cambia su categoría de dominical a externo

Ana Botín se reserva la continuidad de su hermano Javier en el consejo del Santander

El cambio de categoría de Javier Botín de consejero dominical a externo tiene más enjundia de lo que parece: su continuidad queda en manos de su hermana

Foto: Javier Botín, junto a la alcaldesa de Santander, Gema Igual. (EFE)
Javier Botín, junto a la alcaldesa de Santander, Gema Igual. (EFE)

El cambio en el consejo del Banco Santander parece irrelevante 'a priori': ha decidido trasladar a su consejo "el umbral legal de participación significativa (3% del capital) para calificar a un consejero como dominical". Esto implica que Javier Botín, hasta ahora representante del 0,98% que posee la familia en el banco, tendrá que dejar de ser dominical y, como no puede ser independiente, tendrá la consideración de 'externo'. Distintas fuentes aseguran que este cambio tiene mucha más enjundia: con este movimiento, Ana Botín tiene poder de decisión sobre la continuidad de su hermano en el órgano de gobierno del banco.

Según explica un abogado experto en derecho societario, "cambiar la condición de Javier Botín a externo implica que ya no tiene garantizado el sillón por derecho de propiedad como representante de un accionista, sino que ahora este depende de que el consejo siga proponiendo su renovación y la junta la ratifique". "Es decir, el asiento ya no es 'suyo' como hasta ahora, sino que queda mucho más expuesto si alguien se opone a su continuidad en el consejo", añade.

La presidenta del Banco Santander, Ana Botín, en la presentación de los resultados de 2017. (EFE)
La presidenta del Banco Santander, Ana Botín, en la presentación de los resultados de 2017. (EFE)

Y ese 'alguien' sería su hermana, según fuentes conocedoras de la situación. "Tiene el poder no solo sobre el banco sino también sobre la representación familiar. De esta manera, la continuidad de su hermano depende exclusivamente de ella, como presidenta ejecutiva, y no puede darla por garantizada como hasta ahora", sostiene una de ellas.

El último dominical de los Botín

Otra fuente del banco reconoce que la situación, en efecto, queda así tras este cambio, pero añade que eso no implica que Ana Botín vaya a prescindir de su hermano. Así, recuerda que Guillermo de la Dehesa lleva desde 2002 con la categoría de 'otro consejero externo' y nadie cuestiona su continuidad, que será propuesta de nuevo a la junta de accionistas que se celebrará el 23 de marzo.

Tras el fallecimiento de Emilio Botín en 2014, su hija Ana pasó a ser presidenta ejecutiva del Santander, con lo que aunó las categorías de consejera dominical y ejecutiva. En estos casos, la Ley de Sociedades de Capital establece que predomina la calificación de ejecutiva, por lo que su hermano Javier quedó como único accionista dominical en representación de la participación de la familia, un 0,98%, la mitad de la cual está sujeta a un pacto parasocial desde 2006. La otra mitad pertenece a la Fundación Botín.

En esta sindicación participan también las acciones en poder de sus otros hermanos Emilio, Paloma, Carolina y Carmen. Según este acuerdo, "la presidencia del sindicato recae en la persona que en cada momento lo sea de la Fundación Botín, en la actualidad, D. Francisco Javier Botín-Sanz de Sautuola y O ́Shea.".

Fricciones en el pasado

La relación entre ambos no ha estado exenta de fricciones en el pasado, como la que se produjo a raíz del descubrimiento del fraude de Bernard Madoff. La firma de inversión que habían creado a medias Javier Botín y el marido de Ana Botín, Guillermo Morenés (Morenés & Botín), había sido uno de los principales comercializadores de los fondos del estafador entre los vips españoles, y el desastre provocó las tensiones que son fácilmente imaginables. Estas acabaron con la relación de los cuñados, y Javier Botín creó su propia 'boutique', JB Capital Markets, con gran predicamento en la City de Londres.

Emilio Botín, anterior presidente del Santander, fallecido en 2014. (EFE)
Emilio Botín, anterior presidente del Santander, fallecido en 2014. (EFE)

Algunas fuentes sostienen también que Javier albergó ciertas aspiraciones a la sucesión de su padre al frente del banco. Fueran o no ciertas, la inesperada muerte del anterior presidente del Santander acabó con ellas, puesto que el consejo tuvo que nombrar con urgencia a Ana Botín para evitar el vacío de poder.

Ahora, el cambio de categoría de Javier lo deja expuesto a la voluntad de su hermana para volver a ser propuesto al cargo. No obstante, la citada fuente del Santander recuerda que "no hay que olvidar que, por encima de todo, son hermanos".

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios