CaixaBank y Sabadell disputan la hegemonía a Unicaja Banco en Andalucía
  1. Empresas
TRAS LA SALIDA A BOLSA DE LA ENTIDAD MALAGUEÑA

CaixaBank y Sabadell disputan la hegemonía a Unicaja Banco en Andalucía

Las entidades catalanas, con fuertes crecimientos sobre todo en Málaga, zona de liderazgo de su competidora, muestran gran agresividad comercial para arañar más cuota de mercado

Foto: Manuel Azuaga, presidente de Unicaja Banco, junto al ministro Luis de Guindos, en Málaga, en julio de 2017. (EFE)
Manuel Azuaga, presidente de Unicaja Banco, junto al ministro Luis de Guindos, en Málaga, en julio de 2017. (EFE)

La preposición supone un matiz importante. La primera entidad financiera de Andalucía es Unicaja Banco. De eso no hay ninguna duda. ¿Pero cuál es la primera entidad financiera en Andalucía? CaixaBank. ¿Y la entidad financiera que más crece en la Andalucía Mediterránea? Banco Sabadell. Las tres se disputan la hegemonía en el mercado andaluz.

Un viaje a los números de Unicaja Banco. A falta de los resultados finales del año, he aquí los datos del último trimestre de 2017. Los ratios de solvencia del grupo se incrementaron en 51 puntos básicos respecto a los datos de junio. La cifra se produjo tras los recursos captados en la salida a bolsa (por un importe de 756,25 millones de euros) y la compra al FROB de los CoCos emitidos por EspañaDuero (Banco Ceiss) en 2013, antes de la incorporación al Grupo Unicaja Banco (604 millones de euros). Los consejos de administración de la entidad malagueña y su filial EspañaDuero aprobaron el pasado viernes su proyecto de fusión tras finalizar la recapitalización y reestructuración de EspañaDuero.

Foto: El presidente de Unicaja Banco, Manuel Azuaga, ayer, en el estreno de la entidad en bolsa. (EFE)

A pesar de ganar de enero a septiembre de 2017 un 30,3% menos, la salida a bolsa de Unicaja Banco ha situado, además, a la entidad malagueña como una de las 'peritas en dulce' para ser adquiridas por los grandes bancos españoles. Y lo es porque sigue tenido unos buenos ratios, con un balance limpio y las cuentas más saneadas tras su estreno en el parqué. “Es solo cuestión de tiempo que deje de volar en solitario. Así hay que asumirlo”, remarca a El Confidencial un alto directivo andaluz.

¿Qué problemas tiene la entidad (líder en Málaga con el 24,9% de la cuota de mercado y segunda en Almería: 22,9%, por detrás de Cajamar)? El principal, según los expertos: la falta de agresividad comercial. En la convención de directivos del pasado mes de septiembre, admitió que tenía que poner en marcha un plan de “dinamización de la actividad comercial”. “Con el foco puesto en el cliente y en los segmentos de consumo y pymes, y cuyas líneas de trabajo principales son: mejora de la sistemática comercial, activación de los productos de financiación al consumo y activación del negocio”. La entidad también ha anunciado el traspaso de 4.000 inmuebles al grupo noruego Axactor.

Decisiones muy “lentas”

Unicaja Banco, que concentra el 10% de los préstamos y el 15% de los depósitos en Andalucía, también cuenta con otro inconveniente: la falta de agilidad en dar una respuesta a las operaciones. “Los procesos de decisión son muy lentos y la competencia es feroz”, señalan fuentes del sector. En el caso del Banco Sabadell, tienen el compromiso de contestar de manera positiva o negativa en el plazo máximo de una semana (aseguran que responden en 3,5 días de media), un indudable gancho frente a la lentitud en la ‘Casa Blanca’ de la avenida de Andalucía, sede del banco malagueño.

La entidad presidida por Manuel Azuaga admite que nunca han sido “muy agresivos” porque eso puede ser “pan para hoy y hambre para mañana”, aunque reconocen como gran ventaja para el cliente local o andaluz que la toma de decisiones se efectúa en Andalucía frente a las otras dos entidades que compiten en el negocio bancario sureño, CaixaBank y Sabadell. La ventaja de Unicaja Banco, muy poco expuesta a activos tóxicos inmobiliarios, radica en que más del 50% de su clientela está atomizada. Tiene 3,3 millones de clientes, repartidos en su mayoría en Andalucía y Castilla y León. Contabiliza 2,8 millones de clientes individuales y medio millón de instituciones y empresas.

CaixaBank es la entidad líder del mercado andaluz, con 2,75 M de clientes, el 30,55% del mercado

CaixaBank es la entidad líder del mercado andaluz, donde cuenta con 2,75 millones de clientes —el 30,55% del mercado—. Uno de cada cuatro andaluces cobra su nómina o pensión en la entidad catalana. En Andalucía Oriental, el director territorial es Rafael Herrador, cordobés, de 56 años. En Andalucía Occidental (y Comunidad de Murcia), este puesto corre a cargo desde diciembre de 2015 del jienense Juan Ignacio Zafra, ex director territorial en Castilla-La Mancha y Extremadura, y que lleva vinculado a la entidad catalana desde 1989. Málaga, con su gran tirón inmobiliario y turístico, es la única sede territorial de CaixaBank que no es capital autonómica.

Andalucía Occidental es una zona madura para CaixaBank, sobre todo tras la compra de Cajasol. Su área de referencia indiscutible son las provincias de Sevilla, Huelva y Cádiz. En Andalucía Oriental, el banco se encuentra en proceso de expansión, con un plan de aperturas de oficinas en el litoral costero, aunque también tras la compra de Barclays Bank se han ido cerrando algunas oficinas por la duplicidad de sucursales. El número total de oficinas en la región alcanza las 890.

Crecimiento frente a rentabilidad

“Lo que hace CaixaBank es ‘tirar’ los precios a costa de no ganar dinero. No sé si eso es una buena política o no. Han crecido mucho gracias a operaciones corporativas y a una política de riesgo más radical. El negocio cada vez está más difícil porque se ha concentrado la capacidad para llegar a algunos mercados, pero tengo claro que los crecimientos alocados en créditos bajando los tipos de interés tienen el problema de priorizar el crecimiento frente a la rentabilidad. ¿Por cuánto tiempo y con qué coste?”, subrayan a El Confidencial fuentes financieras andaluzas.

El volumen de negocio de CaixaBank en Andalucía (que incluye la comunidad autónoma de Murcia) se sitúa en 62.148 millones de euros. En esta cifra (datos de septiembre de 2017) se incluyen los créditos, recursos dentro y fuera de balance. El volumen de crédito bruto de clientes (también cifras de septiembre del año pasado) llegó a 28.506 millones de euros.

La meta de Unicaja Banco para este año pasará por completar la absorción de EspañaDuero

Es evidente que el principal reto de la banca es ser más eficientes, más rentables. Y no es fácil conseguir el objetivo cuando el coste del dinero está tan bajo y los bancos (todos los grandes, excepto el BBVA) se han visto abocados a la compra de entidades sumergidas, como poco, en balances con dificultades. La meta de Unicaja Banco para este año pasará por completar la absorción de EspañaDuero, que dará lugar a una sola entidad.

El terreno de juego en el que se mueve el Banco Sabadell en Andalucía es fruto de una trayectoria de clientes extranjeros fidelizados. Hace una década, Banca March intentó algo parecido a lo que está desarrollando Sabadell: implantarse en la franja costera entre Sotogrande y la costa de Almería.

En Málaga, el 40% de sus clientes andaluces

La provincia de Málaga, la más dinámica empresarialmente de Andalucía, supone el 40% del volumen total de clientes en la comunidad autónoma para Sabadell. La dirección territorial sur, de hecho, se encuentra en la segunda ciudad andaluza. La capitanea el malagueño Juan Krauel, que en el banco a escala global tiene categoría de subdirector general. El volumen de negocio del banco en Andalucía asciende a 14.625 millones de euros (datos del tercer trimestre de 2017).

El consejero delegado de Banco Sabadell, Jaime Guardiola.
El consejero delegado de Banco Sabadell, Jaime Guardiola.

Si se compara esta cifra con la obtenida en el mismo periodo de 2010, el año más duro de la crisis económico-financiera de España, el volumen de negocio alcanzaba los 8.023 millones de euros. "Eso significa que en siete años, Banco Sabadell ha incrementado su volumen de negocio en un 46,5%, un porcentaje destacable si tenemos en cuenta que se trata de un crecimiento fruto de la intensa actividad de la red comercial andaluza", señalan fuentes del banco a este diario.

Sabadell precisa que pese a que la entidad ha protagonizado numerosas operaciones corporativas, estas integraciones "no han tenido impacto en el negocio de Andalucía". "La integración de la CAM benefició al Sabadell en el arco mediterráneo, la de Caixa Penedès, en Cataluña, la de Banco Gallego, en Galicia. Ninguna operación supuso un salto cuantitativo en Andalucía", añaden. El crecimiento en el número de oficinas ha sido leve: de 117 a 137 en siete años. En los primeros nueve meses de 2017, la entidad captó más de 43.500 clientes andaluces, un 3% más que en el mismo periodo del año anterior.

Martínez-Echevarría: "A Sabadell le falta todavía dar un salto para ser una entidad hiperbancaria de primera línea. Su fuerte es la banca privada"

La cifra de captación de clientes acumulada en 2017 se ha saldado con 54.190 nuevos clientes, distribuidos en 40.058 particulares y 14.132 de actividad empresarial (empresas y autónomos). Los recursos de clientes crecieron el año pasado, alcanzando una cifra de 7.789 millones de euros, con un incremento de 260 millones, según datos ofrecidos por la entidad.

¿Cómo se explica el crecimiento de Sabadell? Obedece en primer lugar a razones históricas. El Banco Atlántico, y en su origen como Banco Málaga, integrado en el actual banco catalán, siempre estuvo enfocado en la inversión extranjera, con personal que hablaba inglés (desde finales de la década de los setenta), una especialización de la que carecían el resto de entidades, centradas en el cliente local o nacional. La compra de Solbank también ayudó. También la de la valenciana CAM (Caja de Ahorros del Mediterráneo), por su tecnología bancaria, a pesar de los créditos fallidos.

Cliente financiero "instruido"

“A Sabadell le falta todavía dar un salto para ser una entidad hiperbancaria de primera línea. Su fuerte es la banca privada, con un cliente financiero mucho más instruido que el de Unicaja Banco, desde luego”, subraya a El Confidencial Rafael Martínez-Echevarría, presidente del despacho de abogados del mismo nombre y que fue miembro del consejo de administración del Banco Sabadell entre 2014 y 2015.

Según Martínez-Echevarría, Unicaja Banco debería crecer en cuota de mercado. “No ganarla es un poco trágico. Su potencial debería ser mucho mayor. Es verdad que está establecida hasta en el último pueblo, pero le hace falta algo más. Lo que sí tengo claro es que tarde o temprano se integrará en uno de los grandes grupos en el contexto financiero”. El tablero sigue abierto y Andalucía es bocado apetecible.

Málaga Andalucía Empresas Noticias de Unicaja Noticias Banco Sabadell Noticias de Caixabank Noticias de Andalucía Salidas a bolsa Bancos españoles Cuota de mercado
El redactor recomienda