negociación en exclusiva

Hines reactiva el apetito inmobiliario por Barcelona con la sede de Mediapro

El fondo estadounidense está negociando en exclusiva adquirir el edificio, cuyo proceso quedó desierto el pasado noviembre, cuando el desafío independentista frenó las inversiones

Foto: Edificio Imagina en Barcelona.
Edificio Imagina en Barcelona.

Uno de los mayores inversores inmobiliarios del mundo, el estadounidense Hines, puede convertirse en la piedra de toque que marque el cambio de sentimiento hacia el mercado inmobiliario catalán.

El fondo negocia en exclusiva la compra de la sede de Mediapro, el mismo edificio que no recibió ninguna oferta el pasado noviembre, cuando se cumplió el plazo dado por Imagina y el Ayuntamiento de Barcelona, dueños del inmueble, para presentar ofertas.

Estas dos entidades se reparten la propiedad de Mediacomplex, sociedad propietaria del citado edificio, que el pasado verano encargó un proceso formal de venta con el 7 de noviembre como fecha límite para que los interesados pusieran sobre la mesa sus propuestas económicas.

Sin embargo, la subasta quedó desierta y pasó a unirse al rosario de operaciones inmobiliarias que se quedaron en la cuneta durante el último trimestre de 2017 en Cataluña por la inestabilidad que generó el referéndum ilegal del 1 de octubre.

Con esta venta, Imagina, dueña de Mediapro y propietaria del 66,7% del edificio, y el Ayuntamiento de Barcelona, dueño del otro 32,3%, confiaban en conseguir un mínimo de 60 millones de euros, cifra en la que está incluida la deuda de la sociedad Mediacomplex, y que también ahora marca la pauta de las negociaciones con Hines.

El edificio Imagina, como se conoce esta complejo de oficinas, es un gigante formado por dos edificios que suman más de 50.000 metros cuadrados, ubicados en el número 177 de la avenida Diagonal, en el pujante distrito 22@, a pocos metros de la famosa Torre Agbar.

Con su venta, el Ayuntamiento de Barcelona espera conseguir una inyección extraordinaria cercana a los 17 millones de euros este mismo ejercicio, mientras que Imagina completará las dos grandes operaciones en que ha estado inmersa durante el último año.

Además de haber decidido hacer caja con la sede, un grupo de acciones de la propia Imagina —Torreal, Televisa y Gerard Romy— han vendido su 53,5% de la compañía audiovisual al grupo chino Orient Hontai por unos 900 millones de euros, como adelantó El Confidencial.

En Barcelona, Hines compró la primavera pasada la sede de Popular en Barcelona, un inmueble situado en el número 17 del cotizado paseo de Gracia, que la compañía estadounidense prevé transformar para destinar 3.000 metros cuadrados a comercial y otros 5.000 metros cuadrados a oficinas.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios