodia a los depósitos de institucionales, como empresas, aseguradoras u otros bancos, según confirmó tras la última presentación de resultados la directora financiera, Gloria Hernández. Esta práctica ya se está viendo en Europa entre algunas grandes firmas.

“Cobraremos a los institucionales igual que nos cobra el BCE a nosotros”, aseguró la ejecutiva. De hecho, la autoridad monetaria que preside Mario Draghi impone un tipo de interés de facilidad de depósito negativo, del -0,4%, para el dinero que aparcan en Fráncfort los bancos sin que fluya a la economía, precisamente porque el BCE tiene el objetivo de que se canalice hacia la financiación a empresas y familias para dinamizar la actividad económica, potenciar el crecimiento y, como derivada, impulsar la inflación.

Importancia de las comisiones

Precisamente, la política monetaria de tipos bajos, que se mantendrá al menos hasta el verano de 2019, hunde la rentabilidad del negocio tradicional de la banca de captar y prestar dinero. Por ello, el incremento de comisiones es fundamental para que los bancos defiendan la parte alta de la cuenta de resultados, especialmente con el negocio en España.

Durante los seis primeros meses del año, las comisiones generadas en España por los ocho bancos cotizados en bolsa rozaron los 3.200 millones de euros, un 10% más que en el mismo periodo del año anterior, alcanzando ya cerca del 40% del margen bruto. Contando también los negocios internacionales de la gran banca, los ingresos por comisiones aumentaron un 2%, hasta los 5.332 millones.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios