Los Benetton y Fainé pactan un matrimonio de conveniencia para controlar Cellnex
  1. Empresas
Nuevo entorno de accionariado estable

Los Benetton y Fainé pactan un matrimonio de conveniencia para controlar Cellnex

Los italianos, incluso, podrían rebajar un tanto su participación y reducir su 29%. En cambio, Criteria está en la posición contraria. Quiere incrementar su paquete, hasta llegar al 10%

Foto: Una antena de telecomunicaciones de Cellnex. (Reuters)
Una antena de telecomunicaciones de Cellnex. (Reuters)

Cellnex iba a servir a los italianos para financiar la OPA de Atlantia sobre Abertis. Y la palabra es "iba" porque esto ha cambiado. Los Benetton, socios de referencia de Atlantia, se han quedado el 29,9% de Cellnex que controlaba Abertis en su 'holding' Edizione. Tal vez reduzcan su posición un tanto, pero manteniendo un paquete significativo. Por su parte, Criteria, el 'holding' de participadas de La Caixa, tiene el 5,1% de Cellnex y, como los Benetton, con voluntad de permanencia en la empresa de infraestructura de telecomunicaciones. Una nueva alianza que se ha tejido prácticamente sobre la marcha.

La apuesta de los Benetton apunta a buenas perspectivas para Cellnex. Y a un buen entendimiento entre el presidente de Criteria, Isidre Fainé, y Gilberto Benetton. Socios de conveniencia que aspiran a que Cellnex a medio plazo sea el mismo tipo de negocio que ya es Abertis, una empresa de infraestructura cuyos clientes, en este caso las operadoras de telecomunicaciones y televisión tienen que pagar peaje para usar su red de torres.

Hay un paquete del 4,9% del que Abertis también se ha desprendido y para el que se busca comprador a través de Mediobanca. Edizione no lo ha adquirido para evitar tener que lanzar una OPA. Los italianos, incluso podría rebajar un tanto su participación, bajando del 29%. En cambio, Criteria está en la posición contraria. Quiere incrementar su paquete, hasta llegar al 10% pero no cuando la acción está un tanto recalentada, ahora cotiza por encima de los 21 euros por título.

El presidente de Criteria, Isidre Fainé. (Reuters)
El presidente de Criteria, Isidre Fainé. (Reuters)

Para el futuro se prevé que los Benetton y Criteria mantengan una alianza estable en el capital de Cellnex y den estabilidad al accionariado de la compañía.

Cellnex a medio plazo no tendría buenas perspectivas, porque ha de mantener un fuerte ritmo inversor. Tiene contratos asegurados para facturar 16.000 millones durante los próximos veinte años y tiene inversiones comprometidas por valor de 2.000 millones entre este año y el 2023. Pero dentro de un período que oscilará entre los cinco y los siete años, la previsión de los impulsores del proyecto es que se convierta en una máquina de hacer dinero. Y es ante esas perspectivas que los Benetton han decidido esperar, en contra del plan original que pasaba pura y simplemente por hacer caja.

Liderazgo del mercado

Cellnex se ha convertido en 2017 en la empresa líder en su sector en Europa. Y quiere seguir creciendo, para lo que estudia diversas adquisiciones. La tendencia de la mayoría de los operadores históricos en el sector de telecomunicaciones pasa por externalizar sus redes. Y aquí es donde aparecen las oportunidades de nuevas adquisiciones, que son las que están lastrando los resultados durante estos primeros años.

A día de hoy Cellnex tiene una capitalización bursátil de 5.000 millones, un 54% más que en lo que se valoró Telxius, su principal competidor

En España, solo compite con Telxius una empresa equivalente creada por Telefónica con la externacionalización de sus torres de cobertura. Telxius estuvo valorada en 3.200 millones cuando KKR compró el 40% del capital. A día de hoy, Cellnex tiene una capitalización bursátil de más 5.000 millones, un 56% más. Cellnex se ha convertido en una empresa más diversificada geográficamente y con una cartera de clientes que no depende de un solo contrato.

El error de Pallete

El presidente de Telefónica optó por crear Telxius en lugar de vender sus torres a Cellnex. Eso fue en octubre del 2017. En ese momento los títulos de Cellnex valían 14 euros. Hoy su valor se ha incrementado un 54% desde entonces. Si el presidente de Telefónica, José María Álvarez de Pallete hubiese apostado por Cellnex a cambio de un paquete de acciones de esta compañía, la operación hubiera sido mucho más rentable para la primera operadora de España.

Los Benetton no han querido repetir ese desliz. Y por eso apuestan por permanecer en el capital de Cellnex, en lugar de desprenderse de su participación.

Familia Benetton Benetton Isidre Fainé Telecomunicaciones Cellnex Telecom Noticias de Cataluña
El redactor recomienda