Noticias de País Vasco: Uvesco (BM Supermercados) se atreve a salir del País Vasco para competir con Mercadona. Noticias de Empresas
50 tiendas en 10 años, con foco en madrid

Uvesco (BM Supermercados) se atreve a salir del País Vasco para competir con Mercadona

Admite que es “complicado” dar con espacios apropiados para implantar el modelo de BM en esta comunidad, que representa la zona prioritaria de negocio por tener “mayor margen de crecimiento”

Foto: Una mujer adquiere un producto en la zona de charcutería de un supermercado BM. (EC)
Una mujer adquiere un producto en la zona de charcutería de un supermercado BM. (EC)

El Grupo Uvesco ha fijado Madrid como zona prioritaria de negocio para los próximos años por ser el lugar con “mayor margen de crecimiento” estimado, dado que cada vez le resulta “más difícil” crecer en su zona natural de actuación, el País Vasco y las comunidades limítrofes, donde cuenta con una cuota de mercado alta consolidada en los últimos años. En todo caso, la expansión proyectada a Madrid, donde prevé abrir 50 tiendas en los próximos 10 años dentro de un ambicioso plan estratégico, está condicionada por la dificultad que se está encontrando para encontrar locales adecuados para poder desarrollar su tradicional modelo de negocio de BM Supermercados, basado en el producto fresco de calidad y adaptado a las nuevas necesidades de los clientes.

El ritmo de expansión del Grupo Uvesco en esta comunidad va a estar ligado a la posibilidad de encontrar locales adecuados para extrapolar el exitoso modelo de negocio en su zona de origen del País Vasco, donde la cuota del mercado es del 17%. Madrid es a día de hoy una zona ‘madura’ y en este escenario, según admite su director general, José Ramón Fernández de Barrena, es “complicado” encontrar locales adecuados para implantar el concepto de BM tradicional, que representa su seña de identidad. En esta búsqueda, el propietario de BM y Súper Amara ha constatado un repunte del metro cuadrado en Madrid tanto en compra como en alquiler (su prioridad es el arrendamiento, aunque no descarta afrontar crecimientos en orgánico).

Esta dificultad de dar con espacios adecuados contribuye a que el grupo vasco tenga “aún sin definir” varios proyectos previstos para este año. La pretensión es ampliar a finales de este 2018 el listado de 16 tiendas con que cuenta en Madrid (y Ávila) tras la compra el pasado año de estos establecimientos a la quebrada cadena Gigante, pero en estos momentos se opta por la prudencia sin proyectar una cifra de nuevos establecimientos. “Al final del año habrá alguna apertura en Madrid”, se limita a confirmar Fernández de Barrena. En relación a la actual oferta, se renovará y duplicará el establecimiento de la calle Cartagena.

Tras dar el salto a Madrid y Ávila el pasado año, el Grupo Uvesco no contempla explorar nuevas zonas: "No nos hace falta ir a otras áreas", sostiene

El grupo vasco inició el pasado año con su salto a Madrid y Ávila la expansión más allá de su zona norte de actuación (País Vasco, Navarra, La Rioja y Cantabria), si bien no contempla explorar nuevas áreas. Madrid es la apuesta con mayúsculas para los próximos años, dado que la tipología del cliente es “la más parecida a la que nos podemos encontrar en el País Vasco”. Esto es, se trata de un usuario que “valora sobre todo un surtido amplio y un producto fresco de calidad servido de forma profesional”, lo que da lugar a un margen de crecimiento importante. “No nos hace falta ir a otras zonas”, asevera Fernández de Barrena.

De momento, las cifras han refrendado la apuesta que se llevó a cabo el pasado año con la compra de los locales de Gigante. Los primeros siete meses en Madrid se han saldado con un crecimiento medio del 15%, siendo del 20% en los últimos del año, con lo que las perspectivas de crecimiento son muy optimistas. Las ventas desde junio a diciembre en Madrid han supuesto la mitad del 8% del crecimiento experimentado durante el ejercicio 2017 por el Grupo Uvesco, que ha alcanzado una cifra de facturación de 703 millones de euros.

José Ramón Fernández de Barrena, en el centro, junto a Eulogio Sánchez (director general adjunto), a la izquierda, y Miguel Ángel Zamorano (director de gestión de tiendas), en la presentación de los resultados del Grupo Uvesco de 2017.
José Ramón Fernández de Barrena, en el centro, junto a Eulogio Sánchez (director general adjunto), a la izquierda, y Miguel Ángel Zamorano (director de gestión de tiendas), en la presentación de los resultados del Grupo Uvesco de 2017.

El crecimiento cosechado en 2017 es el mayor experimentado por el grupo vasco en los últimos cinco años, lo que, a juicio de su director general, demuestra la “fortaleza del modelo”. El otro 4% del crecimiento cosechado el pasado año se dio en la zona norte de origen, donde la facturación, que alcanzó 677 millones de euros, superó las previsiones (670 millones) gracias a la puesta en marcha de ocho nuevos establecimientos en Vitoria, Zumaia, Logroño, Bilbao (dos) y Pamplona (tres). En términos generales, el incremento del 8% logrado el pasado año descansa principalmente en la "estabilización" del sector del gran consumo, lo que abre unas “perspectivas positivas” de cara al futuro.

El desembarco en Madrid ha permitido al grupo vasco crecer un 8% en 2017, el mayor crecimiento experimentado en los últimos cinco años

El crecimiento del consumo en el País Vasco se ha ralentizado, circunstancia que Fernández de Barrena achaca a que la caída fue menor en relación a otras zonas de España con la crisis económica y que ahora la recuperación es “más plana”, y también a un factor ligado al turismo, ya que otros puntos del Estado han experimentado mayores crecimientos de visitantes, de "diferente tipo" y con mayor tiempo de estancia, lo que incide en el consumo. En todo caso, el grupo plantea ganar cuota de mercado en el País Vasco y zonas limítrofes.

La expansión que está llevando a cabo Mercadona en el País Vasco (a finales del pasado año abrió su primer establecimiento en San Sebastián) no cambia los planes de expansión comercial del propietario de BM para su zona natural de actuación, donde este año pretende abrir cinco establecimientos BM distribuidos entre Guipúzcoa, Cantabria y La Rioja, y tres franquicias. Se trata de dos modelos bien diferenciados. Frente a la firma de Juan Roig, las marcas propias (desarrolladas a través del grupo IFA) apenas representan el 7% del surtido del Grupo Uvesco, que tiene su DNI en el compromiso con el producto local. Las compras a proveedores locales, tanto en producto seco como fresco, dentro del objetivo de garantizar la calidad de los productos frescos y contribuir al desarrollo económico del entorno, alcanzaron los 180 millones de euros en 2017, un 4% más que el anterior ejercicio. A este respecto, hay firmados acuerdos directos con más de 100 proveedores locales. Además, a lo largo de este año está previsto aumentar la actual red de colaboradores a través de acuerdos con agricultores, ganaderos y cofradías de pescadores.

En la actualidad, el Grupo Uvesco cuenta con 223 establecimientos propios tras la apertura de la pasada semana de la nueva enseña BM Rapid en la estación de autobuses de San Sebastián que apuesta por un "surtido de conveniencia". Con el plan de negocio para este año, en el que invertirá 30 millones de euros para ampliar superficie comercial, el grupo prevé crecer más de un 5% y llegar a una facturación de 740 millones. En materia de empleo, Uvesco contempla generar 100 nuevos puestos de trabajo “estables y de calidad” dentro de una plantilla compuesta en la actualidad por 4.452 personas. La adquisición de las tiendas de Gigante, del que asumió sus más de 300 trabajadores, motivó un incremento de la plantilla del 13% el pasado año, cuando sumó más de 500 nuevos empleados.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios