abandera las quejas del sector

Dancausa critica la presión regulatoria en la banca: "Guillotina contra el dolor de cabeza"

La consejera delegada de Bankinter se sale del guión en un encuentro del sector financiero para quejarse de las nuevas normativas a las que se enfrentan los bancos

Foto: María Dolores Dancausa, consejera delegada de Bankinter. (Efe)
María Dolores Dancausa, consejera delegada de Bankinter. (Efe)

“Se aplica que la mejor receta para el dolor de cabeza es la guillotina”. Así de contundente se ha mostrado este martes María Dolores Dancausa, consejera delegada de Bankinter, para valorar la presión regulatoria a la que se enfrentan los bancos españoles. O, más bien, para arremeter contra ella aprovechando su participación en el 25º Encuentro del Sector Financiero que organizan Deloitte, Sociedad de Tasación y ABC.

En el foro han participado los consejeros delegados de los seis bancos del Ibex 35, todos han hablado de la transformación del negocio bancario, la mayoría apoyados en la última presentación de resultados trimestrales o, cuando hay uno reciente, de los planes estratégicos.

Dancausa se ha salido del guión. Contando socios de Deloitte y presentaciones, ha sido la única mujer y así lo ha destacado: "Ya que hablamos de transformación, es algo para reflexionar”. La ejecutiva de Bankinter, que recuerda que es el sexto banco en activos pero quinto en recursos de clientes fuera de balance, señaló que los ejecutivos bancarios deberían estar pensando en “eficiencia de los procesos, relación de los clientes y cómo invertir para mejorarlo, pero en los próximos meses nos dedicaremos a cumplir con normativas y regulación para toda la banca”.

Así ha comenzado una crítica directa al volumen normativo al que tienen que adaptarse las entidades a contrarreloj, ya que hay directivas europeas como MiFID II que pese a que aún no hay transposición definitiva, es de obligado cumplimiento desde el 3 de enero de 2018. Precisamente, el ministro de Economía, Román Escolano, ha comentado que el proyecto de ley llegará al Congreso en julio después de que reciba el visto bueno del Consejo de Estado.

MiFID II tiene la misión de proteger al cliente y elevar la transparencia en los mercados financieros. La norma contable IFRS 9 obliga a las entidades a la provisión contable ante pérdidas esperadas en vez de incurridas. La directiva de pagos PSD2 obligará a los bancos a compartir los datos de clientes con terceros si estos dan el permiso para ello. La nueva ley hipotecaria está en trámite parlamentario. Por último, Dancausa recuerda que el cambio en el reglamento general de protección de datos modifica los sistemas de información y mecanismos de comunicación con los clientes.

“Todos los cambios regulatorios tienen una misión loable, pero no estaría de más que reguladores y regulados de forma periódica y conjunta revisasen el propósito de las nuevas normativas”, arguye la ejecutiva del banco naranja. “Es un brindis al sol, porque hemos dotado a los reguladores de infalibilidad, pero convendría analizarlo”, agrega.

Estas adaptaciones implican costes, recuerda Dancausa, que se suman a las aportaciones de la banca al FROB o los supervisores europeos, así como al rescate por parte de la banca de depósitos de las antiguas cajas de ahorros. En cuanto al papel de los bancos en el pasado, “los bancos solventes cometimos errores que ahora se han decidido que no eran prácticas adecuadas. No hemos sabido comunicar lo que hacemos. Esto ha sido aprovechado por despachos de abogados que han visto un filón”, concluye.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios