por honorarios y participación accionarial

Azora se embolsará 200 M con la opa de Hispania y su socio mexicano otros 114 M

La opa del fondo sobre Hispania regará de millones a la gestora por los incentivos que tiene reconocidos, aunque el gran ganador será el mexicano Canepa, accionista de la socimi y de Azora

Foto: Consejo de administración de Hispania el día de su salida a bolsa. (EFE)
Consejo de administración de Hispania el día de su salida a bolsa. (EFE)

La opa que acaba de lanzar Blackstone sobre Hispania promete regar de millones a Azora, gestora de la socimi, este mismo año. Según ha desvelado el propio fondo estadounidense en el anuncio de la oferta que ha hecho público hoy, la sociedad controlada por Concha Osácar y Fernando Gumuzio tiene reconocidos "unos honorarios de incentivos totales de 173 millones de euros", de los cuales solo 95 millones están provisionados a cierre de 2017.

El hecho de que no esté cubierta la cifra completa, según las fuentes consultadas, puede responder a que Hispania no preveía que este mismo año se activara la totalidad de sus incentivos, como ocurrirá si Blackstone consigue que triunfe su opa o si algún otro fondo termina haciéndose con la socimi este ejercicio. Al tratarse de unos honorarios ligados al éxito, el importe final depende tanto del valor neto de los activos (NAV), como del momento en el que se alcancen los objetivos marcados, con el plazo máximo de diciembre de 2020.

A estos honorarios se sumarán los 28,5 millones de euros que percibirá el equipo gestor de Hispania si vende el 1,5% del capital que posee en la socimi, lo que eleva hasta 201,5 millones de euros el dinero que los profesionales de Azora podrán repartirse este mismo año gracias a la irrupción de Blackstone, es decir, sin tener que esperar a que se cumplan los tres años de liquidación fijados.

Además, uno de los inversores y socios de Osácar y Gumuzio en Azora, la sociedad mexicana Canepa, posee el 5,99% de Hispania a través de Tamerlane, participación que le convierte en el segundo mayor accionista de la socimi, solo por detrás del 16,5% que controlaba Soros y que ha sido vendido a Blackstone, y que le garantiza una inyección de 114,1 millones si vende al fondo estadounidense.

Canepa Iberia Holding, sociedad perteneciente al Grupo Canepa, cuenta con una participación del 25% en Azora Capital SL, el accionista único de Azora Gestión, según reconoce la propia Hispania en su informe anual de gobierno corporativo. Esta cadena de control conlleva que, además del ingreso que podrá percibir por sus acciones en Hispania, la mexicana esté también detrás de una cuarta parte de los 173 millones que la gestora recibirá por sus honorarios.

Reto para el consejo de Hispania

Esta doble posición accionarial promete estar en el ojo del huracán ante las importantes decisiones a las que se enfrenta ahora el consejo de Hispania, tanto a la hora de valorar la oferta de Blackstone, como en las posturas que adopte ante los condicionantes que el fondo ha puesto a su opa.

Blackstone ha incluido una cláusula que invalidaría la oferta si la socimi vende activos que representen más del 5% del valor neto de los activos

En concreto, el gigante estadounidense ha incluido una cláusula que invalidaría la oferta si la socimi vende activos que representen más del 5% del valor neto de los activos (NAV) de la compañía a cierre de 2017, punto que dispara directamente a la línea de flotación del proceso de venta de la cartera de oficinas, operación que se encuentra en su recta final y que supondrá la salida de una cuarta parte de los activos.

La Junta General de Accionistas de Hispania aprobó hace solo dos días, cuando las intenciones de Blackstone ya se habían filtrado en prensa, llevar a buen término esta desinversión. Sin embargo, según los expertos legales consultados por El Confidencial están divididos respecto a cómo puede afectar la citada cláusula a esta operación.

Unos señalan que el deber de pasividad obliga a la cúpula de la socimi a no ejecutar ninguna decisión estratégica hasta que se resuelva la opa; sin embargo, otros subrayan que esta operación estaba en marcha desde hace meses —de hecho, se habría cerrado si no hubiera estallado el conflicto catalán— y, al contar ya con el respaldo de la Junta, debe considerarse dentro de la operativa habitual y, por tanto, puede seguirse adelante con la misma.

Además, el consejo de Hispania todavía tiene pendiente pronunciarse sobre la oferta de Blackstone, posición que deberá estar avalada por todo tipo de informes de expertos dirigidos a defender qué es mejor para todos los accionistas: si seguir adelante con la propuesta de valor de Azora, la cual contempla desde hace meses el traspaso en bloque de las oficinas, o allanar el camino a Blackstone avalando su oferta. Ya sea en una u otra dirección, la realidad es que los accionistas iniciales de la socimi ya han conseguido doblar su inversión.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios