la nueva sgr suma a suraval y avalunión

Garántia ambiciona estrenar las fusiones interregionales entre sociedades de garantía

La SGR que unifica este sector en Andalucía pide apoyo económico a Junta y Estado para seguir creciendo al 15% y presume de que su creación no ha supuesto ajustar la plantilla

Foto: Cúpula de Garántia, con su presidente, Javier González de Lara, en el centro, en la sede de Sevilla. (Garántia)
Cúpula de Garántia, con su presidente, Javier González de Lara, en el centro, en la sede de Sevilla. (Garántia)

Garántia, la nueva sociedad de garantía recíproca (SGR) unificada para toda Andalucía, se ha presentado en público pisando fuerte y con ambiciosos planes de crecimiento. Después de tres años para que la fusión de la sevillana Suraval y la granadina Avalunión saliera adelante, la recién estrenada SGR, que preside Javier González de Lara (a la sazón presidente de la patronal andaluza CEA), quiere estrenar la vía de las fusiones entre SGR de varias regiones. Sus casi 15.000 pymes socias la hacen la segunda del 'ranking' nacional, y su volumen de riesgo vivo (370 millones a cierre de 2017), la tercera tras la vasca Elkargi y la castellano leonesa Iberaval.

"Estamos todos en el sector financiero en una diabólica carrera por ganar tamaño. En un par de años, podríamos plantearnos salir a aliarnos o fusionarnos con SGR de Murcia, de Extremadura o de Castilla-La Mancha. Y quizá sea el Banco de España quien nos obligue a ello. Murcia es donde veo más posibilidades de crecimiento", explica González de Lara en la presentación de Garántia en Sevilla. La nueva SGR única andaluza creció un 15% en nuevas operaciones en 2017, hasta los 90 millones, y para este año quiere alcanzar los 120 millones. Con ello, elevaría el riesgo vivo hasta un máximo de 390 millones.

De Lara destaca igualmente que esta integración entre iguales "no ha generado ningún proceso de ajuste de empleo, nos mantenemos las 70 personas en plantilla, la sede social en Granada y la operativa en Sevilla, así como nuestras oficinas en las otras seis provincias". El volumen medio de operaciones que avala la SGR andaluza no llega a 100.000 euros y sus clientes básicos son micropymes, pymes y autónomos.

Vuelta de tuerca a bancos y Administración

Cara al corto y medio plazo, Garántia reclama además un mayor compromiso de la Junta de Andalucía con este tipo de sociedades. "Andalucía es la única comunidad en la que el Gobierno regional no establece instrumentos de apoyo financiero para sus SGR", aseguró el presidente, rodeado del director general, José María Vera, y el subdirector, Antonio Vega. La Junta tiene el 38% del capital de Garántia, lo que la convierte en socia principal, y está "ilusionada" con el proyecto, según De Lara. El resto de socios son Bankia, Unicaja, Rural del Sur y los 15.000 socios empresariales.

Tres son las posibilidades de apoyo presentadas por la SGR al Gobierno andaluz: establecer un reaval adicional al del Ministerio de Economía; derivar a la SGR la gestión de alguno de los fondos con los que cuenta la Junta para apoyar empresas, o subvencionar el coste del aval al solicitante, que asciende de media al 1,25% del coste de la operación. "Cada euro que aporta como respaldo una SGR favorece préstamos por ocho euros; si a eso le añadimos el reaval de la estatal Cesgar, son 16 euros, y si hubiera un tercer reaval de la Junta, llegaríamos al entorno de los 20 euros", resumió el director general.

Me preocupa que Andalucía sea la única comunidad que no apoya sus SGR y que el Ministerio de Economía recorte fondos a Cersa

También reclamó la cúpula de la SGR más compromiso al departamento que dirige Luis de Guindos. "Ahora que despega el crédito en España, y a la espera de que haya o no Presupuestos del Estado para 2018, nos encontramos con que las cuentas para este año recogen una reducción de la aportación a Cersa, dependiente de Economía, desde 40 a 15 millones de euros", lamentó González de Lara. "Este año 2018, pese a lo que pueda parecer, las condiciones crediticias pueden endurecerse por los nuevos requerimientos del Banco Central Europeo, me preocupa que falten fondos para las empresas innovadoras y exportadoras", resumió el presidente.

Por último, y una vez que se ha ganado tamaño como fruto de la fusión, otro de los objetivos clave de Garántia es renegociar las condiciones de su relación con los bancos para que los convenios sean más favorables a la SGR. De media, el 70% de las operaciones que llegan a la mesa de la firma de avales se aprueba.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios