Los fondos Starwood y Blackstone pujan por comprar NH Hoteles a la china HNA. Noticias de Empresas
se interesan por el 29,5% por 650 millones

Los fondos Starwood y Blackstone pujan por comprar NH Hoteles a la china HNA

Los dos fondos de capital riesgo se han interesado por adquirir el 29,5% de la compañía hotelera española en manos del grupo asiático por 650 millones de euros

Foto:

NH Hoteles puede cambiar de dueños en las próximas semanas. La china HNA, dueña del 29,5% de la cadena hotelera española, ha recibido dos muestras de interés por parte de Starwood y de Blackstone para hacerse con esta participación. Según han indicado fuentes próximas a las negociaciones, los dos fondos de capital riesgo ya han presentado a la multinacional asiática ofertas preliminares por este paquete, valorado en cerca de 650 millones de euros, que les convertiría en el primer accionista de la compañía.

El interés de Blackstone y de Starwood se produce después de que, como adelantó El Confidencial el pasado 19 de enero, HNA encargase a JP Morgan vender su 29,5% en NH Hoteles por dos motivos esenciales. El primero es que, tras siete años de inversión, la multinacional asiática ha sido incapaz de hacer valer su presencia en el capital para hacerse con la gestión de la sociedad española. El segundo es que, debido a su agresiva estrategia de adquisiciones, sus dificultades financieras la han obligado, por orden del Gobierno de Pekín, a poner a la venta algunas de las adquisiciones realizadas en los últimos años.

Pese a que la relaciones entre HNA y NH Hoteles no son las mejores, la posible entrada de Blackstone y de Starwood está siendo monitorizada por el consejo de administración del grupo español, por José Antonio Castro, dueño de Hesperia y del 9% del capital, y por Oceanwood, el ‘hedge fund’ que aglutina un 12% de las acciones en circulación de NH. De hecho, ninguno de los tres quiere que el paquete en manos chinas pase a un grupo industrial competidor, ya que significaría perder la independencia, como hubiese ocurrido si hubiese triunfado la opa fallida lanzada por Barceló.

Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Blackstone y Starwood son dos de los fondos de capital riesgo que más han invertido en el negocio hotelero en España. El primero, que cuenta con un vehículo de 104.000 millones de dólares destinado al sector inmobiliario, compró en octubre del pasado año Hi Partners, la división hotelera de Banco Sabadell, por 630 millones. Una operación que llegó después de la adquisición de los 30.000 millones de activos vinculados al ladrillo en manos del Banco Popular, 800 de los cuales estaban ligados a activos hoteleros. El Hilton Inn Sevilla, el Gran Hotel La Toja de Pontevedra, Tamisa Golf en Mijas o el Hotel Ayre de Oviedo son algunos de los activos que estaban bajo el paraguas del banco controlado ahora por Banco Santander.

Por su parte, Starwood ha invertido en España en la compra de una cartera de crédito de Bankia de 800 millones de euros relacionada con el sector hotelero, al tiempo que en 2014 firmó una alianza con Meliá para realizar inversiones conjuntas. En 2015 le compró seis establecimientos al grupo mallorquín por 176 millones de euros, mientras que ahora ha puesto a la venta cuatro de ellos por cerca de 240 millones.

Una de las claves de la negociación es que HNA quiere que los interesados le paguen una prima por su participación, que le daría derecho a tener hasta cuatro consejeros. Representantes que a mediados de 2016 fueron expulsados del órgano de gobierno de la compañía por conflicto de intereses, al considerar el resto de accionistas que la compra paralela de Carlson-Reizidor por parte de HNA hacía incompatible que estuvieran en ambas empresas al mismo tiempo.

Las acciones de NH cotizan en bolsa a 6,26 euros por acción, ligeramente por encima del precio al que se movían cuando el consejo rechazó la fusión con Barceló a 7,08 euros por título. Su consejero delegado, Ramón Aragonés, ha asegurado que el grupo cuenta con un plan estratégico a tres años que sigue vigente, con una inversión comprometida de 30,9 millones de euros de aquí a 2020. Su previsión de beneficios pasa por alcanzar un resultado bruto de explotación (ebitda) recurrente de 230 millones para 2017, llegando a los 260 este año. Para 2019, su objetivo es situar el ebitda pro forma en niveles de 300 millones de euros y un beneficio neto recurrente próximo a los 100 millones.

Unas cifras que ponen de manifiesto la recuperación de una cadena que acumuló entre 2011 y 2015 cuatro años consecutivos de pérdidas y que estuvo a punto de caer en concurso de acreedores por su elevada deuda.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios