tras la polémica con la vacuna bexero

Güenechea se juega la presidencia de Cofares en una asamblea de alta tensión

Las "diferencias insalvables" entre el presidente y algunos miembros del Consejo Rector han llevado a Cofares a convocar una junta general extraordinaria. Allí se decidiré su cese o continuidad

Foto:

El presidente de Cofares pone su futuro en manos de los delegados este jueves. La distribuidora de fármacos se cita en una asamblea general extraordinaria para intentar zanjar una guerra interna que casi arrancó cuando Juan Ignacio Güenechea fue nombrado presidente, hace apenas ocho meses. La crisis se recrudeció cuando salieron a la luz irregularidades en el reparto de Bexero, una vacuna patentada por la farmacéutica GSK que sirve para tratar la meningitis B en niños.

La empresa cesó a dos consejeros sospechosos de haber utilizado sus relaciones familiares para beneficiarse en el reparto de una vacuna con problemas de desabastecimiento en las farmacias españolas, como destapó 'Crónica Global'. Se trata de Aquilino Rodríguez, vocal del Consejo Rector y delegado de Cofares en Castilla y León, y Juan Luis Longobardo, delegado en Madrid y Toledo y vocal en la comisión Interterritorial. Tanto ese como otros medios calificaron el caso como “trama” o “red de tráfico de vacunas”, expresiones que rechaza el presidente de Cofares en una entrevista con este periódico.

El presidente de Cofares, Juan Ignacio Güenechea, se juega el cargo mañana jueves.
El presidente de Cofares, Juan Ignacio Güenechea, se juega el cargo mañana jueves.

“Ha sido un incidente puntual, se han detectado dos o tres irregularidades pero no es un problema generalizado de la compañía”, justifica Juan Ignacio Güenechea, el mismo que denunció una operación orquestada por un grupo de directivos —que se oponían a los despidos disciplinarios— para echarle. En mitad de esta crisis, la cooperativa farmacéutica ha puesto en marcha una investigación interna cuyas conclusiones aún no están listas.

Fuentes cercanas a la compañía denuncian una ‘caza de brujas’ contra los consejeros díscolos que no aprueban la gestión del máximo responsable. “Es una cortina de humo muy bien tirada, con datos sesgados” que tapan su fracaso como presidente y una filtración posterior a la petición de asamblea extraordinaria, añaden bajo condición de anonimato.

Por su parte, Güenechea se compromete a convocar elecciones “a la mayor brevedad posible” (en el plazo de tres meses) si ‘sobrevive’ a la asamblea de este jueves. “Dada la división existente en el Consejo Rector, la situación debe resolverse con una nueva convocatoria electoral”, puntualiza, no sin antes enviar un mensaje de “tranquilidad” a los socios de Cofares. “Este problema de gobernanza no debe lastrar la buena velocidad de crucero” de la compañía, que registró la mayor cuota de mercado de su historia en diciembre (28,19%).

Bexero, la punta del iceberg

Un problema que se remonta a finales de junio, cuando Güenechea accedió al cargo. Las “diferencias insalvables” entre el presidente y un grupo de consejeros existen desde el principio de la legislatura, sobre todo desde que el nuevo presidente destituyó nada mas llegar al subdirector general, José Luis Sanz Otero, a petición del actual director general, Martín Pérez Segado. Esta decisión no sentó nada bien a los críticos con su gestión (una mayoría fluctuante del consejoque).

No obstante, serán los 160 delegados de Cofares (en representación de 3.800 votos) los que tengan la última palabra en una asamblea donde también se debatirá el supuesto reparto irregular de la vacuna Bexero, no incluida en el calendario de vacunación infantil pero ampliamente recomendada por pediatras. De hecho, Bexero fue el medicamento más vendido en las farmacias españolas en 2017, contribuyendo a que GSK sea líder en facturación de medicamentos con receta.

“Es una práctica ya detectada en la anterior legislatura [con Carlos González Bosch como presidente] pero no erradicada. No se hizo investigación interna, pero sí se apercibió a los implicados”, explica Güenechea en referencia al reparto de dosis inusualmente altas destinadas a las farmacias ‘amigas’. “El 99,9% recibe el producto correctamente, no es un problema generalizado”, insiste. La asamblea del 8 de febrero servirá para depurar responsabilidades y adoptar medidas disciplinarias (si así se decide) que se sumarían al despido de los dos consejeros citados y sus familiares, que trabajaban en el área comercial de la cooperativa farmacéutica.

Cofares facturó casi 3.000 millones de euros en 2016, un 8% más respecto al año anterior, y se anotó 14,2 millones de beneficio. Aún no ha presentado los resultados correspondientes a 2017, si bien su director general, Martín Pérez, avanzó en diciembre que el resultado rozará los 10 millones de euros y las ventas crecerán en torno al 5%.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios