fuga de la inversión extranjera en cataluña

El CEO alemán que ha cambiado Cataluña por Burgos: el 'procés' "es una catástrofe"

Paul Wimmer, director general de Agrolab, explica por carta a su plantilla por qué cancela la construcción del mayor laboratorio del sur de Europa en Tarragona y se lo lleva a Burgos

Foto: Paul Wimmer, CEO de Agrolab Group, ha enviado una carta a sus empleados. (Montaje: Enrique Villarino)
Paul Wimmer, CEO de Agrolab Group, ha enviado una carta a sus empleados. (Montaje: Enrique Villarino)

"Si Cataluña se independiza de España, la comunidad europea no lo aceptará y Cataluña nunca será miembro de la UE. Este escenario es una catástrofe para nuestro negocio". Estas palabras no las pronuncia un político español ni un miembro de la Comisión Europea. Es la cruda opinión del consejero delegado de Agrolab Group, Paul Wimmer, quien ha decidido cancelar una inversión millonaria en Tarragona que iba a generar 200 empleos para hacerla en Burgos, lejos del ruido político y la inseguridad jurídica. Este diario contó ayer la decisión y el propio Wimmer la confirmó en una carta remitida a todos sus empleados en Tarragona en la que explica los motivos de este cambio repentino. Los argumentos, francos y directos, son un torpedo al mantra del independentismo sobre la inversión extranjera en una hipotética república catalana.

"Nuestra decisión de construir el nuevo laboratorio en Burgos se basa en las últimas elecciones, donde los separatistas obtuvieron casi el mismo poder que antes de las elecciones", afirma sin tapujos Wimmer a sus trabajadores, en una carta a la que ha tenido acceso el diario 'Més Digital'. "Tomamos esta decisión con gran pesar y también tenemos un daño financiero y un retraso en nuestras actividades. Sin embargo, el desarrollo político no nos permite otra decisión. Lo siento mucho. La decisión es irreversible. Esperamos comenzar la construcción del edificio en Burgos en septiembre y comenzar a mudarnos al nuevo edificio en mayo de 2019", prosigue la misiva.

Como principal argumento productivo, el consejero delegado de Agrolab Group indica que en una Cataluña fuera de la Unión Europea, "los clientes de España tampoco estarían estimulados a enviar las muestras a un laboratorio de Cataluña", un hecho que seria una "catástrofe" para un laboratorio que la multinacional quiere que sea su referente en el sur de Europa para las próximas décadas, y en el que planea invertir seis millones de euros. Agrolab, con sede en Bruckberg (Alemania), es el laboratorio de analítica agraria, medioambiental, de agua y de productos alimenticios líder en Europa, con 1.400 personas en plantilla y 20 filiales por todo el continente.

Agrolab instalará su macrolaboratorio en el polígono industrial de Villalonquéjar, en Burgos.
Agrolab instalará su macrolaboratorio en el polígono industrial de Villalonquéjar, en Burgos.


Wimmer también ofrece su particular visión del 'procés' a sus empleados en Tarragona. "Estábamos asombrados y sorprendidos por el desarrollo político en Cataluña. No podemos entender que una región tan próspera de España cree una inestabilidad en el país y, por lo tanto, también una inseguridad para la economía. (…) El Gobierno actual de Cataluña está creando mucha inestabilidad en la región. No pensaba que activistas políticos pudieran cegar a las personas en la Europa de estos días". Y prosigue: “Actúo siempre no políticamente y tengo una actitud muy liberal. Sin embargo, en este caso quiero decir que también veo que la situación política en Cataluña es regresiva y no orientada al futuro".

No pensaba que activistas políticos pudieran cegar a las personas en la Europa de estos días

"Me siento responsable de toda la familia Agrolab y significa que la gente de Tarragona, Burgos o cualquier otro sitio es igual de importante para mí. Somos una empresa europea y queremos superar fronteras o ideas nacionalistas!!!", finaliza Wimmer.

El posicionamiento claro de Agrolab Group en contra de la independencia de Cataluña coincide con la línea defendida por la industria alemana asentada en Cataluña. Desde el primer momento, gigantes de la automoción como Volkswagen y Audi, la farmacéutica Bayer o el líder químico BASF han manifestado su rechazo al 'procés', advirtiendo de graves perjuicios para la economía catalana.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
80 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios