sánchez de lerín, el más beneficiado

Telefónica paga 34 millones en finiquitos para borrar a la guardia de corps de Alierta

La compañía reconoce haber destinado 11,25 millones para abonar indemnizaciones tras la profunda remodelación de la cúpula aprobada el pasado mes de enero

Foto: El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete (i), y el consejero delegado de la multinacional, Ángel Vilà, en la junta de accionistas del pasado mes. (EFE)
El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete (i), y el consejero delegado de la multinacional, Ángel Vilà, en la junta de accionistas del pasado mes. (EFE)

Telefónica presentó este jueves unos resultados del primer semestre del año que fueron del gusto de los mercados, como refleja la subida del 3,5% de la cotización, la mayor alegría para sus accionistas en cinco meses. La operadora también detalló en su informe del periodo que el sueldo de sus ejecutivos se multiplicó casi por tres, debido al pago de las indemnizaciones que recibó parte de la cúpula directiva que salió en enero del grupo tras la remodelación acordada por José María Álvarez-Pallete. El presidente del grupo ha destinado ya más de 88 millones en borrar a la guardia de corps de César Alierta.

La compañía detalla que entre enero y junio gastó 17,70 millones de euros en retribuir a la alta dirección, frente a los 6,45 millones del mismo periodo de 2017. Esta subida del 174,41% se explica, según Telefónica, por la inclusión de la indemnización percibida por Ramiro Sánchez de Lerín García-Ovies, secretario general y del consejo de administración, que se desvinculó de la sociedad el pasado mes de enero.

Fuentes oficiales de la sociedad han declinado concretar si estos 11,25 millones de diferencia entre la remuneración habitual —6,45 millones— y la extraordinaria —los citados 17,70 millones— se corresponden íntegramente con lo percibido por el que era guardián del consejo de administración y del área jurídica, salpicado por el caso Rato como imputado, al ser la persona que firmó los contratos del que fuera presidente de Bankia y asesor de la propia Telefónica.

Sánchez de Lerín, un hombre de gran confianza de Alierta, salió de la empresa en la profunda reordenación directiva que aprobó Álvarez-Pallete y que supuso también las salidas de los presidentes de Telefónica de España —Luis Miguel Gilpérez— y de Telefónica Latinoamérica —Eduardo Caride—, además de Carlos López Blanco, responsable de Asuntos Públicos y Regulación. Pero la compañía no hace ninguna referencia a estos tres relevos para explicar el sustancial aumento de las indemnizaciones que ha abonado hasta junio. Los tres tenían acumulados fondos de pensiones por cantidades relevantes, que no se detallan.

Esta subida del 174,41% se explica, según Telefónica, por la inclusión de la indemnización percibida por Ramiro Sánchez de Lerín García-Ovies

Estos 11,25 millones pagados se suman a los 10,56 millones que percibió en 2016 Santiago Fernández Valbuena, el que fuera mano derecha de Alierta y candidato en la carrera por sucederle. Valbuena, también presidente de Telefónica Brasil, el motor del grupo, además de director financiero y responsable de estrategia, el primero del que prescindió Álvarez-Pallete debido a que había sido su rival por acceder a la presidencia. El ejecutivo se llevó asimismo otros 6,53 millones en concepto de plan de pensiones y 1,04 millones de 'stock options'. En total, hasta casi 23 millones de euros.

Con los números que son públicos, el presidente de Telefónica ha desembolsado 34,25 millones de euros para relevar a los hombres de confianza de su antecesor, César Alierta, que cuando dejó la compañía en 2016 percibió 54 millones en forma de plan de pensiones. Por lo tanto, hasta la fecha, la renovación de la cúpula de la operadora ha tenido un coste de 88,25 millones, cifra que redondeará casi los 100 millones si se tienen en cuenta las cantidades por sistemas de previsión social.

Resultados prometedores

Telefónica obtuvo un beneficio neto de 1.739 millones de euros en el primer semestre del año, tan solo un 8,6% más que en el mismo periodo de 2017, como consecuencia de la caída de los ingresos por el impacto de las divisas. Y es que la multinacional, que opera en varios países de Europa y Latinoamérica, redujo un 6,7% sus ingresos, hasta los 24.334 millones, aunque en términos orgánicos (a tipo de cambio constante y sin cambios en perímetro) fue un 2% superior a la cifra del mismo periodo del año anterior.

El resultado bruto de explotación (oibda) se situó en 8.102 millones, un 0,9% menos, aunque en términos orgánicos avanzó un 3,7%, mientras que el beneficio operativo (OI) fue de 3.697 millones de euros, un 9,7% más en términos reportados y un 10,3% más en términos orgánicos. La deuda neta se situó a cierre del mes de junio en 43.593 millones de euros, lo que representa una reducción interanual del 10,1%. En comparación con el cierre del primer trimestre, la disminución del pasivo alcanza los 382 millones.

Pese a la subida de este miércoles en bolsa, Telefónica acumula una caída del 6,1% en lo que va de año y de más de un 20% desde la llegada de Álvarez-Pallete.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios