gran bolsa de suelo: 7,2 millones de metros

Entrenúcleos (Sevilla): de tumba de Luis Portillo a nueva meca inmobiliaria

La macrobolsa de 7,2 millones de metros y capacidad para 20.000 viviendas revive con Insur-BBVA, Aelca o Bekinsa tras quedar congelada años al caer su impulsor original

Foto: Una de las promociones de Entrenúcleos, en Dos Hermanas. (EFE)
Una de las promociones de Entrenúcleos, en Dos Hermanas. (EFE)

Entrenúcleos, la mayor y mejor macrobolsa de suelo residencial de Andalucía occidental, ubicada en Dos Hermanas, lindando con Sevilla capital, se ha convertido en el epicentro del renacer del ladrillo en la comunidad (con permiso de la omnipresente y omnipotente Costa del Sol). Sus siete millones de metros cuadrados, con capacidad para hasta 20.000 viviendas de todos los tipos, han 'cazado' ya a promotores consolidados que resistieron la crisis, como Inmobiliaria del Sur o Bekinsa, pero también a nuevas inmobiliarias nacidas tras la recesión como Aelca.

De esta forma, paradójicamente, la zona sobre la que el caído promotor sevillano Luis Portillo cimentó su fugaz ascenso entre 2006 y 2008 al olimpo del ladrillo español es ahora una especie de nuevo El Dorado inmobiliario. Portillo se apalancó sobre el valor de varios cientos de miles de metros que poseía en Entrenúcleos a través de su primigena inmobiliaria Expo-An para tomar Inmocaral, Riofisa y Colonial, hasta su caída a final de 2008.

La digestión de la ruina hizo que Colonial traspasara toda su actividad promotora y de centros comerciales a su particular banco malo, Asentia, hoy en manos de bancos y fondos de inversión, para centrarse solo en el área patrimonial. Otra parte de los suelos de Portillo acabó también en manos de acreedores como BBVA o CaixaBank, lo que ha permitido ahora una segunda vida a los mismos.

La gran bolsa, con una edificabilidad total de 2,5 millones de metros cuadrados, se distribuye en dos zonas casi a partes iguales. Es la primera, Unidad de Ejecución 1, la que concentra casi todos los proyectos que se desarrollan, explican fuentes inmobiliarias de Sevilla. "La urbanización que se ha hecho, y la que queda aún pendiente, es muy generosa en cantidad y calidad, con equipamientos de alto nivel. Además, tiene su accesibilidad resuelta completamente, sin duda es el suelo de mejor calidad actualmente", resumen.

La última en aterrizar ha sido Aelca, controlada por el fondo Värde Partners, que ha comprado suelo a CaixaBank (que lo heredó de la extinta Cajasol) para levantar hasta 2.100 viviendas con una inversión de 250 millones. Las dos primera promociones tendrán 163 y 78 unidades. Aunque quienes realmente han sido pioneros en la reactivación de Entrenúcleos tras la crisis han sido Insur y BBVA, que en 2015 pactaron desarrollar conjuntamente 300.000 metros cuadrados de la zona para levantar hasta 2.434 viviendas. La promotora presidida por Ricardo Pumar y el banco tienen actualmente cuatro promociones en construcción con 250 unidades, y otros tres proyectos en carga con otras 317.

El PGOU de Sevilla, irrealizable

La también inmobiliaria hispalense familiar Bekinsa, controlada por la familia Beca, tiene otras dos promociones ya construidas y en venta. Esta firma acumula ya, como Insur, amplia experiencia en la promoción de viviendas en otras zonas de Dos Hermanas. Precisamente la "estabilidad institucional" que emana del hecho de que lleve gobernando el municipio desde las segundas elecciones municipales tras el regreso de la democracia a España en 1983 el mismo alcalde, Francisco Toscano (PSOE), es otro de los factores que ha permitido a Entrenúcleos superar la crisis y la caída de su principal impulsor, Portillo.

La consideración de "irrealizable" del PGOU de Sevilla aprobado en 2006 genera falta de suelo consolidado en la capital andaluza

Junto a este factor político, otras fuentes del sector promotor señalan que la nueva coyuntura económica e inmobiliaria ha convertido en "irrealizable" el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Sevilla aprobado en 2006. Esto genera falta de suelo consolidado en la capital andaluza "que está expulsando a los compradores a Dos Hermanas y la comarca del Aljarafe". "Los desarrollos contemplados en el PGOU son de otra época, con sectores enormes e indivisibles que exigen gastos generales estratosféricos, inasumibles por la mayoría de promotores". A ello se une que el ayuntamiento, en la etapa del socialista Alfredo Sánchez Monteseirín, se gastó los fondos de los convenios urbanísticos previstos para desarrollar su parte de esos servicios generales en proyectos faraónicos como Las Setas o el Metrocentro de la capital andaluza.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios