la petrolera lusa apunta a la venta

Repsol y Cepsa descartan la compra del 33% de Galp

Las estrategias de las dos mayores petroleras de España no pasan por hacerse con el paquete del mayor accionista de Galp, en manos de Amorim Energia, propiedad de Amorim y Esperanza Holding

Foto:

Ni Repsol ni Cepsa, las dos mayores petroleras de España, quieren (o pueden) hacerse con el mayor paquete accionarial de su vecina y competidora portuguesa Galp. Tal y como adelantó El Confidencial, los dueños de Amorim Energia están sondeando el mercado de cara a vender la compañía, que a su vez posee el 33% de Galp.

Pese a que los dueños de Amorim Energia negaron oficialmente su intención de vender, diversas fuentes financieras consultadas por este diario afirman que están buscando comprador. El 55% de Amorim Energia pertenece al Grupo Amorim, de una de las familias más ricas de Portugal. El otro 45% es de Esperanza Holding, un vehículo de inversión participado mayoritariamente por la petrolera estatal de Angola, en el que también participa Isabel dos Santos, la mujer más rica de África, con distintos vínculos inversores en Portugal.

Tras el fallecimiento de Americo Amorim en verano de 2017 y el cambio de presidencia en Angola, que ha dejado fuera del poder tras 38 años a Eduardo dos Santos, padre de Isabel dos Santos, los lazos en Amorim Energia se han deshecho, con lo que todo apunta a una venta.

Uno de los activos más valiosos de Amorim Energia es el 33% de Galp, lo que lo hace el mayor accionista de la petrolera, incluso por encima del propio Estado portugués, que cuenta con algo más del 7%. Este está valorado en el mercado en unos 3.800 millones de euros.

Para Repsol y Cepsa sería una inversión que generaría problemas de competencia, ya que Galp cuenta con un considerable número de estaciones de servicio en España. La ley de competencia española establece unos límites al número de estaciones que se pueden tener en cada provincia (30% del total), con lo que sobre todo Repsol estaría obligado a vender muchas gasolineras.

Cepsa, por su parte, cuenta con un dueño que no está interesado en el crecimiento inorgánico de esta petrolera. Muy al contrario, Mubadala, el fondo de Abu Dhabi, está explorando la venta de una parte de Cepsa, tal y como adelantó 'Expansión'.

En otro orden de cosas, Mubadala y Repsol se han visto afectados por las disputas en el mar del sudeste asiático entre Vietnam y China. Las autoridades vietnamitas han pedido este mismo viernes a Repsol que detenga las labores de exploración de un proyecto que la petrolera presidida por Antonio Brufau comparte con PetroVietnam y Mubadala.

Este imprevisto se ha producido después de que China haya presionado a Vietnam, en un clima de hostilidades por las barreras comerciales establecidas por Trump en EEUU, que la semana pasada estrechó lazos con el país del sudeste asiático.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios