exministros y ex altos cargos poblaron su cúpula

Abengoa y el PSOE: una relación inevitable, intensa y controvertida

El nombramiento de Borrell en Exteriores, y del expresidente Abascal como secretario de Estado, muestran la engrasada relación que mantuvo la Abengoa de los Benjumea con los socialistas

Foto: José Borrell, en una foto de 2013, en la sede de la Fundación Focus Abengoa. (Fernando Ruso)
José Borrell, en una foto de 2013, en la sede de la Fundación Focus Abengoa. (Fernando Ruso)

Abengoa siempre ha estado cerca del poder político, fuera durante la dictadura franquista (la empresa nació en 1941 fundada por Javier Benjumea, sobrino de un ministro) o durante la etapa democrática. Y también muy cerca de la Monarquía. Pero, sea porque la compañía nació en Sevilla (cuna del socialismo de la Transición y aún hoy baluarte del PSOE), sea porque su apuesta por las renovables le acercó la pasada década a quienes más las defendieron desde el Gobierno de Rodríguez Zapatero, sin duda la imbricación más intensa entre la compañía y los políticos se ha dado con el Partido Socialista.

Que en el actual Gobierno de Pedro Sánchez un ministro (Josep Borrell, Exteriores) y un secretario de Estado (José Domínguez Abascal, Energía) hayan sido consejeros del grupo en la etapa de Felipe Benjumea como presidente (y Abascal, incluso, su sucesor en la presidencia cuando el Santander echó a Benjumea), no es casual. Tampoco la estrecha relación que mantuvo el presidente de Abengoa durante 25 años con Luis Atienza, exministro socialista de Agricultura y luego presidente de Red Eléctrica de España. Fue uno de los socialistas que más firmemente apoyó las renovables y por eso trabó una amistad personal con el expresidente de la firma. Atienza, de hecho, presentó a Felipe una de sus escasísimas intervenciones en público cuando fue presidente único de Abengoa (2007-2015).

La apuesta estratégica que Abengoa inicia por las energías alternativas sufre un punto de inflexión en 2004, con la llegada de Rodríguez Zapatero al Gobierno de la Nación. El grupo lanza su gran plan de crecimiento en termosolar, dentro y fuera de España. De ahí el fichaje, en 2005, como consejero independiente de Carlos Sebastián, catedrático de Economía y hermano del entonces jefe de la Oficina Económica de la Moncloa (y luego ministro de Industria), Miguel Sebastián. Carlos fue consejero hasta inicios de 2012 (pese a que su mandato acababa un año más tarde), cuando fue sustituido por Ricardo Martínez-Rico. Este último, socio del exministro Cristóbal Montoro en Equipo Económico, llegó al consejo unos meses después de ganar el PP las elecciones.

La relación estrecha con los hermanos Sebastián dio sus frutos: Abengoa resultó la empresa más beneficiada por el reparto de potencia para centrales termosolares en España, 650 megavatios. Superó a otras empresas más grandes y, en teoría, incluso con más capacidad de influencia en el poder político, como ACS o Acciona. La visita del presidente Zapatero, acompañado de Sebastián ya ministro, a la plataforma solar de Abengoa en Sevilla en 2008, un año antes de ese reparto de potencia, fue la visualización más patente de esa estrecha relación.

En el centro, el entonces ministro de Industria, Miguel Sebastián, y a la derecha el expresidente de Abengoa, Felipe Benjumea, en Sevilla en 2010. (EFE)
En el centro, el entonces ministro de Industria, Miguel Sebastián, y a la derecha el expresidente de Abengoa, Felipe Benjumea, en Sevilla en 2010. (EFE)

Pero quien ha sido la cara más visible de esa conexión socio-abengoina es Josep Borrell, exministro de Obras Públicas a la par que ingeniero aeronáutico y doctor en Ciencias Económicas. En 2009, dos años después de dejar la presidencia del Parlamento Europeo, entró también como independiente en el consejo de Abengoa. Dejó el cargo en noviembre de 2016, justo al remodelarse el consejo con la llegada de Gonzalo Urquijo a la presidencia. Fue un directivo de la máxima confianza de Felipe Benjumea, y estuvo al frente dos años del encuentro World Biofuels que la empresa organizaba en Sevilla para promocionar los biocombustibles.

Josep Borrell, el ministro que repite por tercera vez

Miembro del comité de nombramientos y retribuciones, fue llamado a declarar como testigo en el juicio contra Benjumea y el exconsejero delegado, Manuel Sánchez, por las indemnizaciones que recibieron al dejar sus cargos en 2015. Borrell defendió la versión de Benjumea de que fue Santander quien exigió su salida de la presidencia. Benjumea y Sánchez fueron finalmente absueltos en enero pasado. Menos conocido es que la pareja de Borrell, la presidenta del PSOE y exministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, ha tenido como asesor durante muchos años al catedrático de Termodinámica de la Universidad de Sevilla, Valeriano Ruiz.

El alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez. (EFE)
El alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez. (EFE)

Ruiz, también exalcalde socialista de Mairena del Aljarafe (Sevilla), formó a muchos de los ingenieros que luego han liderado la investigación y desarrollo tecnológico de la división termosolar de Abengoa. Fue también presidente de Protermosolar, la patronal de las empresas presentes en ese negocio, y su voz era la de Abengoa, fundamentalmente. El propio Domínguez Abascal, exdirector de la Escuela de Ingenieros donde Ruiz tenía su cátedra, pasó de ser secretario general de Universidades de la Junta andaluza a secretario general técnico de Abengoa de 2008 a 2015, cuando ascendió a vicepresidente del grupo.

De los tres secretarios que tuvo Abengoa bajó la égida de Felipe, dos eran ex altos cargos ligados al PSOE andaluz. Además del secretario del consejo (sin filiación política), el secretario general técnico era Abascal y el de Sostenibilidad fue Fernando Martínez Salcedo (hoy ya desvinculado de la empresa). Este último fue alto cargo del ayuntamiento de Sevilla (presidente de todas las empresas públicas municipales) cuando estaba gobernado por el socialista Alfredo Sánchez Monteseirín. Justo el regidor que concedió un premio a Felipe Benjumea en 2011, poco antes de perder las elecciones municipales, y que motivó otra de las muy escasas intervenciones públicas del expresidente de Abengoa.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios