Los precios han aumentado casi un 20%

Los clientes de Tesla en China, primeras víctimas de la guerra comercial con EEUU

El aumento se produce después de los aranceles impuestos el viernes, que afectan a los coches fabricados en EEUU que son exportados a China, entre ellos los vehículos de Tesla.

Foto: Un coche Model S de Tesla en una exposición en Beijing (China). (Reuters)
Un coche Model S de Tesla en una exposición en Beijing (China). (Reuters)

Los compradores de vehículos eléctricos de Tesla en China serán de los primeros consumidores que notarán las consecuencias de la disputa comercial entre Estados Unidos y China, después que la compañía norteamericana anunciara aranceles comerciales al país asiático y este tomase represalias.

Según Efe Dow Jones, los precios que aparecen en la página web china de Tesla han aumentado desde este fin de semana casi un 20%. Por ello, el Model S básico ahora cuesta aproximadamente 128.400 dólares (108.793 euros) frente a los 107.300 dólares (91.204 euros) de la semana pasada, mientras que el todo caminos Model X cuesta 140.100 dólares (118.999 euros), frente a los 117.100 dólares (99.521 euros).

Este incremento se ha producido justo después de que ambos países impusieran el viernes tasas por valor de 34.000 millones de dólares (unos 28.899 millones de euros) a sus productos respectivos, lo que afecta a los coches fabricados en Estados Unidos que son exportados a China, entre ellos los vehículos de Tesla.

Se da la circunstancia de que el pasado 1 de julio, el fabricante de coches eléctricos de Silicon Valley redujo los precios cerca de un 6%, después de que el Gobierno chino bajara los gravámenes a los vehículos importados del 25 al 15 %. Sin embargo, esa situación fue efímera. De momento, Tesla solo produce vehículos en Estados Unidos, aunque tiene previsto construir una planta en Shanghai para abastecer al mercado local.

El año pasado vendió 17.000 coches en China, su segundo mayor mercado en todo el mundo, y generó más de 2.000 millones de dólares (1.699 millones de euros) en ingresos.

Tesla no es el único fabricante de coches que produce vehículos en Estados Unidos y los envía a China: BMW, Daimler AG y Ford Motor venden en el país asiático automóviles importados de Estados Unidos.

Ford dijo la semana pasada que no planea elevar los precios de los coches vendidos en China e importados de Estados Unidos en respuesta al incremento de los aranceles. Ford comercializó en China unos 65.000 automóviles Lincoln importados el año pasado y 19.000 de la marca Ford, aunque más del 90% de las ventas de automóviles de Ford en China se fabricaron en el país. A su vez, Daimler ha adelantado que no prevé trasladar el 100% del aumento del coste a sus clientes.

Según los analistas, es poco probable que las ventas de productos de gama alta importados como los de Tesla sufran por las subidas de los precios, ya que los compradores de coches de lujo no suelen tomar decisiones de consumo en base al precio.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios