Es noticia
El pelotazo que persigue Deutsche Bank con la fábrica de Cacaolat en Barcelona
  1. Empresas
Caso judicializado

El pelotazo que persigue Deutsche Bank con la fábrica de Cacaolat en Barcelona

La entidad, dueña de un tercio de la hipoteca que pesa sobre los terrenos, exige al dueño de los otros dos tercios hasta 16 millones por una posición que compró a Sareb hace un año por 10,2 M

Foto: Fábrica de Cacaolat en Barcelona. (Google Maps)
Fábrica de Cacaolat en Barcelona. (Google Maps)

En uno de los solares más codiciados del centro de Barcelona, los terrenos de la antigua fábrica de Cacaolat, la entidad alemana Deutsche Bank (DB) está buscando dar un castizo 'pelotazo', al haber exigido por su participación en este proyecto casi un 60% de ganancia respecto al precio que pagó hace apenas año y medio.

Unas intenciones que han sido llevadas ante los tribunales por el grupo inversor South Boston, que ha presentado dos demandas contra el banco germano en Barcelona y Madrid, que han sido admitidas a trámite.

El conflicto se resume en la compra por parte de Eneas, gestora de South Boston, de dos terceras partes del préstamo que tenía Proactiva BCN La Marina, antigua propietaria de la fábrica de Cacaolat, con Santander, BBVA y Sareb; operación que ascendió a 22 millones.

Foto: Fábrica de Cacaolat en Barcelona. (Google Maps)

El banco malo, tras negociar con Eneas venderle su tercio por 10 millones, optó por vender a DB por 10,2 millones en diciembre de 2016, compra que, según la demandante, el banco tenía prohibida por los acuerdos de confidencialidad y exclusividad que firmó con South Boston cuando negociaron, precisamente, una financiación para adquirir la participación de Sareb.

DB siempre ha defendido que dicho contrato lo firmó la unidad española, y que la compra del crédito se hizo desde la oficina de Londres, dando a entender que son dos sociedades independientes y, por tanto, que está legitimada tanto para adquirirlo como para, ahora, negociar una jugosa venta, al exigir a South Boston entre 15 y 16 millones por su posición, según aparece en la documentación a la que ha tenido acceso este medio y que acaba de ser incorporada al procedimiento judicial.

placeholder La privilegiada ubicación de la fábrica, cerca del puerto y del Parlament.
La privilegiada ubicación de la fábrica, cerca del puerto y del Parlament.

El demandante considera esta elevada expectativa de precio un claro intento de hacerle la palanca, ya que el banco está intentando aprovechar su posición para lograr una rápida y elevada ganancia, consciente de que South Boston necesita ese tercio para llevar adelante sus planes de desarrollar un gran proyecto residencial en los terrenos de Cacaolat.

"Queda, por tanto, confirmada la posición especuladora que ha mantenido Deutsche Bank desde que adquirió dicho tercio proindiviso: pretende obtener una rentabilidad de más del 50% desde el primer día en que realizaron la adquisición", señala South Boston en uno de sus escritos ante el juzgado de Barcelona.

Foto:

En esta plaza, el pasado febrero, las dos partes accedieron a intentar solucionar sus disputas mediante una conciliación, lo que llevó a la magistrada a retrasar la vista un año, confiando en que las negociaciones dieran sus frutos. En ellas, Eneas ha ofrecido a Deutsche Bank 11 millones, cifra que dista mucho de haber sido considerada por la entidad.

El banco, por su parte, considera que "las acciones ejercitadas por South Boston ante los tribunales carecen de fundamento alguno. DB AG adquirió el tercio del préstamo en cuestión de forma plenamente legítima y las acciones ejercitadas por South Boston y Eneas son improcedentes e innecesarias", según aparece en la documentación remitida al juzgado.

En el mismo escrito, DB justifica sus exigencias de precio en que, "en el pasado, ha habido opciones beneficiosas para ambas partes que situaban el valor de cada tercio del préstamo en su actual valor de mercado, es decir, entre 15 y 16 millones. DB AG confirma que el valor de mercado de un tercio del préstamo está en el intervalo mencionado".

Promoción inmobiliaria Sareb Barcelona
El redactor recomienda