bajan un 4% en mayo, un mes clave para el grupo

Las primavera de El Corte Inglés pincha en ventas en plena guerra accionarial

La cifra de negocio del grupo de grandes almacenes se desploma casi un 4% en mayo y cerca de un 2% en abril debido a la climatología y al daño reputacional por la crisis interna

Foto:  Foto: El Corte Inglés.
Foto: El Corte Inglés.

El Corte Inglés ha querido tranquilizar a sus cerca de 92.000 empleados directos con una carta en la que los dos consejeros delegados, Víctor del Pozo y Jesús Nuño de la Rosa, aseguran que el grupo disfruta de la mejor solidez financiera de los últimos años. Sin embargo, según datos internos a los que ha tenido acceso El Confidencial, las ventas del primer trimestre del ejercicio 2017-2018 han registrado una recaída, especialmente durante mayo, un mes habitualmente muy bueno para las tiendas por el cambio de estación y por los efectos de las bodas y comuniones.

Sin embargo, según estas cifras, la facturación de El Corte Inglés cayó un 3,88% en mayo, hasta los 914,28 millones de euros, 36,87 millones menos que en el mismo periodo del año anterior. El retroceso es superior al que el 'holding' de la distribución sufrió en abril, cuando la facturación de sus cerca de 100 centros comerciales bajó un 1,81%, hasta los 847,57 millones. En lo que va de año fiscal 2018-2019, que arrancó el pasado 1 de marzo, solo en ese mes crecieron las ventas, un 0,28%, hasta los 801,83 millones.

La evolución de la cifra de negocio de El Corte Inglés contrasta con el comportamiento del comercio minorista, que, según los datos oficiales del Ministerio de Economía, se incrementó un 1,2%, un 1,7% y un 2,3% en los meses de marzo, abril y mayo respecto al mismo periodo de 2017. A estos números hay que añadir el repunte de los precios, que en mayo se encarecieron un 2%, un 1,1% en abril, y un 1,2% en marzo, en comparación interanual, según las cifras oficiales de inflación.

Fuentes próximas a la compañía explican el retroceso por el impacto que ha tenido la climatología en el comercio minorista relacionado con la moda en los primeros meses del ejercicio. Unas lluvias abundantes y unas temperaturas más bajas de lo habitual que les han impedido vender con la frecuencia normal las colecciones de primavera. Sostienen que este mismo factor ha afectado también a grupos como Cortefiel y Mango, que, aunque son más internacionales, tienen una fuerte dependencia del negocio en España.

Estas circustancias han hecho que en concreto el sector textil no levante cabeza desde finales de 2017, con un caída acumulada en ventas del 4,8% hasta abril, con cuatro meses consecutivos de descensos según la patronal de moda Acotex. De hecho, las rebajas no impidieron que las firmas de ropa cerrasen enero (-4,1%) y febrero (-2,7%) en negativo, con el peor arranque desde 2016.

Y tampoco ha sido una excepción para El Corte Inglés. La compañía sufrió en enero un descenso del 0,6%, hasta los 1.376,81 millones de euros, cifra que remontó un 1,22% en febrero, hasta los 840,67 millones. En el ejercicio marzo 2016-febrero 2017, último publicado, la cifra de negocios del grupo marcó su mejor dato de los últimos cinco años, al alcanzar los 15.504,57 millones de euros, lo que supuso un incremento del 2% respecto a 2015.

Otras fuentes indican que, en el caso de El Corte Inglés, se ha sumado una tensión con los proveedores después de la salida de Leopoldo del Nogal, director de compras, el verano pasado. Víctor del Pozo, consejero delegado desde octubre de 2017, se ha encargado de esta crucial división del grupo y ha tensado las relaciones con los suministradores para subir los márgenes a costa de bajar los costes de fabricación. Además, agregan que la guerra entre los distintos accionistas también ha afectado a la percepción del público sobre el estado de la compañía, motivo que explica la carta enviada la semana pasada por los consejeros delegados.

Mensaje tranquilizador

En esa misiva, los consejeros delegados desgranan que el plan estratégico del grupo contiene nuevas herramientas y sistemas para medir el grado de satisfacción de los clientes y garantizar "precios iguales o mejores" que la competencia. Señalan que El Corte Inglés quiere "asegurar el futuro, fidelizar clientes y generar diferenciación" con la implantación de marcas propias competitivas y "avanzar" en la transformación digital.

En su mensaje, Del Pozo y Nuño de la Rosa hacen hincapié en la "solidez financiera" de la compañía y puntualizan que la empresa "se encuentra en el momento más sólido de los últimos ejercicios". Recuerdan, asimismo, la rúbrica de un acuerdo de reordenación financiera sellada el pasado febrero "con el respaldo de un gran número de entidades bancarias nacionales y extranjeras". Un acuerdo que incluye la retirada de los 1.300 millones en pagarés que tenían suscritos con empleados y personas afines a la cúpula directiva y su sustitución por una emisión de bonos que se ha retrasado por la guerra entre las distintas familias.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios