ELENA LEÓN, directora global de regulación

Galán reordena de nuevo la cúpula directiva de Iberdrola, despidos incluidos

El presidente de la eléctrica ha prescindido del director general de recursos humanos, nombrado hace apenas un año, y ha cambiado al responsable de regulación

Foto: Sede central en Bilbao de Iberdrola.
Sede central en Bilbao de Iberdrola.

Ignacio Sánchez Galán suele tensionar a su equipo directivo más cercano para mantener caliente la energía. Con este fin, el presidente de Iberdrola comunicó internamente nuevos cambios en la cúpula ejecutiva de la compañía el pasado jueves. El más llamativo es la destitución de Baldomero Navalón, responsable de recursos humanos y servicios globales de la eléctrica, que apenas ha estado año y medio en el cargo.

Así lo han confirmado fuentes próximas a Iberdrola, que relativizan el relevo de Navalón, un hombre que llevaba 17 años en el grupo y que había pasado por las direcciones del negocio de generación hidráulica, el liberalizado en Europa continental, el de renovables y la gestión del patrimonio. En febrero de 2017 relevó en recursos humanos a Ramón Castresana, ahora director general de la Fundación Iberdrola, tras la polémica sobre los regalos concedidos a los sindicatos para firmar el último convenio colectivo.

El cargo de Navalón, cuyo destino se desconoce entre rumores de despido, lo va a ocupar ahora José Ángel Marra Rodríguez, que se incorporó a la compañía en 2009 como director financiero de la filial de renovables. Marra, que durante nueve años fue director financiero de Indra y anteriormente trabajó en BBVA, era director de servicios y responsable de las áreas de planificación, inversiones, prospectiva, tecnología, dirección técnica y renovables.

Otro de los cambios relevantes es el de Julio Castro, director global de regulación de Iberdrola, cuya función va a ser ocupada por Elena León. Castro pasa ahora a la división de renovables, mientras que León dependerá directamente de Francisco Martínez Córcoles, el número dos de toda la compañía como director general de negocios y consejero ejecutivo. Fuentes internas aseguran que se trata de una de las directivas con más proyección en la compañía.

Estos movimientos llegan después de que, en primavera, Galán cambiase la estructura de las filiales de Iberdrola, con el nombramiento de consejeros delegados para cada una de las subsidiaras de España, Escocia y México. En concreto, designó a Ángeles Santamaría, Keith Anderson y Enrique Alba como nuevos CEO de España, ScottishPower y el país latinoaméricano. Estos tres ejecutivos se unieron a los dos consejeros delegados que ya venían ejerciendo esta función, James Torgerson en Avangrid (Estados Unidos), y Mario Ruiz Tagle en Neoenergia (Brasil).

Sede de Iberdrola en Madrid. (Reuters)
Sede de Iberdrola en Madrid. (Reuters)

Limpieza en ingeniería

El verano pasado, Galán sacrificó a la cúpula directiva de Iberinco, la filial de ingeniería y construcción que tantos problemas legales y de reputación ha provocado a Iberdrola. El presidente del grupo decidió la salida del consejero delegado de esta compañía, del director financiero y de los responsables de redes y generación.

En concreto, se produjeron las bajas de Tomás Muruzabal, elegido en 2015 consejero delegado de Iberinco en sustitución de Federico de la Hoz, el ejecutivo que asumió esta función en 2012 cuando Galán despidió de forma fulminante a toda la alta dirección de esta subsidiaria tras el escándalo de corrupción en Letonia. Hoy, ninguno de los dos está en la compañía. De la Hoz se vio forzado a dejar la dirección general de la Fundación Iberdrola, donde acabó tras salir de Iberinco, y Muruzabal ha sido oficialmente prejubilado a los 61 años.

Lo mismo ocurrió con Enrique Picatoste, director de generación de la filial, y Ángel Fernández, máximo responsable del negocio de redes. Suerte parecida corrieron Iñaki Barriocanal, responsable de redes en España, Ramón Fernández Olmedo, director financiero de Iberinco, y Jorge Nieto, director general de proyectos en Estados Unidos, un país donde Iberdrola tiene uno de los mayores problemas de ejecución de uno de sus grandes contratos.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios