apuesta por firmas como Gestamp y cie

Por qué Volkswagen es el favorito de los inversores 'value' en lugar de Tesla

La gestora de fondos Buy&Hold cree que estamos en un momento ganador dadas las deprimidas valoraciones del sector del automóvil, al que califica de "maldito" por diversos motivos

Foto: Fábrica de Volkswagen en Kigali, Ruanda. (Reuters)
Fábrica de Volkswagen en Kigali, Ruanda. (Reuters)

El sector del automóvil está viviendo un 2018 complicado. De manera generalizada las automovilísticas cotizadas "comenzaron el año a precios altos de varios años y han acabado junio con fuertes correcciones", apunta la gestora de fondos Buy&Hold, que busca aprovechar las oportunidades que dejan estas caídas.

Ahí se fijan en Volkswagen, cuya ratio de precio sobre valor en libros es el más bajo en una década. "Volkswagen nunca ha cotizado a una ratio inferior en los últimos 10 años, ni siquiera en la terrible crisis del 2009", explica esta firma en su carta semestral.

La situación viene provocada por "la percepción de que el ciclo económico ha llegado a máximos y nos enfrentamos a una ralentización". Esta casa de inversión a largo plazo advierte de varios factores que contribuyen al mal momento de los fabricantes de automóvil:

1. Algunos fabricantes de automóviles americanos (Ford, General Motors) estiman que sus beneficios caerán en 2018.

2. El fabricante alemán Daimler advirtió el pasado 20 de junio que los beneficios esperados para el 2018 serán ligeramente inferiores a los del 2017, frente a una estimación anterior en que se esperaba que fueran ligeramente superiores. Las razones que citaban para este cambio eran el impacto de la implantación de tarifas a la importación de vehículos; mayores costes por la implantación de un nuevo sistema de control de emisiones; y la llamada a revisión de algunos modelos de Mercedes que han tenido problemas de calidad.

3. El fabricante de productos de iluminación Osram ha advertido en dos ocasiones que los beneficios del 2018 serán inferiores a los del 2017, y en la segunda ocasión ha citado como una de las causas la incertidumbre en el sector automovilístico.

4. Para empeorar las cosas, el presidente de EEUU, Donald Trump, ha iniciado una serie de movimientos proteccionistas con la aplicación de aranceles a la importación del acero y aluminio. Por si esto fuera poco, el presidente americano ha amenazado con ampliar los aranceles gravando la importación de vehículos europeos con un impuesto del 20%.

Todo ello contribuye a una reducción de márgenes de la industria del automóvil. Sin embargo, aún existen, según Buy&Hold, motivos para el optimismo: Los resultados del primer trimestre de este año de proveedores de la industria con fuerte exposición geográfica global, como Cie Automotive y Gestamp, muestran un fuerte crecimiento de ventas y beneficios.

Por ello, en sus carteras de inversión, esta firma tiene las propias Cie Automotive, Gestam, Plastic Omnium y Renault y Volkswagen. La valoración actual es el punto fuerte actual para invertir, con un per (precio de acción/beneficio por acción) de entre 5 y 11 veces, dependiendo del escenario previsto. Una valoración óptima para los inversores de largo plazo.

Estas bajas valoraciones que se dan para Volkswagen están a años luz de la automovilística de moda más polémica del mercado, la americana Tesla. La firma fundada por Elon Musk cotiza a casi 310 euros por acción sin que aún haya dado beneficios. Como ejemplo, Telsa se ha puesto un objetivo de producir 4.000 vehículos a la semana mientras Volkswagen produce casi 30.000 al día, lo que le ha llevado este año a ser la firma más vendedora del mercado por encima de Toyota. Para reflexionar.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios