compra a un 50% de la valoración del sector

Las claves de la opa de Caixa en Portugal: malestar en los minoritarios de BPI

El banco presidido por Jordi Gual paga 1,45 euros por acción, un 20% por encima de su cotización. Aunque los múltiplos son reducidos, con un PER de cinco veces

Foto: Jordi Gual, presidente de CaixaBank. (EFE)
Jordi Gual, presidente de CaixaBank. (EFE)

CaixaBank terminará 2018 con el control total de BPI, el banco portugués en el que entró en 1995 y sobre el que lanzó una oferta pública de adquisición (opa) en 2017. Para ello, desembolsará 328 millones de euros, valorando a la entidad lusa en 2.119 millones. Pese a que hay prima de más del 20% sobre la cotización del viernes, los accionistas minoritarios esperaban más.

El banco catalán, con sede en Valencia, comunicó este fin de semana un acuerdo con Allianz para adquirir la participación del 8,4% que mantenía el grupo asegurador aún en Banco Portugués de Investimento (BPI). Es el único gran accionista que no acudió a la opa que anunció CaixaBank en 2016 pero que se demoró hasta 2017, ya que el resto son minoritarios que en ningún caso alcanzan el 1% del capital.

El acuerdo de CaixaBank contempla el pago de 178 millones de euros por la participación del grupo asegurador alemán, a 1,45 euros por acción. Esto implica una prima del 23% de la cotización de los títulos si se toma como referencia el cierre del viernes en 1,18 euros. Precisamente, este lunes se han disparado en esta cuantía hasta cerrar en el precio de la operación. Asimismo, está un 28% por encima de la opa de 2017, en 1,134 por acción, ya que se redujo por ser la cotización media durante los 12 meses posteriores a la primera oferta, de 1,329 euros, rechazada por el consejo de administración.

La entidad española tomará el control del 92,935% del banco luso y lanzará una opa de exclusión sobre los minoritarios para alcanzar el 100%. Es decir, el banco dejará de cotizar, con lo que el resto de accionistas deberá acudir a la opa o se quedará con acciones que no están listadas en el parqué portugués. Fuentes del mercado apuntan a que el proceso se demorará entre cuatro y seis meses atendiendo a operaciones similares en el pasado.

A pesar de la prima, los múltiplos son atractivos para CaixaBank si se comparan con el resto de la banca, portuguesa o española. BPI generó un beneficio neto de 210 millones de euros (118 millones en Portugal). Según analistas consultados y el consenso de Bloomberg, si se excluyen extraordinarios, el precio último de compra de CaixaBank equivale a un PER (beneficio por acción respecto al precio) de entre cuatro y cinco veces.

Este múltiplo es un 50% inferior al de otras entidades. La propia Caixa cotiza con un PER de 11 veces, mientras que el resto de los bancos españoles se mueven entre las 9,3 veces de BBVA y las 14 veces de Bankinter y Liberbank. Por su parte, Banco Comercial Portugués (BCP), la otra entidad financiera del índice luso PSI 20, cotiza con un múltiplo de 10 veces.

La otra gran medida de referencia para los analistas en la banca es el valor en bolsa frente al contable. En este caso, la adquisición del 16% que aún no controla CaixaBank se realizará a 0,6 veces el precio frente al valor en libros, lejos de la unidad en la que cotizan CaixaBank y BBVA, o de las 1,8 veces en que se mueve Bankinter. Por su parte, BCP y el resto de la banca española cotizan entre 0,7 y 0,9 veces, con la excepción de Liberbank, que está en 0,5 veces, por debajo de la valoración de BPI.

Opa de exclusión

Entre los minoristas consultados por El Confidencial hay malestar. “Cuando CaixaBank preparó la opa, Portugal estaba en una situación económica mala, pero desde entonces ha mejorado y se nota en los resultados de BPI. El precio para los minoristas depende del paquete de Allianz, y no refleja la mejoría”, asegura un inversor. “Incluso si se valorara el negocio en Angola a cero, el PER sería de nueve veces, por debajo de la media del sector”, añade. Aunque otro matiza: “Esta operación ha disparado un 20% el precio de la acción, aunque había estado muy castigada desde enero [cuando alcanzó los 1,4 euros]”. Eso sí, la cotización estaba condicionada por la posibilidad de que finalmente hubiera una opa de exclusión y por las operaciones previas de CaixaBank, que adquirió activos de su filial por valor de 222 millones a finales del año pasado, recuerda un minoritario.

CaixaBank también ha anunciado que ha pactado con Allianz proponer a los órganos de gobierno de BPI y Allianz Portugal la reorganización de la alianza de seguros en el país vecino “con el propósito de reforzar y profundizar la relación comercial en la distribución de seguros de no vida durante los próximos 10 años”, mientras que seguirá la distribución de seguros de vida hasta 2019. Desde CaixaBank, señalan que son “dos acuerdos distintos e independientes entre sí”. Es decir, que uno no ha afectado al otro.

Evolución de BPI en bolsa.
Evolución de BPI en bolsa.

Para que la opa de exclusión se complete, las partes necesitan el visto bueno del supervisor portugués de los mercados, CMVM. Un minoritario consultado confía en que revise los acuerdos y las valoraciones. Aunque desde CaixaBank recuerda que los 1,45 euros por acción están por encima de la cotización. Incluso ha llevado al banco a máximos desde diciembre de 2014. “El precio lleva prima y refleja el valor actual de BPI. No debería haber problemas”, señalan en el banco español.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios