El 'procés' se come el 'efecto Popular' en los depósitos de los bancos catalanes
  1. Empresas
PODRÍAN HABER CRECIDO MUCHO MÁS EN 2017

El 'procés' se come el 'efecto Popular' en los depósitos de los bancos catalanes

2017 podía haber sido excepcional para todos los bancos gracias a los depósitos captados en la caída del Popular, pero los catalanes han visto cómo el 'procés' anulaba este efecto

placeholder Foto:  El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, y el presidente, Jordi Gual. (EFE)
El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, y el presidente, Jordi Gual. (EFE)

Iba a ser un año récord en captación de depósitos (y fondos de inversión) para el conjunto de la banca española, pero en especial para las dos entidades catalanas: CaixaBank y Banco Sabadell. La causa, el hundimiento del Popular que llevó a su resolución y que provocó una fuga de depósitos de 18.000 millones de euros que fueron a parar a sus competidores. Sin embargo, el 'procés' independentista en Cataluña ha reducido estas ganancias hasta dejarlas en cifras mucho más modestas; un ejemplo más del daño que la situación política está haciendo a las empresas de esa comunidad.

Foto: El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar (c). (EFE)

Así lo aseguran fuentes conocedoras de la situación, que explican que ambas entidades podrían haber dado unas cifras de crecimiento de depósitos espectaculares en 2017, de cerca del 20%, gracias al 'efecto Popular'. De hecho, CaixaBank fue la entidad que más se benefició de la fuga de clientes del banco que presidía Emilio Saracho: captó 9.000 millones (no todos procedentes del Popular) entre marzo y septiembre. Sabadell también logró una importante captación, si bien muy alejada de esas cifras.

Un crecimiento así habría sido muy positivo por varias razones, aparte de la obvia captación de nuevos clientes. Se trata de liquidez muy barata, ya que los depósitos pagan muy poco por encima del 0%, que les permite evitar tener que captarla por otras vías más onerosas. Además, esta baja rentabilidad ha provocado que muchos clientes pasen de depósitos a fondos de inversión; un movimiento que, aunque genera ingresos por comisiones, empeora la relación entre depósitos y crédito que la banca española había mejorado mucho tras los excesos de la burbuja inmobiliaria.

placeholder Nueva sede del Banco Sabadell en Alicante. (EFE)
Nueva sede del Banco Sabadell en Alicante. (EFE)

Sin embargo, se cruzó por el camino el 'procés' y echó por tierra estas perspectivas tan halagüeñas. En concreto, el referéndum ilegal del 1 de octubre sembró el pánico y provocó tal fuga de recursos que obligó a ambas entidades a ofrecer masivamente las famosas 'cuentas espejo' (que replican la del cliente pero domiciliadas en otra comunidad autónoma) y, sobre todo, a trasladar su sede social a Valencia en el caso de CaixaBank y a Alicante en el de Sabadell.

Remontada a fin de año

Estos movimientos frenaron la sangría y permitieron una recuperación. La entidad que preside Jordi Gual asegura que dicha remontada se produjo el propio mes de octubre con una captación neta de casi 500 millones, aunque no ofrece detalles y emplaza para ellos a la presentación de sus cuentas anuales el próximo viernes. El banco liderado por Josep Oliu reconoció que había perdido casi 1.900 millones (la entidad más afectada fue BBVA, con una fuga de más de 6.000).

Foto: Jose Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia. (EFE)

En todo caso, a fin de año el impacto del susto catalán se recuperó totalmente y ambas entidades lograron cerrar el ejercicio con crecimiento de depósitos. Pero hablamos de niveles en torno al 5%, según las fuentes consultadas, muy alejados de los que habrían conseguido sin el impacto del 'procés'.

Por el contrario, los bancos no catalanes (salvo BBVA, que es el líder en la región gracias a Catalunya Caixa y Unnim) se han beneficiado de ambos efectos: Popular y Cataluña. De hecho, la propia CaixaBank se quejó al Gobierno del "juego sucio" de estos rivales en los peores momentos de la tempestad, como informó El Confidencial.

El más beneficiado de la inestabilidad política ha sido Bankia, que este lunes presentará sus resultados anuales que probablemente registren un fuerte incremento de depósitos y fondos de inversión. Santander, que rendirá cuentas el miércoles, también será uno de los mejor parados de estos acontecimientos y, además, ha sumado los que conservó el Popular (y los que su nueva filial ha sido capaz de recuperar tras la crisis).

Noticias del Banco Popular Noticias de Caixabank Noticias Banco Sabadell Depósitos Independencia de Cataluña Fondos de Inversión
El redactor recomienda