dirigidos a emprendedores, autónomos y microempresas

Los microcréditos de Microbank han creado 181.456 empleos en España desde 2007

CaixaBank cumple diez años desde que lanzase su banco social. Estos son los datos más destacados de la última década y los resultados obtenidos por los negocios beneficiarios

Foto:

Lo vemos a diario: los grandes titulares económicos de cada día suelen ir destinados a grandes operaciones, rondas de financiación multimillonarias y operaciones macroeconómicas que comportan cifras que a menudo no somos capaces ni de asimilar. Sin embargo, hay capas microeconómicas que, estando muy por debajo de las grandes cifras, consiguen unos resultados que acaban tirando de la economía de nuestro país.

Y es que más del 90% del tejido empresarial español lo constituyen las pymes, y son ellas, esas pequeñas y medianas empresas, las que consiguen salir adelante, entre otras cosas, merced a microcréditos para comenzar su actividad, para consolidarla o para hacer crecer un pequeño negocio. Así lo reflejan las cifras del estudio de Esade para MicroBank, el banco social de CaixaBank, que analiza la actividad de concesión de microcréditos por parte de la entidad entre 2007 y 2016. Esta iniciativa forma parte del Plan director de Responsabilidad Corporativa de Caixabank, que busca el compromiso con la sociedad y el liderazgo en banca socialmente responsable.

744.374 microcréditos y 181.456 empleos

En estos diez años, el banco ha concedido 744.374 microcréditos, que se dividen en dos modalidades: en primer lugar, los dirigidos a emprendedores, profesionales autónomos y microempresas que necesitan financiación para iniciar, ampliar o consolidar un negocio. Estos préstamos son de un máximo de 25.000 euros y tienen un plazo de devolución de hasta seis años.

En segundo lugar, MicroBank también ha concedido microcréditos dirigidos a personas con ingresos inferiores a 18.000 euros anuales que quieran desarrollar un proyecto personal o familiar. El importe máximo del microcrédito llega a los 25.000 euros con un plazo máximo de devolución de seis años. En total, los 744.374 microcréditos que han supuesto una inyección de 4.083 millones de euros.

Fuente: Microbank/Esade.
Fuente: Microbank/Esade.

Aparte del autoempleo, las empresas creadas o ampliadas con microcréditos han generado nuevos puestos de trabajo, con una tasa de creación de empleo que se sitúa en 1,6 puestos de trabajo por negocio en el período 2007-2016. Teniendo en cuenta que el volumen de préstamos concedidos durante este período, el estudio de MicroBank establece en 181.456 los puestos de trabajo creados desde el inicio de la actividad de la entidad.

A ello hay que añadir, además, que un 37% de los entrevistados tiene previsto contratar a algún trabajador en los próximos doce meses.

Fuente: Microbank/Esade.
Fuente: Microbank/Esade.

Del paro a vender 5.000 calcetines al mes

Veamos un caso concerto, más allá de las cifras. Miguel (periodista) y Ángel (fontanero), son dos madrileños que, en un viaje a Nueva York hace 15 años, se fijaron en una pequeña tienda de venta de calcetines de colores que les llamó la atención. Al cabo de los años, los dos amigos se quedaron en paro casi a la vez y, como pocas posibilidades de reincorporarse al mercado laboral, empezaron a analizar diferentes posibilidades para montar su propio negocio y recordaron aquellos calcetines.

Buscaron un pequeño local en el barrio de Chueca, en Madrid, para reproducir ese establecimiento. Cruz Roja les ayudó a hacer el plan de viabilidad del nuevo negocio y MicroBank confió en ellos concediéndoles un microcrédito, dando lugar al nacimiento de Socks Market. Ante la avalancha de ventas (hasta 30.000 pares de calcetines en pocos meses), los dos emprendedores volvieron a MicroBank para financiar la ampliación de su establecimiento. El resultado fue espectacular: ahora venden 5.000 pares de calcetines al mes, tanto a través de la tienda como de la comercialización 'online', y dan trabajo a cuatro empleados eventuales. Entre sus próximos retos se encuentran abrir una tienda en Barcelona y crear su propia marca de calcetines.

Socks Market tiene su tienda en el madrileño barrio de Chueca.
Socks Market tiene su tienda en el madrileño barrio de Chueca.

Algo similar le pasó a Rosa, de 27 años, que había trabajado en varias empresas de hostelería de primer nivel pero sentía que debía dar un paso más allá y montar su propio negocio. Así fue como una mañana le pidió permiso a su madre para rehabilitar un local propiedad de la familia para abrir una pastelería, La Roseta, donde hacer realidad su proyecto.

Un préstamo de MicroBank fue el empujón definitivo a un negocio que, tras su apertura, se ha convertido en un polo de atracción tanto para los barceloneses como para los turistas que acuden a las playas de la zona. Además, Rosa ha podido dar empleo a otras personas con el paso del tiempo.

Perfil: hombre español de 43 años

Siempre es difícil perfilar un retrato robot de las personas beneficiarias de un microcrédito, pero en este caso podemos dar algunos datos relevantes. Según el informe de Esade, el perfil más común es el de los hombres (62%), españoles (85%) con una edad media de 43 años y mayoritariamente (63%) sin estudios superiores.

Hay otro dato que también resulta llamativo. Aunque las mujeres son minoría (38%), son ellas quienes montan más negocios proporcionalmente. En estos diez años, el 55% de las mujeres beneficiarias han iniciado un nuevo proyecto empresarial, un índice que en los hombres se queda en un 45%.

Fuente: Microbank/Esade.
Fuente: Microbank/Esade.

En cuanto a la situación laboral previa, el 58% de los empresarios que se han beneficiado de un microcrédito trabajaban como autónomos, mientras que el 20% estaba en paro. De estos últimos, el 24% llevaba más de dos años sin encontrar trabajo.

Estos datos nos llevan a otros que marcan el perfil del emprendedor: el 23% ha iniciado su negocio por necesidad (en el caso de las mujeres este porcentaje se eleva al 28%), ya que en el 62% de los casos la contribución del emprendedor al presupuesto familiar es de más del 50%.

Fuente: Microbank/Esade.
Fuente: Microbank/Esade.

El 77% de empresas ha sobrevivido

Los índices de vida empresarial de los proyectos han ido avanzando con buen pie. El 77% de los negocios abiertos con la ayuda de estos microcrédito están todavía en funcionamiento. Hay cierta correlación con aquellos emprendedores que ya tenían experiencia previa. El porcentaje de supervivencia de estos es del 92%, mientras que aquellos que iniciaban la actividad por primera vez, aun yendo por detrás, también registran un índice de supervivencia muy alta, en torno al 85%.

Además, y quizá esto sea lo que marca la consecución del objetivo del microcrédito, el 81% de los negocios han generado suficientes ingresos para devolver la cuota del préstamo sin problemas, mientras un 10% tuvo alguna dificultad para pagar alguno de los meses, principalmente por falta de ventas o la aparición de imprevistos.

Fuente: Microbank/Esade.
Fuente: Microbank/Esade.

En cualquier caso, el microcrédito ha sido clave para la mayoría de los emprendedores. Según el Informe de Esade, el 56% de los beneficiarios no podría haber llevado a cabo su proyecto sin contar con dicho microcrédito, un porcentaje que se incrementa hasta el 65% cuando el dinero se ha utilizado para abrir un nuevo negocio. Además, el 66% de los negocios se han fortalecido, ya que un 80% ha podido comprar nuevos equipos, un 79% ha mejorado la eficiencia y la competitividad y un 67% ha aumentado sus ventas y su volumen total de clientes.

Fuente: Microbank/Esade.
Fuente: Microbank/Esade.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios