María Reig pasa a una segunda línea tras el frenesí inversor de la pasada década
  1. Empresas
Su grupo cambia de estrategia

María Reig pasa a una segunda línea tras el frenesí inversor de la pasada década

Ahora María Reig pasa menos tiempo en la capital catalana y más en la británica, donde tiene una casa, según explican fuentes financieras cercanas a esta millonaria andorrana

placeholder Foto: María Reig. Montaje: R. C.
María Reig. Montaje: R. C.

Esta semana María Reig estuvo en Barcelona. Llevaba meses lejos de la ciudad catalana. Entre otras cosas ha visitado el Sónar, en compañía de Barcelona Global, el 'lobby' que ella misma impulsó y en donde todavía ocupa la presidencia de honor. A sus 67 años la propietaria de unos de los 'holdings' andorranos más importantes le está dando otro ritmo a las cosas: menos Barcelona, más Londres. Menos nuevas inversiones y más dedicar los beneficios del grupo a reinvertir en activos que ya se controlan, según explican fuentes financieras conocedoras de su nueva estrategia inversora. Una estrategia basada en un viejo principio financiero: lo más difícil de una fortuna no es heredarla, sino conservarla.

Ahora María Reig pasa menos tiempo en la capital catalana y más en la británica, donde tiene una casa, según explican fuentes financieras cercanas a esta millonaria. Reig Capital Group, la amalgama de sociedades que controlan sus inversiones, controla activos por valor de cerca de 2.000 millones. El grupo arrastra una deuda importante, pero reestructurada y en su mayor parte refinanciada a tipo fijo, lo que con la actual perspectiva al alza en el mercado de deuda pública ofrece un entorno estable.

Sigue vinculada a Barcelona Global, pero continúa actuando con gran intensidad cuando le interesa, combinándolo con grandes ausencia

María Reig está separada. Su único hijo, Carles Ensenat es diputado andorrano y, como tal, reside de manera permanente en el Principado, aunque visita Barcelona de manera habitual. Antes, María pasaba más tiempo en la capital catalana, llevaba una vida social muy activa y no había operación financiera en la que no estuviera implicada. Muchas noches convocaba cenas de notables en su residencia de la Av. Pearson, en la zona alta de la ciudad. Ahora ha decidido optar por un perfil más bajo. Sigue vinculada a Barcelona Global, pero como explica una fuente, continúa actuando con gran intensidad cuando le interesa, combinándolo con grandes ausencias. ¿Le interesa el Sónar como motor de la economía, el turismo y la innovación en Barcelona? Pues va el Sónar. Igual que dedica muchas horas a las reuniones con el arquitecto danés especializado en proyectos sostenibles, Christoph Ingenhoven, al que ha encargado el proyecto de un centenar de viviendas de lujo en Andorra, en el paraje de El Falgueró.

Foto: José Bruguera (c) presidente, Pere Viñolas, consejero delegado (i) y Francisco Palà. (EFE)

Del mismo modo, está poniendo tierra de por medio en cuestiones por las que ya no muestra tanto interés. Ha sido el caso de Crèdit Andorrà, donde el pasado mes dejó el consejo de administración. Allí le ha sustituido Gilles Dregi, quien gestiona su fortuna desde el 2014 y que es el responsable de la importante reestructuración del pasivo que ha asumido el grupo. María Reig descarta desprenderse de su 21% en el banco, pese a que otros accionistas sí que están buscando una salida. En su caso, Reig Capital Group apuesta porque una subida de tipos revalorice esta participación. Crèdit Andorrà se ha devaluado mucho. Cuando en 2006 La Caixa vendió su 46% en Crèdit Andorrà se valoró todo el banco en 2.000 millones. Ahora, doce años después y tras la crisis de BPA, su valor apenas llega a los 700 millones, según apuntan fuentes financieras andorranas. Para María Reig la inversión en el Crèdit Andorrà resulta más sentimental, puesto que el banco fue fundado por su padre, Serafí Reig.

La posición en Colonial

Mientras que hay posiciones que no se venden, hay otras que se están deshaciendo de manera discreta. Esto es lo que está pasando con su paquete en Inmobiliaria Colonial. Allí llegó a tener el 2,5% del capital fruto de la venta de sus acciones en la filial francesa SFL. Fuentes financieras apuntan que ahora su participación es inferior porque está desprendiéndose de esta participación en Colonial aprovechando el repunte del valor en los últimos meses.

Hace diez años María Reig diversificó mucho sus inversiones: hoy está más centrada en reducir deuda y revalorizar los activos que ya controla

Estas ventas, como la del edificio Almagro en Madrid, se están destinando a reducir deuda y a invertir en los propios activos. Así, por ejemplo se están reformando las habitaciones del Hotel Mandarín Oriental, considerando uno de los activos estrella del grupo. El Mandarín factura unos 35 millones de euros anuales pero tiene un EBITDA de 11 millones, gracias al tirón turístico de Barcelona. Por tanto, en Reig Capital Group se le considera una de las joyas de la corona pese a que está muy endeudado, soportando un pasivo de 100 millones.

Otros hoteles

Otros hoteles no van tan bien. Es el caso del W Retreat en Puerto Rico que en este momento se encuentra cerrado por los daños que le provocó el Huracán María en otoño del 2017. Ahora el grupo andorrano están intentando que las aseguradoras le abonen unos 50 millones de euros que permitirían las obras necesarias para volver a poner en marcha el establecimiento.

María Reig está por tanto en una fase de reordenación financiera y vital, lo que se ha reflejado en una menor presencia en Barcelona. Sin embargo, los que la conocen aseguran que sigue teniendo debilidad por la capital catalana. Y que, con su curiosidad habitual, nada humano le es ajeno.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Andorra Turismo Finanzas Banca patrimonial Grandes fortunas Noticias de Cataluña Empresa familiar
El redactor recomienda