hasta mil millones sobre 120.000 metros

Los Mora-Figueroa buscan socios árabes para el gran proyecto de polo en Sotogrande

La familia andaluza, una de las más ricas de la comunidad, quiere aliados con experiencia también en el sector hotelero y Ali Albwardy, fundador del Dubai Polo Team, es uno de los más cercanos

Foto: Vista del actual Santa María Polo Club de Sotogrande. (Cordon Press)
Vista del actual Santa María Polo Club de Sotogrande. (Cordon Press)

La familia Mora-Figueroa, una de las más ricas de Andalucía y de toda España, busca 'gasolina' en Oriente Medio para arrancar definitivamente la Ciudad Deportiva del Polo y Distrito Equino, las dos patas del macroproyecto deportivo e inmobiliario ligado a este elitista deporte en Sotogrande (Cádiz). La saga, que posee el Santa María Polo Club en la localidad gaditana de San Roque (donde se ubica Sotogrande), ha renovado el equipo directivo de esta entidad y trata de atraer a socios árabes adinerados ligados a esta disciplina para respaldar parte de la mareante inversión de hasta mil millones de euros sobre una superficie de 120.000 metros cuadrados.

La primera fase, para la que buscan inversores de países del Golfo Pérsico, incluye los 125 millones ligados a la Ciudad Deportiva para un hotel de lujo y las nuevas instalaciones deportivas, que crearían 200 empleos directos y hasta 1.500 en la fase de construcción, según fuentes de la empresa. A ellos se añadirían villas de lujo, un geriátrico y todo tipo de servicios de alto nivel para caballos y jinetes en los que los Mora quieren compartir riesgo, pero también beneficios futuros.

Ali Albwardy, fundador del Dubai Polo Team que tiene su base en Windor (Gran Bretaña) y propietario también del club de polo del emirato árabe, es uno de los asiduos del Santa María. Y su nombre figura entre los posibles socios, ya que los Mora buscan aliados con experiencia en el sector hotelero y su grupo, Albwardy Investment, gestiona hoteles de Meliá, Four Seasons o Hyatt. Dubai Polo Team viene participando en el torneo veraniego que acogen las instalaciones gaditanas. Este torneo, al que también suele acudir el rey emérito Juan Carlos a entregar trofeos, es uno de los cuatro grand slam mundiales de este deporte junto a otros en Reino Unido, EEUU y Argentina.

Los terratenientes ya tienen experiencia en tratos con algunas de las familias gobernantes de la península arábiga. A final de 2015 vendieron al jeque Mansour Al Nahyan, presidente del fondo Ipic que controla el 100% de Cepsa y propietario del club Manchester City entre otro cargos, una gran finca al sur de Badajoz por 55 millones de euros. Al Nahyan es miembro destacado de la familia gobernante de Abu Dhabi (otro de los países miembros de los Emiratos Árabes Unidos, como Dubái).

Los Mora-Figueroa eran una de las familias que controlaba el envasado y distribución de Coca-Cola en España hasta la creación del embotellador único Iberian Partners en 2013. Momento en el que vendieron sus acciones en la antigua Rendelsur a las familias catalana Daurella y valenciana Gómez-Trénor (algunos de cuyos miembros están emparentados con los Mora).

La modificación del PGOU de San Roque se aprobó en 2015, y desde entonces está aún pendiente la aprobación del Plan Parcial de la Ciudad Deportiva

Ramón Mora-Figueroa, hijo del patriarca de la saga del mismo nombre que roza los 80 años de edad, cedió su puesto como presidente de Santa María Polo Club en agosto pasado a su hermano Pablo. Oficialmente por un cambio en el reparto de tareas entre los vástagos de Ramón padre, pero otras fuentes señalan al retraso en la aprobación urbanística del nuevo proyecto como causa del relevo. La modificación del PGOU de San Roque, primer paso de la compleja tramitación administrativa, fue aprobada por la Junta de Andalucía en marzo de 2015, pero desde entonces está aún pendiente la aprobación del Plan Parcial de la citada Ciudad Deportiva. Fuentes de Santa María Polo Club explican que en abril próximo se espera obtener la autorización definitiva de la Junta a este plan, con la cual ya será Marina Investment —sociedad filial del 'holding' Netco Investment que aglutina los negocios de los Mora— quien ya tendrá autonomía para empezar las obras.

Otros relevos en la cúpula

Otro cambio muy relevante ha sido la reciente salida del número 2 del club, el experto urbanista Joaquín Blanco, quien fuera jefe de la Gerencia de Urbanismo de Sevilla durante la Expo 92 que supuso el mayor cambio en la estructura urbana de la capital andaluza en décadas. Blanco, que anunció oficialmente en noviembre su salida para jubilarse al alcanzar los 70 años, ha dejado la vicepresidencia ejecutiva de Santa María también por las discrepancias crecientes con los Mora-Figueroa sobre la evolución futura del macroproyecto. La familia ha convencido al experto, en cualquier caso, para seguir ligado sólo a Marina Investment hasta el fin de la tramitación urbanística.

Otras fuentes empresariales señalan que ha sido invitado a dejar su cargo por Pablo Mora-Figueroa. Blanco asumió a mediados de 2016 funciones ejecutivas y desde entonces ha apoyado al nuevo gerente llegado Santa María Polo Club, José María Fernández, en octubre de 2016. Otro de los nombres relevantes ligados a esta iniciativa es el de José Rodríguez de la Borbolla, principal asesor legal a través de su despacho Borbolla Abogados.

Ramón Mora-Figueroa (hijo), izquierda, y su padre Ramón (derecha) en una imagen de archivo.
Ramón Mora-Figueroa (hijo), izquierda, y su padre Ramón (derecha) en una imagen de archivo.

El desarrollo del macroproyecto inmobiliario y deportivo ha dejado además por el camino algún 'cadáver', en especial un enfrentamiento judicialentre el uruguayo David Stirling y los Mora-Figueroa. Stirling, vinculado al Santa María Polo Club a finales de la década de los 80 del pasado siglo, demandó hace tres años a sus hasta entonces empleadores y socios en el gran proyecto por estafa tras, según su versión, no habérsele abonado los honorarios acordados tras años de trabajo como asesor deportivo clave para que el nuevo proyecto saliera adelante.

Este proceso, tras haber pasado por las manos de cuatro jueces diferentes, fue archivado con apoyo de la Fiscalía y el recurso de los abogados de Sitrling a la Audiencia Provincial de Cádiz antes de la pasada Navidad ha sido desestimado y sin opción a recurso. David Stirling es una autoridad en el mundo del polo, y su verdadero introductor en España. Su hijo del mismo nombre, y el argentino Adolfo Cambiaso, son quizá las dos figuras más relevantes de este deporte actualmente. Cambiaso juega, precisamente, en el Dubai Polo Club, uno de los potenciales socios de los terratenientes andaluces.

La Ciudad Deportiva que promueven los Mora es la primera pata de un proyecto más amplio, Distrito Equino, que movería hasta mil millones en negocio

En el mundo del polo, según fuentes deportivas, se comenta desde hace años que Santa María Polo Club está perdiendo fuelle y atractivo ante, por ejemplo, las instalaciones del Polo Club Saint Tropez (sur de Francia). Los expertos en esta disciplina echan de menos una mejor conservación y una apuesta por la modernización de la instalación gaditana. En especial si quiere mantener uno de los cuatro grand slam mundiales como hasta ahora y para no seguir perdiendo presencia de equipos de otros países como viene ocurriendo los dos últimos años.

La segunda pata del proyecto, el denominado Distrito Equino, abarca no solo la Ciudad Deportiva que promueven los Mora-Figueroa sino que se inspira en el proyecto de Palm Beach en EEUU. Incluye a varios ayuntamientos, otros clubes de polo extranjeros y es el que en total generaría un movimiento económico de en torno a 1.000 millones sobre una superficie total de 120.000 metros.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios