tras el de 2006 que se investiga en el caso ERE

Heineken España estrena su nuevo convenio único con el mayor ERE en 14 años

La filial de la cervecera holandesa justifica en motivos de "eficiencia" la salida de hasta 220 personas, el 9% de su plantilla: un tercio en Sevilla y el resto en Valencia, Madrid y comercial

Foto: Línea de embotellado de Cruzcampo en la planta de Sevilla. (EFE)
Línea de embotellado de Cruzcampo en la planta de Sevilla. (EFE)

Heineken España pierde gas. La filial de la multinacional cervecera holandesa ha anunciado a los sindicatos, apenas un mes después de entrar en vigor un nuevo convenio colectivo único para sus 2.400 empleados, la apertura de negociaciones para ejecutar un ERE para 220 personas. Esta propuesta inicial, que se justifica por reordenación de la producción y no por causas económicas, representa el 9,1% de su plantilla total en España de 2.400 personas.

Se trata del mayor proceso de ERE en catorce años, tras el iniciado en 2004 y culminado en 2006 que fue financiado por el fondo de reptiles de la Junta de Andalucía y forma parte del denominado Caso ERE. La empresa recibió, irregularmente según la Guardia Civil, 16,5 millones para despedir a 223 personas. El expresidente y el exjefe de Recursos Humanos del grupo, Carlos de Jaureguizar y José Luis Romero, están por ello imputados en el sumario.

Más de un tercio de los nuevos despidos (81) serán en Sevilla, donde la empresa tiene su mayor y más moderna fábrica y su sede social desde que adquirió Cruzcampo a inicios de siglo. Se repartirán por igual entre la fábrica y las oficinas ubicadas en la capital andaluza, donde también tiene su sede la Fundación Cruzcampo. El resto de potenciales afectados están en Valencia (63 personas en su otra gran fábrica en España), Madrid (40 trabajadores de servicios centrales) y la red comercial (36). Queda fuera de este ajuste la fábrica de Jaén.

Desde la empresa que hoy preside el directivo francés Richard Weissend se ha asegurado que el proceso obedece a razones de eficiencia y que el recorte se regulará según "las condiciones que la compañía y la representación social acordaron en el convenio colectivo firmado el pasado mes de julio". Este convenio, que unifica los nueve existentes previamente, ha entrado en vigor en enero de este año. Heineken confía en llegar a un acuerdo "mediante medidas no traumáticas afectando fundamentalmente a trabajadores en edades cercanas a la jubilación".

En el anterior gran proceso de despidos que investiga la justicia, los empleados que dejaron la empresa tenían en torno a 57 años. Ese ajuste fue paralelo al proceso de mudanza de la fábrica de Cruzcampo desde su antigua ubicación dentro del caso urbano de Sevilla hasta su nueva localización en las afueras de la ciudad. Heineken invirtió en torno a 300 millones en esta nueva factoría.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios