Es noticia
Menú
¿Dónde está la bolita? La banca juega con la deuda pública para conservar su solvencia
  1. Empresas
reduce el impacto de la circular contable

¿Dónde está la bolita? La banca juega con la deuda pública para conservar su solvencia

La banca ha encontrado el filón para reducir el impacto en su capital de la nueva circular contable: cambiar de sitio las carteras de deuda pública. Así de fácil

Foto: La consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, en la presentación de los resultados de 2017. (EFE)
La consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, en la presentación de los resultados de 2017. (EFE)

La nueva circular contable del Banco de España, que adapta las normas internacionales IFRS9, ha supuesto un quebradero de cabeza para las entidades mucho mayor del que anunciaban las autoridades. El impacto en provisiones ha sido muy duro, lo que ha impactado en sus ratios de capital. Hacía falta compensarlo, y el sector ha encontrado un truco casi de trilero para conseguirlo: cambiar de 'cajón' los bonos que tiene en balance, lo que le permite liberar capital y aliviar sus niveles de solvencia.

Foto: Edificio del Banco de España.

Bankinter, Bankia y CaixaBank están entre las entidades que más han utilizado esta práctica en las cuentas del cierre de 2017. La nueva norma establece que las entidades deben calificar los bonos que tienen en su balance en función de su "modelo de negocio", lo que es similar a las antiguas carteras a vencimiento o disponibles para la venta. Si se considera que los bonos están disponibles para la venta, se valoran a precio de mercado; y como los bancos compraron el grueso de sus carteras cuando la prima de riesgo estaba mucho más alta que ahora, tienen grandes plusvalías latentes que se apuntan como capital.

Gloria Hernández, directora financiera de Bankinter y exdirectora general del Tesoro, explicó en la presentación de los resultados anuales que "los movimientos de bonos de vencimiento a disponible para venta han generado ganancias de capital de 180 millones. Como teníamos un impacto de 208 millones por provisiones, el neto es 20 millones negativos en patrimonio". Eso explica la mejora de la ratio de solvencia de la entidad en el cuarto trimestre, gracias a los beneficios retenidos, a pesar del impacto de la circular.

placeholder Leopoldo Alvear, director financiero de Bankia (i), y José Sevilla, CEO.
Leopoldo Alvear, director financiero de Bankia (i), y José Sevilla, CEO.

Lo mismo ha ocurrido en Bankia, donde su director financiero, Leopoldo Alvear, admitió que tuvieron que dotar un 11% más de provisiones por culpa de la circular, con un impacto de 37 puntos básicos en el capital (0,37 puntos porcentuales). Pero "la reclasificación de las carteras, una parte de vencimiento a disponible para la venta, permite aflorar plusvalías latentes y reduce el impacto a solo 17 puntos básicos".

En cuanto a CaixaBank, la reducción de su capital por las nuevas provisiones (cifradas en 758 millones) es de 38 puntos básicos, que se compensan en parte por la generación de 23 puntos por la liberación de provisiones de estas carteras. BBVA estima un impacto neto de -31 puntos básicos y Sabadell, de -80, pero no detallan qué parte corresponde a provisiones y qué parte al cambio de cajón de la deuda pública.

Provisiones mayores de lo esperado

Estas maniobras contables son necesarias porque el impacto de la nueva normativa en las provisiones está siendo más duro de lo que anticipaba el sector y el propio Banco de España. La circular cambia el sistema por el que se dotan los saneamientos en los bancos: hasta ahora, se provisionaban los créditos que estaban ya en mora y los inmuebles adjudicados; desde este año, se deben calcular en función de la llamada "pérdida esperada", es decir, de la probabilidad de que los préstamos incurran en mora calculados a partir de una serie de parámetros.

placeholder El presidente de CaixaBank, Jordi Gual (d) y el consejero delegado, Gonzalo Gortázar (i). (EFE)
El presidente de CaixaBank, Jordi Gual (d) y el consejero delegado, Gonzalo Gortázar (i). (EFE)

Aunque en principio todo el mundo decía que iba a "tener un impacto neutro", resulta que ha sido peor de lo que se pensaba. El Banco de España estima un impacto medio del 13%, pero la norma permite llevarlo contra reservas y no resultados, y repartirlo en los próximos cinco años. Por eso, el citado incremento del 11% en Bankia en un ejercicio ha sido mucho mayor de lo que nadie esperaba.

CaixaBank explica que "no tiene intención de acogerse al periodo transitorio voluntario recogido en la normativa a efectos del impacto en capital" y, por tanto, se ha apuntado todo el impacto de golpe en un ejercicio en vez de periodificarlo. Con todo, el consejero delegado de Bankia, José Sevilla, aseguró que medir el impacto en las provisiones "es más limpio que en el capital". Precisamente, estas triquiñuelas contables pretenden compensar el efecto en provisiones sin que las ratios de solvencia no se vean perjudicadas.

La nueva circular contable del Banco de España, que adapta las normas internacionales IFRS9, ha supuesto un quebradero de cabeza para las entidades mucho mayor del que anunciaban las autoridades. El impacto en provisiones ha sido muy duro, lo que ha impactado en sus ratios de capital. Hacía falta compensarlo, y el sector ha encontrado un truco casi de trilero para conseguirlo: cambiar de 'cajón' los bonos que tiene en balance, lo que le permite liberar capital y aliviar sus niveles de solvencia.

Banca Banco de España Balance
El redactor recomienda