Noticias Grupo ACS: ACS ofrece a Atlantia un acuerdo para trocear Abertis y evitar una guerra de opas
consideran un disparate el precio en bolsa

ACS ofrece a Atlantia un acuerdo para trocear Abertis y evitar una guerra de opas

La constructora española y el grupo italiana llevan semanas de conversaciones para no pagar un sobrepecio por la concesionaria que pusiera en riesgo la salud financiera de ambas

Foto: Abertis.
Abertis.

La guerra por Abertis puede acabar con una paz inesperada. Según indican fuentes próximas a la operación, ACS y Atlantia han mantenido conversaciones en las dos últimas semanas para intentar alcanzar un acuerdo que les permita repartirse la compañía española de autopistas y evitar una subida de precios de ambas opas que pondría en alto riesgo la viabilidad financiera de los dos candidatos.

Así lo señalan fuentes próximas a las negociaciones, que llevan varias con ‘embajadores’ tratando de tirar puentes entre Madrid y Roma para alcanzar un principio de acuerdo que haga innecesario acudir a una batalla a sobre cerrado para quedarse con Abertis. Aunque las posturas aún están alejadas, tanto el grupo presidido por Florentino Pérez como la multinacional dirigida por Giovanni Castelucci siguen abiertos a firmar una paz que cuenta con el apoyo de Mediobanca.

ACS y Atlantia quieren evitar un encarecimiento de Abertis, que se ha disparado un 35% en bolsa desde que la compañía italiana anunciase su propuesta

De hecho, a primera hora de la mañana, tanto Atlantia como ACS confirmaban mediante un hecho relevante esta información adelantada por El Confidencial. "Ante las noticias aparecidas en los medios de comunicación, el Grupo ACS confirma que se encuentra en conversaciones con Atlantia sobre la OPA de Abertis sin que hasta la fecha haya llegado a acuerdo alguno", asegura el comunicado.

Las acciones de Abertis caían cerca de un 4% en los primeros compases de la negociación hasta los 18,6 euros.

El banco italiano es uno de los financiadores destacados del préstamo de 14.000 millones que pidió Atlantia para lanzar su OPA a 16,5 euros, pero al mismo tiempo, Borja Prado, el que fuera el máximo responsable de la entidad en España y actualmente miembro del consejo asesor europeo, es persona próximo a Florentino Pérez, con el que mantiene una relación muy estrecha. De hecho, hasta no hace mucho, Mediobanca era el banco predilecto de ACS, al que ayudó en numerosas operaciones corporativas, como en el intento de toma de control de Iberdrola.

Fuentes próximas al banco transalpino declinaron hacer comentarios sobre esta información hace dos semanas a preguntas de El Confidencial. La última vez que se les vio juntos a Borja Prado, actual presidente de Endesa, y a Florentino Pérez fue hace 20 días con motivo del partido de ida de los octavos de final de la Champions League entre el Real Madrid y el PSG. Encuentro presidido por el ingeniero de Caminos, que estuvo acompañado justo detrás de su asiento por el banquero de inversión, amén de José María Aznar y Nicolas Sarkozy.

Por su parte, Criteria Caixa, juez y parte en la operación, al controlar el 22% de Abertis, señaló hace quince días que desconocía cualquier posible pacto. Pero sería una de las más agraciadas si se firma la paz porque Isidro Fainé, presidente de la antigua caja catalana, ha sido señalado por el Gobierno por ayudar a los italianos en deprimento de la opción española, lo que ha tensado su relación con Mariano Rajoy.

Con este potencial acuerdo, ACS y Atlantia pretenden evitar un encarecimiento de la compra de Abertis, que se ha disparado cerca de un 35% en bolsa desde que la compañía italiana anunciase su propuesta el 2 de mayo de 2017. El anuncio posterior de la opa de la constructora española a través de Hochtief, su filial alemana, a 18,74 euros por título, ha llevado a la concesionaria a cotizar hasta los 19,4 euros.

Un precio que, según Angel García Altozano, el director de desarrollo corporativo de ACS, solo responde "a factores especulativos, en ningún caso de negocio puro del grupo”. Así lo indicó el pasado 1 de marzo en la presentación de los resultados anuales de la multinacional española, cuando fue preguntado por los analistas por el futuro de la pugna con Atlantia. “En un escenario de previsión de subida de tipos, la cotización de Abertis debería bajar, no subir”, explicó en referencia a que este tipo de empresas están muy condicionadas por el precio del dinero dado el importante volumen de deuda que arrastran.

El castigo a ACS

Este factor es uno de los que más preocupan tanto en Madrid como en Roma, puesto que, si el Banco Central Europeo (BCE) encarece los tipos de interés –actualmente en negativo- como se prevé, el coste financiero de las opas aún sería mayor. La oferta de Atlantia valora Abertis en 16.500 millones de euros, mientras que la de ACS la tasa en 18.600 millones. Unas propuestas que ya han quedado desfasadas, ya que la cotización actual refleja una capitalización de 19.200 millones porque el mercado espera una mejora de las dos opas si finalmente el futuro se dirime a sobre cerrado.

Según Angel García Altozano, director de desarrollo corporativo de ACS, el precio responde "a factores especulativos, no al negocio puro del grupo”

Fuentes financieras próximas a las partes han reconocido que la operación se ha encarecido mucho y que una mejora adicional de los precios pondría en serio riesgo la viabildad de las dos compañías. La más castigada por esta conclusión ha sido ACS, que se ha convertido en la segunda peor compañía del Ibex 35 en lo que va de año, con una caída de más del 13%. La constructora se cambia al precio más bajo en 15 meses, mientras que Hochtief, su filial, ha perdido más del 20% desde los máximos históricos que alcanzó a 170 euros.

De que así se decida dependerá de, primero, si la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) aprueba esta semana la OPA de Hochtief, que lleva más de un mes en cola. El organismo regulador ha dilatado la autorización para asimismo eludir una confrontación con el Gobierno español, cuyo ministro de Energía, Alberto Nadal, ha amenazado con llevar a los tribunales a la Comisión si da el visto sin que Moncloa haya concedido previamente todo los plácets. El plazo para judicializar el proceso acaba hoy, por lo que Sebastián Albella, presidente de la institución supervisora de los mercados, ha demorado el registro oficial de la OPA de ACS con la excusa de solicitar información adicional a la empresa española.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios