EL MODELO, EN SEIS PASOS

Así se crea un banco 100% digital desde cero

Todas las grandes empresas están convencidas de que cualquier tipo de banco debe abordar la digitalización. El equipo de Banca Digital de Indra nos explica cómo recorrer ese camino

Foto:

Si hace cinco años considerábamos casi una revolución poder mirar nuestra cuenta bancaria desde una web, hoy la tecnología ha avanzado hasta tal punto que esa tendencia se está quedando obsoleta. Los nativos digitales entienden el teléfono móvil como su principal vehículo de relación con empresas e instituciones. Los servicios online tienen que ser inmediatos y extremadamente sencillos. Y ante las nuevas demandas de los usuarios, los bancos están transformando su oferta de productos y servicios para dar respuesta a sus clientes.

Pero el reto de la banca es mucho mayor: competir con los gigantes tecnológicos en experiencia de usuario y en la creación de nuevos productos y servicios digitales. El corazón del banco ha de ser también digital.

Tres puntos de partida

Todas las grandes empresas están convencidas de que cualquier tipo de banco debe ser 100% digital. Pero, ¿cómo se llega a ese camino? Según el punto de partida, hay tres formas de hacerlo:

  1. Transformación de un banco tradicional. Facilitando su transición de modelos tradicionales a modelos digitales (nuevos productos y servicios digitales, nuevos canales de relación digitales que se integren con los físicos, etc.)​

  2. ‘Spin off’ digital. Desarrollando proyectos en paralelo con un fuerte componente digital (spin off) que complementen la estructura tradicional de la red de oficinas

  3. Desde cero. Creando desde cero bancos totalmente digitales, sin ataduras ni herencia ‘tradicional’ en forma de oficinas físicas. Este representa el mayor reto.

Así se crea un banco 100% digital desde cero

Los pasos para crear un banco 100% digital

Pero, ¿de verdad se puede crear un banco 100% digital partiendo desde cero? ¿Incluso si se trata de una empresa no financiera? La respuesta es sí. Hemos hablado con Óscar Rodado, responsable de banca digital de Indra, para que nos dibuje el proceso de seis fases con las que la compañía española trabaja cuando ayuda a sus clientes a convertirse en un banco de este tipo:

1.- Diseño estratégico. Hay varias preguntas que un banco debe hacerse antes de salir: ¿qué tipo de banco va a ser? ¿A quién va dirigido? ¿Qué público y tipo de clientes quiere conseguir? ¿Cuál va a ser la filosofía de la entidad? Y eso es lo primero que hay que hacer: definir la personalidad del banco.

2.- Ficha bancaria. Abrir un banco no es ni mucho menos tan fácil como montar una empresa y poner el cartel de ‘Abierto’ en la puerta. Un sector como el financiero requiere una serie de permisos, regulaciones y requisitos previos que toda entidad debe cumplir antes de abrir sus puertas. Y son esos requisitos los que Indra Digital Banking -el nuevo servicio ofrecido por Indra- desarrolla con todos sus clientes.

3.- Hiperconstrucción. Estamos hablando de montar un banco desde cero y en un tiempo récord, así que la entidad tiene que sumergirse en un proceso de construcción que consta de varias patas: la atención al cliente, la estructura organizativa de la empresa, los productos y servicios a ofrecer, las operaciones transaccionales, la infraestructura tecnológica y los canales de acceso de los clientes forman parte de la hiperconstrucción que todo banco debe afrontar.

4.- Apertura de ‘puertas’. La operación y salida a producción es una de las fases más importantes, ya que, a partir de ese momento, el banco deberá funcionar las 24 horas del día, los siete días de la semana y los 365 días del año.

5.- Innovación. El sector digital no para de evolucionar y crear nuevas oportunidad de negocio. Por eso, Indra Digital Banking se encarga también de crear una tecnología y un equipo humano que sea capaz de adaptarse a los cambios, fomentar una filosofía innovadora y seguir creando nuevos productos y modelos de negocio a medida que avanza el tiempo.

6.- Regulación. Si la tecnología no para de cambiar, a la regulación le pasa exactamente lo mismo. En dos sectores tan dinámicos como el bancario y especialmente el digital, todos los bancos deben estar atentos a las nuevas regulaciones o a las nuevas tendencias, con el objetivo de implantarlas y probarlas antes incluso que la competencia.

Un modelo para el entorno digital

Para ayudar a las empresas a crear entidades financieras, Indra ha desarrollado Indra Digital Banking, un servicio que acompaña a las entidades en todo su proceso de creación y transformación hasta tener un banco 100% digital y totalmente operativo.

El modelo de banca digital de Indra se basa en cuatro conceptos clave: máxima personalización de la oferta de cara al cliente de la entidad, sencillez de uso, agilidad en la incorporación de nuevos servicios y escalabilidad. Este modelo, en la práctica, permite a la entidad financiera dar una respuesta rápida a los retos que implica el nuevo contexto, caracterizado por un alto nivel de interacción con los clientes a través de canales exclusivamente digitales.

Además, la compañía española ofrece una serie de servicios basados en últimas tecnologías (pago móvil, ‘big data’, ‘machine learning’, ‘analytics’, inteligencia artificial, etc.) y en la experiencia en el sector, todo ello adaptando la oferta de productos y servicios personalizados.

La compañía española posee una oferta integral en el ámbito de la transformación digital de las entidades financieras y con capacidad para diseñar y operar un banco digital desde cero en cualquier punto del globo. Además, en la actualidad, las diez primeras entidades españolas son clientes de la compañía y sus clientes latinoamericanos representan más del 40% del total de activos bancarios en la región.

La empresa gestiona más de 2.000 proyectos anuales para 400 grupos bancarios y aseguradores de Europa, Latinoamérica y Asia Pacífico. La apuesta de Indra por la digitalización se concreta en Minsait, su unidad de negocio de transformación digital, que cuenta con un equipo multidisciplinar de más de 3.000 expertos en Europa y Latinoamérica.

Empresas