reserva una parcela de 40.000 metros cuadrados

La apuesta más personal de Carmena: llevar Ciudad de la Justicia a operación Chamartín

La alcaldesa está dispuesta a poner toda la carne en el asador para trasladar la Ciudad de la Justicia de Valdebebas a Chamartín, donde ya ha identificado una parcela de 40.000 metros cuadrados

Foto: Maqueta del diseño definitivo de operación Chamartín.
Maqueta del diseño definitivo de operación Chamartín.

Su pasado como jueza la avala. Manuela Carmena es una férrea defensora de la necesidad que tiene la Justicia española de concentrar en un mismo espacio, y renovar, todas las instalaciones de este cuerpo, un proyecto inicialmente proyectado en Valdebebas, uno de los nuevos barrios del norte de Madrid, que ahora la alcaldesa aspira a trasladar a Madrid Nuevo Norte (MNN), nombre con el que ha sido rebautizada la operación Chamartín.

De hecho, la regidora aprovechó la presentación, este viernes, del diseño definitivo de MNN para destapar las gestiones que está llevando a cabo para conseguir que este ambicioso proyecto recale en la nueva operación Chamartín. "Yo, personalmente, creo que el sitio es absolutamente idóneo", reconoció Carmena, quien aseguró también haber trasladado ya estos planes tanto al actual presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, como a su predecesora en el cargo, Cristina Cifuentes.

El interés de la regidora es tal que ya tiene localizada, incluso, la ubicación donde podría acogerse este ambicioso proyecto. Se trata de una parcela de 40.000 metros cuadrados de uso dotacional ubicada en la zona de Fuencarral-Malmea, espacio que el ayuntamiento también ha barajado destinar al nuevo centro operativo de la Empresa Municipal de Autobuses (EMT) en el supuesto de que, finalmente, no logre llevar ahí la Ciudad de la Justicia.

Para alcanzar este objetivo, antes se debe resolver el recurso ante el Tribunal Supremo presentado por OHL y Acciona el pasado mes de junio. Estas dos empresas resultaron vencedoras del concurso lanzado por la Comunidad de Madrid, bajo la presidencia de Ignacio González, para construir la Ciudad de la Justicia en Valdebebas. Pero, tras su llegada al poder, Cifuentes paralizó estos planes, que desde entonces se encuentran a la espera de que se pronuncien los tribunales.

Una vez se resuelva este conflicto, y en el supuesto de que el Supremo no falle en favor de OHL y Acciona, Carmena necesitaría un acuerdo con el Ministerio de Justicia para firmar un nuevo convenio que permitiera llevarse a MNN el proyecto, y con la Comunidad de Madrid. Consultados por este medio, desde la consejería de Justicia se han mostrado abiertos a todas las posibilidades, al reconocer su disposición a llevar a cabo un proyecto nuevo con el mayor consenso posible, siempre y cuando antes se pronuncie el Supremo.

"Hasta que no se despeje el frente judicial no podemos pensar en un proyecto nuevo. A largo plazo sí sería deseable, pero hasta que no se resuelva el recurso no se lo pueden plantear. Si es así, siempre se hará con el máximo consenso posible", ha reconocido un portavoz de la Consejería de Justicia de la Comunidad de Madrid, quien también ha recordado que ya se ha producido la reagrupación de las jurisdicciones de lo penal y lo civil de la Audiencia Provincial en la calle Santiago de Compostela; y que en otoño se inaugurará el núcleo penal en San Blas.

Además, en el entorno de la estación de Chamartín, las empresas públicas Adif y Renfe ubicarán sus futuras sedes, nuevas ciudades empresariales en las que aspiran a unificar todas sus actividades, que ahora tienen dispersas en diferentes oficinas. Además, la también estatal Correos está analizando la posibilidad de llevar a esta misma ubicación su cuartel general, según reconoció el propio ministro de Fomento, José Luis Ábalos.

Está previsto que el Ayuntamiento de Madrid conceda la aprobación inicial a Madrid Nuevo Norte a principios de septiembre, una vez la Comunidad de Madrid termine de analizar toda la documentación; mientras que la luz verde definitiva se espera para el primer trimestre del próximo año.

Durante el siguiente año o año y medio, según explicó el concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, se deberán desarrollar todos los instrumentos de gestión, tras lo cual llegarán los trabajos de urbanización y de dotar a las parcelas de los servicios necesarios, lo que significa que hasta dentro de cuatro o cinco años no empezarán a construirse viviendas.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios