ultiman los inversores internacionales

Universal DX, contra el cáncer de colon: cierra ronda de financiación de 20 millones

El mercado para la detección precoz de esta enfermedad es superior a los 12.000 millones de euros anuales. La compañía afincada en Sevilla hará análisis de sangre masivos de 100 €

Foto: Juan Martínez-Barea, CEO y fundador de Universal DX (Luis Serrano).
Juan Martínez-Barea, CEO y fundador de Universal DX (Luis Serrano).

El objetivo es detección temprana del cáncer de colon, el más frecuente en España y el segundo más mortal. Hay una empresa sevillana que se ha propuesto minimizar el impacto de la muerte por este tipo de cáncer. Se trata de Universal DX, que ya ha invertido unos 10 millones de euros, procedentes de inversores y fondos europeos para lograr tests de sangres masivos.

La compañía cierra en estos momentos una ronda de ampliación de capital por 20 millones de euros para finalizar las pruebas. El objetivo es la comercialización en los mercados europeo y americano. El primer cierre de esta ronda, con inversores nacionales, y por un valor de siete millones de euros, culminará a principios de febrero. El segundo cierre, con inversores internacionales, se realizará antes del verano, según adelanta a El Confidencial Juan Martínez-Barea, CEO y fundador de Universal DX.

El mercado para la detección precoz de cáncer de colon en los países más avanzados es superior a los 12.000 millones de euros anuales. “En los próximos años contaremos con tests fáciles de usar, simples y baratos, que permitirán detectar el cáncer en sus fases más iniciales, y que permitirán convertir el cáncer en una enfermedad curable”, subraya Martínez-Barea.

La enfermedad se detecta tarde, en fases avanzadas, cuando las tasas de mortalidad superan el 70%. De hecho, la tasa de mortalidad del cáncer, si se detecta en fase IV, es de alrededor del 90 (dependiendo del tipo de cáncer, esta tasa varía), pero ese mismo cáncer, si se detecta en fase I, se cura en un 90% de los casos. “La clave, por tanto, es la detección temprana”, asegura el fundador de la compañía.

El germen de Silicon Valley

Campus de la NASA en Mountain View (Silicon Valley), 2010. Juan Martínez-Barea y el esloveno Marko Bitenc participan en un programa de alta tecnología de Singularity University, donde ahora es embajador el empresario. En ese encuentro nace el germen de Universal DX, una mix de biotecnología y ‘big data’ en la que trabajan ahora 25 investigadores y tecnólogos y agrupa ya a 40 socios. La Junta de Andalucía, a través de los fondos Jeremie, ha aportado un crédito reembolsable de tres millones de euros.

En su consejo científico figuran Josep Tabernero, presidente de la Sociedad Europea de Oncología Médica; Uri Ladabaum, director del Programa de Cribado de Cáncer de Colon de la Universidad de Stanford y Toni Castells, director médico del Hospital Clinic de Barcelona, quien remarca la “alta sensibilidad” de los tests para detectar pólipos.

Martínez-Barea: "Ahora mismo estoy enfocado 100% en el proyecto porque hay que estarlo para que las cosas salgan bien"

“Lo más difícil está siendo levantar capital. En España es factible si tienes buen proyecto y equipo conseguir dos millones de euros. Cuando quieres levantar algo más elevado hay que irse fuera, ya sea a Estados Unidos, Suiza o Reino Unido”, explica Martínez-Barea que ya ha regresado a Sevilla, donde radica el núcleo de la empresa, tras un par de años en Silicon Valley. “Ahora mismo estoy enfocado 100% en el proyecto porque hay que estarlo para que las cosas salgan bien”, precisa.

El plan de Universal DX pasaría por disponer en tres años de un test en el mercado, dirigido a un público masivo y que no costará más de 120 euros. No descartan tampoco una posible salida a Bolsa. Martínez-Barea se fija en el modelo de la compañía estadounidense Exact Sciences, con sede en Madison (Wisconsin), focalizada en el mercado de detección de cáncer de colon a través de una hez fecal. “Ya es una empresa valorada en más de 7.000 millones de dólares con menos del 2% de la cuota de mercado de tests fecales. Hacen falta muchas tecnologías. Estamos en una carrera mundial porque el cáncer es la epidemia más grande de la humanidad, como ha dicho la Organización Mundial de la Salud (OMS)”, remata este ingeniero industrial formado en Sevilla y antiguo profesor del Instituto Internacional San Telmo.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios