Repsol pide a CVC una prima por Gas Natural para abonar un dividendo especial
  1. Empresas
EL FONDO CIERRA UN PRÉSTAMO DE 1.800 MILLONES

Repsol pide a CVC una prima por Gas Natural para abonar un dividendo especial

La petrolera y el fondo de capital riesgo, que ha pedido un préstamo de 1.800 millones, ultiman los detalles para cerrar la compraventa del 20% de la eléctrica por 3.800 millones

Foto: Sede de Repsol. (Reuters)
Sede de Repsol. (Reuters)

CVC Capital Partners ya tiene el dinero para ejecutar la mayor inversión de su historia en España. El fondo de capital riesgo ha cerrado un crédito sindicado con Santander, Mediobanca, Crédit Agricole, Société Générale y Natixis de unos 1.800 millones de euros para financiar la adquisición del 20% de Gas Natural Fenosa en manos de Repsol, valorado entre 3.800 y 4.000 millones. De esta forma, la mayoría del capital de la eléctrica catalana estará en manos del ‘private equity’ después de décadas de control entre La Caixa y la petrolera.

Fuentes financieras han confirmado que la firma del préstamo es cuestión de días, ya que el acuerdo entre las partes es prácticamente total. La única diferencia que distancia a CVC y a Repsol son los céntimos por acción del precio final a pagar por el 20% de la empresa eléctrica. Mientras el grupo presidido por Antonio Brufau exige que el fondo inglés pague una prima respecto a la actual cotización en bolsa, la firma de capital riesgo quiere ceñirse al valor presente de la cotización, golpeada en las últimas semanas por la nueva regulación que prepara el Ministerio de Industria.

El precio medio de Gas Natural Fenosa en los tres últimos meses, referencia habitual para acordar una transacción corporativa, ha sido de 19,20 euros por acción, tasación que se eleva hasta los 19,70 euros por título si se toman como cálculo los últimos 12 meses. Por contra, la empresa presidida desde hace dos semanas por Francisco Reynés se cambia actualmente a 18,33 euros, castigada por la incertidumbre sobre el recorte de la remuneración por parte del Gobierno al sector del gas y de la electricidad.

El presidente ejecutivo de Gas Natural Fenosa, Francisco Reynés. (EFE)
El presidente ejecutivo de Gas Natural Fenosa, Francisco Reynés. (EFE)

La diferencia entre pagar un precio —el último de mercado— u otro —el promedio— supone abonar entre 174 y 274 millones, en función de si se toma la referencia de los tres últimos meses o la del último año. Según distintas fuentes, lo más probable es que CVC acabe aceptando las condiciones de Repsol, quien ha indicado que no está dispuesta a vender por debajo del precio al que trasmitió su primer 10% de Gas Natural a Global Infraestructure Partners (GIP) el 12 de septiembre de 2016.

Aquella operación se cerró a 19 euros por acción, al aceptar el fondo estadounidense desembolsar una prima del 2,6% sobre el precio al que la eléctrica cotizaba en bolsa (18,5 euros el día del anuncio). Gas Natural Fenosa se paga ahora en bolsa a 18,32 euros, un 3,64% por debajo del precio a que compró GIP. Por ese motivo, CVC ha elevado el importe del crédito, que inicialmente era de unos 1.400 millones, a los cerca de 1.800 que ha solicitado a los cinco bancos que participarán en la financiación.

Esta aparente pequeña discrepancia es muy relevante para Repsol, puesto que de vender a un precio u otro la plusvalía por esta desinversión se vería reducida sensiblemente. En la anterior operación, la petrolera obtuvo unas ganancias antes de impuestos de 246 millones por el traspaso del 10%, por lo que ahora podría obtener cerca de 500 millones si consigue que CVC acceda a desembolsar los mismos 19 euros que pagó GIP.

Oportunidad para todos

Para Repsol, la argumentación es sencilla. Gas Natural vale más de lo que dice hoy en día la bolsa, ya que el mercado ha reaccionado de forma exagerada al anuncio del ministro Álvaro Nadal de revisar a la baja las primas a la distribución del gas. Además, considera que CVC tendrá un puesto en el consejo de administración, como el fondo americano, lo que le permitirá influir en la gestión e incluso en el desarrollo del nuevo plan estratégico que Reynés tiene previsto presentar a mediados de año.

Foto: Central nuclear de Cofrentes, en Valencia. (EFE)

Fuentes próximas a la operación aseguran que esta divergencia no va a ser obstáculo para que el fondo dirigido en España por Javier de Jaime se retire de las negociaciones y deje pasar una oportunidad que viene persiguiendo desde hace casi dos años. Primero con el intento de tomar el control de Endesa, deseo que chocó con la negativa del grupo italiano Enel a vender una mayoría de control. Y segundo cuando perdió la puja con GIP por entrar en Gas Natural en septiembre de 2016. Además, sabe que KKR sigue interesado en entrar en el capital de la eléctrica participada en un 24% por La Caixa, si bien otras fuentes matizan que el nombre de este fondo estadounidense ha salido a la palestra para presionar a CVC.

Lo que el mercado descuenta es que, de cerrarse la operación, Repsol analizaría seriamente distribuir un dividendo extraordinario a sus accionistas, a los que ha castigado con recortes en la remuneración de hasta el 40% desde 2015. Por si fuera poco, la petrolera lo ha abonado con acciones en lugar de en efectivo, como hacía antiguamente, para proteger la salida de dinero de la caja después de que las agencias de 'rating' rebajaran su calificación financiera. Una solvencia que Repsol ha recuperado en el último año y que le permitiría ahora tener un detalle con sus inversores.

Francisco Reynés Repsol Gas Natural Fenosa Antonio Brufau Dividendos CVC
El redactor recomienda