Blackstone endeuda a Fidere con 543 millones para un dividendo millonario
  1. Empresas
120 millones de dividendo

Blackstone endeuda a Fidere con 543 millones para un dividendo millonario

El fondo estadounidense refinanciará toda la deuda de su filial de viviendas en alquiler con un nuevo préstamo que, además, le permitirá repartirse hasta 120 millones en dividendos

placeholder Foto: Fidere es una de las mayores empresas de vivienda en alquiler de España.
Fidere es una de las mayores empresas de vivienda en alquiler de España.

Nuevo megacrédito en el mercado inmobiliario español. Blackstone ha llegado a un acuerdo con una entidad financiera extranjera para refinanciar 543 millones de deuda de su filial de vivienda en alquiler Fidere, operación que permitirá al gigante estadounidense repartirse un megadividendo de hasta 120 millones de euros.

Según ha reconocido la propia socimi, el pasado 13 de abril selló definitivamente esta nueva inyección que, además de dirigirse a refinanciar toda la deuda del grupo, hasta ahora dividida entre media docena de entidades, le permitirá afrontar las necesidades de inversión ('capex') y "financiar la distribución de reservas de la sociedades del grupo".

Este último punto es el que tiene como objetivo abrir la caja de seguridad de Fidere para permitir a su accionista, Blackstone, llevarse entre 110 y 120 millones en forma de dividendo, según dejó listo la junta general extraordinaria que convocó la socimi el pasado febrero.

Foto: Construcción de pisos en España. (EFE)

Esta remuneración al accionista está en línea con la deuda financiera por importe de 117 millones que tiene la socimi con la propia Blackstone, y que se suma a los préstamos hipotecarios por importe de 270 millones concedidos por CaixaBank, Sabadell, Popular, Bankia y BBVA.

Mejorar la rentabilidad

Esta nueva financiación se ha concedido a dos años, ampliables hasta cinco siempre que se cumplan determinadas condiciones, y a un tipo de interés de euríbor más 2,5%. El pago de intereses se ha fijado trimestralmente, mientras que la devolución del principal se pospondrá hasta la fecha definitiva de vencimiento y se realizará con un único pago.

Este tipo de operaciones financieras son habituales entre los vehículos de inversión como Blackstone, que suelen apalancar (endeudar) sus adquisiciones en las mejores condiciones posibles, algo que el entorno actual de bajos tipos facilita, para, posteriormente, una vez se ha cumplido su horizonte de inversión, vender obteniendo así una rentabilidad (TIR) superior a la que habrían logrado de otra manera.

Este préstamo, que tiene como garantía los propios activos de Fidere, también confirma el creciente interés del sector financiero por el sector inmobiliario español, tras años de absoluta sequía.

Foto: Ana Botín, presidenta de Santander, tras anunciar la compra de Banco Popular. (EFE)

Un apetito que ha permitido realizar importantes operaciones, como el crédito de 800 millones logrado por Testa sin ninguna garantía hipotecaria, o el sindicado de 7.000 millones que Santander y la propia Blackstone han conseguido para su vehículo Quasar, sociedad conjunta que se ha quedado los 30.000 millones de activos tóxicos de Banco Popular.

Fidere es el gigante de vivienda en alquiler que creó el fondo estadounidense sobre la base de los 1.860 pisos que adquirió a la Empresa Municipal de la Vivienda de Madrid (EMVS) hace casi cuatro años.

Desde entonces, Fidere ha realizado numerosas adquisiciones que le han permitido superar los 10.000 hogares en alquiler, muchos de ellos con algún tipo de protección. Aunque la mayoría de sus activos están ubicados en la Comunidad de Madrid, la socimi también tiene presencia en Barcelona y Guadalajara, con un nivel de ocupación superior al 90%.

Blackstone Socimi Mercado inmobiliario Dividendos Rentabilidad
El redactor recomienda