abonaba las dietas sin pasar por el banco

Endesa repartió a sus consejeros 'sobres' de 1,4 millones anuales por "tradición"

La fórmula, mediante la cual la eléctrica abonaba las dietas por asistencia a los consejos, fue utilizada durante años cuando los accionistas eran el Estado y las cajas de ahorros

Foto: Sede central de Endesa en Madrid.
Sede central de Endesa en Madrid.

Los consejeros de Endesa recibieron durante años parte de sus remuneraciones en sobres con dinero en efectivo, sin transferencia bancaria de por medio. Así lo han confirmado fuentes oficiales de la compañía eléctrica, que ha justificado este modo tan rústico de abonar los sueldos de los miembros de su órgano de gobierno por “una tradición heredada de tiempos anteriores”, de cuando el Estado y las cajas de ahorros eran sus máximos accionistas.

La empresa energética, presidida actualmente por Borja Prado y controlada por la italiana Enel, usó esta vía durante un extenso periodo de tiempo que las mismas fuentes oficiales han declinado especificar. Lo que Endesa ha corroborado que abonaba a sus consejeros mediante sobre en efectivo eran las dietas por asistencia a las reuniones, habitualmente mensuales. Una parte de la remuneración total que ascendía a entre 1,4 y 1,59 millones de euros al año.

Los informes de gobierno corporativo de la sociedad registrados en los archivos de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) indican que los representantes del órgano de gobierno del grupo eléctrico percibían 7,9 millones de euros anuales, de los que 2,9 millones se correspondían al salario fijo, otros 3,5 millones a la remuneración variable y los citados 1,4 millones, en concepto de dietas.

El presidente de Endesa, Borja Prado, junto al consejero delegado, José D. Bogas (i). (EFE)
El presidente de Endesa, Borja Prado, junto al consejero delegado, José D. Bogas (i). (EFE)

Endesa asegura que este pago era totalmente legal y estaba declarado a la Agencia Tributaria. De lo que la compañía no se hace responsable es de qué hacían con ese dinero los receptores del mismo y si cumplían o no posteriormente con sus obligaciones fiscales, dando por sentado que así era.

Las mismas fuentes oficiales de Endesa agregan que esta fórmula “tradicional” de pagar en metálico las dietas a los consejeros procedía de la etapa del anterior presidente, Manuel Pizarro, actualmente consejero de El Corte Inglés. Pizarro entró en el consejo de Endesa en 1996 por su amistad con José María Aznar y fue nombrado vicepresidente dos años más tarde y presidente en 2002. Estuvo al frente de la compañía hasta 2007, cuando Enel se hizo con la mayoría del capital en alianza con Acciona y tras batir en una cruenta guerra de opas a Gas Natural y a la alemana E.On.

Su salida fue acompañada de un pago de 18,5 millones de euros en concepto de "otras retribuciones", en el que se incluía "la indemnización contractual, según el informe de gobierno corporativo de la sociedad". José Manuel Entrecanales le sustituyó en la presidencia hasta que en 2009 fue al mismo tiempo relevado por Borja Prado. Las fuentes oficiales aseveran que fue el actual presidente el que terminó con esta fórmula de pago en sobres, ya que impuso que las dietas se abonaran por transferencia bancaria como el resto de las retribuciones.

Los beneficiarios

Entre los consejeros que estaban en Endesa antes de la toma de control por parte de Enel y Acciona destacaban, además de Pizarro, Rafael Miranda, que fue consejero delegado entre 1997 y 2007; Miguel Blesa, el que fuera presidente de Caja Madrid; José Manuel Fernández Norniella, su mano derecha en la entidad financiera madrileña; Alberto Recarte, consejero de Caja Madrid y también beneficiario de las tarjetas 'black'; Aberto Ureba, exabogado de Baker & Mckenzie ; Juan Rosell, actual presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), y Juan Ramón Quintás, presidente de la Confederación Española de Cajas de Ahorros.

Pizarro es hoy el presidente de la comisión de auditoría de El Corte Inglés y único miembro independiente de su consejo de administración, mientras que Miranda preside Acerinox y es consejero de Nicolás Correa y del fondo de capital riesgo canadiense Brookfield. Por su parte, Ureba es socio del bufete de abogados Ramón y Cajal y Rosell sigue al frente de la patronal. Blesa falleció de un disparo con una escopeta en 2017 y sus personas de confianza en la caja desaparecieron de la escena pública tras el escándalo de los pagos opacos en Bankia. Quintás se jubiló en 2010.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios