Mercadona: Eroski: la banca rechaza refinanciar 2.300 M por la amenaza de Amazon y Mercadona
le exige un duro plan de ajuste

Eroski: la banca rechaza refinanciar 2.300 M por la amenaza de Amazon y Mercadona

Los acreedores, a los que la cooperativa tiene que pagar 1.600 millones en un año, le exigen un duro plan de ajuste ante el riesgo de tener que quedarse el grupo de supermercados

Foto: Centro Comercial Eroski en Vitoria. (Yrithinnd, Wikimedia)
Centro Comercial Eroski en Vitoria. (Yrithinnd, Wikimedia)

Eroski se ha convertido ya en el mayor problema actual para la banca española. Según indican fuentes financieras, después de siete meses de conversaciones, Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia y Sabadell han rechazado alargar el vencimiento de 2.300 millones de euros de deuda que la compañía vasca tiene que pagar a partir del próximo año y para lo que tiene dinero. Debido a esta negativa, la cooperativa está negociando con KPMG, su auditor, la aprobación de las cuentas de 2017, que finalizaron el pasado 31 de enero, para que la exonere de advertir de sus dificultades.

Según señalan las mismas fuentes, Eroski ha pedido a sus acreedores extender durante cuatro años —hasta 2023— el vencimiento de los 1.600 millones de deuda que tiene que amortizar en junio de 2019. Una fecha que es aparentemente lejana, pero al tratarse de menos de un año y medio para que expire la prórroga, obliga a la compañía con sede en Mondragón a reclasificar su deuda a corto plazo en lugar de a largo. Este cambio de denominación supone que KPMG, el auditor, deberá de informar de las dudas sobre la capacidad de pago de la sociedad, un primer aviso para bancos y proveedores.

Por el contrario, la banca, encabezada por Banco Santander, con cerca de 600 millones de deuda a sus espaldas, ha rechazado la propuesta de Eroski. Tras la entidad presidida por Ana Botín, BBVA, con 430 millones, CaixaBank, con cerca de 370, Sabadell, con 175, y Bankia, con unos 140 millones, son los bancos con más riesgo en Eroski, que también adeuda dinero a Kutxabank, Caja Laboral y al Instituto de Crédito Oficial (ICO). En total, la banca española acumula el 85% del pasivo de la empresa de supermercados, que ha advertido de los problemas a los que se enfrenta el sector.

En concreto, los acreedores, que están siendo asesorados por PJT Partners y KPMG, consideran que Eroski no está tomando en consideración la cuota de mercado que Mercadona le ha arañado en el País Vasco y Navarra tras la expansión de la compañía valenciana por el territorio natal de la cooperativa. La banca no tiene cifras concretas, pero da por hecho que el grupo de la familia Roig se ha instalado con fuerza en el norte de España y que está erosionando las ventas de la única zona donde Eroski tiene negocios rentables.

El otro problema es la irrupción de Amazon en el sector del consumo, un aterrizaje que los acreedores consideran disruptivo y que va a castigar a todas las empresas, como El Corte Inglés, Mercadona y la propia Eroski. “Solo hay que ver los planes de contingencia que están implantando las grandes cadenas como Carrefour”, apuntan fuentes próximas a las negociaciones, en referencia al plan de transformación que ha anunciado el grupo galo y que supondrá el despido de 2.400 empleados en Francia solo en servicios centrales. Carrefour se ha propuesto ahorrar 2.000 millones de euros y cerrar 273 puntos de venta.

Desinversiones pendientes

Las conversaciones entre Eroski, que cuenta con el asesoramiento de Morgan Stanley y Deloitte, y la banca comenzaron en octubre del pasado año. Siete meses después, las partes, lejos de acercar posturas, se han distanciado más tras la presentación de un plan de negocio que se considera poco realista. Esta es la conclusión de KPMG, asesor de la banca y al mismo tiempo asesor de Eroski, que ha realizado lo que se conoce como 'independent business review' (IDR) o revisión de la hoja de ruta de la compañía, para saber si con ella se podría repagar la deuda.

Eroski ha tratado de seguir las indicaciones de los bancos para deshacerse de activos y rebajar la deuda. El verano pasado, llegó a un acuerdo con el grupo alemán Douglas dueño de Bodybellpara traspasarle su cadena de perfumerías If (103 tiendas) por un precio no desvelado, y en 2016 se desprendió de 36 hipermercados y 22 gasolineras que vendió a Carrefour por 205 millones. Tras esta operación, la cooperativa mantiene una red comercial de 1.270 supermercados y 54 hipermercados, 19 Cash & Carry y 330 tiendas en negocios de diversificación como gasolineras, perfumerías, ópticas, agencias de viajes y tiendas de material deportivo, además de las ocho tiendas 'online'.

Sin embargo, la banca le exige más, especialmente porque considera que hay un número relevante de puntos de venta que dan pérdidas de forma continuada y que castigan la cuenta de resultados.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
26 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios