la patronal busca tomar la 'joya de la corona'

Ruido de sables en torno a la Cámara de Sevilla ante las elecciones de final de año

El ente cameral hispalense es una perita en dulce para Miguel Rus, líder de la menguada patronal CES, cuyo mandato vence en 2019. Francisco Herrero, presidente de la Cámara (75 años), quiere seguir

Foto: Francisco Herrero, presidente de la Cámara de Sevilla, saluda al hoy rey Felipe en una imagen de archivo. (EFE)
Francisco Herrero, presidente de la Cámara de Sevilla, saluda al hoy rey Felipe en una imagen de archivo. (EFE)

La Cámara de Comercio de Sevilla, que preside desde hace 12 años el empresario Francisco Herrero (75 años), es la joya de la corona del muy atribulado panorama de las cámaras de Andalucía, donde hay 14 entes de este tipo. La previsible aprobación de la nueva Ley de Cámaras andaluza a finales de este año, una vez consensuado el texto con empresarios, sindicatos, cámaras y la propia Junta, abrirá por fin el periodo electoral que deriva de la entrada en vigor de la Ley española de Cámaras a finales de 2014. Y los movimientos para tomar el control del ente hispalense por parte de la hoy muy menguada patronal sevillana CES, que preside el constructor Miguel Rus, ya se están produciendo, según distintas fuentes empresariales consultadas.

El 30 de septiembre es el plazo máximo dado por el Ministerio de Economía para la celebración de esos comicios en todas las cámaras de España. Pero fuentes del sector cameral andaluz dudan de que la nueva ley regional, que aún no ha iniciado su trámite parlamentario, esté aprobada para esa fecha. "La Junta tiene mil problemas antes que decidirse a aprobar esta ley, hasta después de verano o más no estará, y las elecciones serían por tanto a final de 2018 o inicios de 2019 como pronto", explican. Ya son varios los aplazamientos para la adaptación de la legislación autonómica a la nacional que se han solicitado, y otro más no es descartable.

Sevilla es una perita en dulce porque ha logrado sortear en gran medida la supresión de las cuotas obligatorias incluida en la ley estatal de 2014. Ha creado el denominado Club Cámara, con más de 200 empresas españolas y extranjeras que contribuyen económicamente de forma voluntaria para recibir servicios y poder acudir a los múltiples eventos empresariales que acoge. La Cámara, con Herrero a la cabeza y un equipo profesionalizado detrás que lidera Salvador Fernández, se ha convertido —junto al Club Antares, que adquirió hace cuatro años, sus dos viveros empresariales (uno de ellos aeronáutico) y la escuela de formación Eusa— en el referente empresarial y económico indiscutible en Andalucía occidental.

Una situación que contrasta con el resto de los entes camerales andaluces, y en general la mayoría de los españoles. Y que despierta el interés de Rus, cuyo segundo y último mandato al frente de la CES por obligación de sus estatutos concluye el próximo 2019. Rus y su 'valido' en la CES, el empresario del sector de las artes gráficas y los medios de comunicación Antonio Lappí (accionista de Eldesmarque.com), están moviendo sus hilos para testar si tienen apoyos suficientes para plantear una alternativa a Herrero. Lappí es, a su vez, miembro del consejo de la Cámara. Herrero, por su parte, tiene la firme intención de presentarse a la reelección, pues considera que tiene proyecto por delante que desarrollar.

Miguel Rus (centro), presidente de la patronal CES. (Fundación San Pablo CEU)
Miguel Rus (centro), presidente de la patronal CES. (Fundación San Pablo CEU)

La nueva ley regional andaluza de cámaras tratará de dar respuesta a dos cuestiones en que el texto nacional de hace cuatro años no entra. Primero, la responsabilidad de los administradores que lleguen a las cámaras tras esas elecciones frente a la herencia que reciban. La ley estatal señala que si una Cámara tiene pérdidas durante dos años consecutivos, debe ir a liquidación. Y, en segundo lugar, la propia liquidación de una Cámara, cómo hacerla. En Andalucía, la situación más dramática es la de Jaén, intervenida por la Junta, con su excúpula denunciada ante los tribunales por su gestión, sus empleados sin cobrar desde hace años y en un limbo ante la indefinición legal para poder liquidarla.

En España hay alrededor de una decena de cámaras de comercio en liquidación, con la de Guadalajara liderando el 'ranking' por antigüedad, ya que suma siete años en esta situación. La adaptación a la ley nacional va a distintos ritmos por comunidades, pero entre marzo y junio están previstas —o será muy probable que se celebren— elecciones camerales en Madrid, Aragón, Navarra, Galicia, Comunidad Valenciana, País Vasco, Asturias y Baleares.

Sin pugnas en el resto de Andalucía

​La posible concurrencia de dos candidaturas a las elecciones camerales de Sevilla es algo que será poco probable en el resto de entes de la región. Al menos en los más relevantes. En Granada, el presidente de la patronal provincial CGE, Gerardo Cuerva, está al frente de la Cámara provincial desde 2014 y seguiría. En Málaga, el campo está controlado por el presidente de la patronal provincial CEM y de la andaluza CEA, Javier González de Lara, ya que el presidente de la Cámara, Jerónimo Pérez, es aliado.

En Huelva no hay intención del presidente de la patronal FOE, José Luis García-Palacios, de optar a la Cámara, que preside el histórico Antonio Ponce, de 78 años y presidente del Consejo Andaluz de Cámaras de Comercio, quien podría presentarse de nuevo. La indefinición del sistema de obtención de ingresos de estos entes tras la ley estatal de 2014 provoca, más que interés por controlarlas como en la de la capital andaluza, reticencias a asumir la responsabilidad sobre ellas a futuro.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios