La CNMV se pronunciará en los próximos días

Florentino impide a Abertis vender Hispasat y mantiene la influencia de Nadal en la opa

Hochtief, filial del grupo ACS, ha comunicado a la concesionaria y a la CNMV que su oferta sobre la compañía es por el global de los activos actuales, motivo por el que está parada la venta a REE

Foto: Foto de archivo del presidente de ACS, Florentino Pérez. (EFE)
Foto de archivo del presidente de ACS, Florentino Pérez. (EFE)

Hochtief, filial alemana del grupo ACS, no quiere, por ahora, que Abertis venda Hispasat. Según fuentes familiarizadas con la operación, la concesionaria que dirige Francisco Reynés preguntó a la constructora alemana si aceptaba la enajenación de este activo, a lo que el grupo presidido por Florentino Pérez respondió de forma negativa. La misma respuesta le dio a la CNMV, que trasladó el no a la compañía que controla el grupo La Caixa.

Abertis, propietaria del 57% de la firma de satélites, decidió preguntar al regulador de los mercados si pesaba sobre la hipotética venta de Hispasat a Red Eléctrica, interesado en comprar, el deber de pasividad del opado. La normativa que rige las opas en España señala que cualquier cambio relevante en el perímetro de activos de una compañía sobre la que se ha anunciado una oferta pública de adquisición, como es este caso, está sometida al deber de pasividad del consejo de administración del opado.

En este asunto, pese a que Hochtief señaló públicamente que "revisaría sus opciones estratégicas en relación con Hispasat, incluyendo una posible desinversión", la constructora pretende con su oferta hacerse con los activos actuales de Abertis, lo que implicaría de manera indirecta que se mantenga en la ecuación de la opa la influencia del Ministerio de Energía que dirige Álvaro Nadal, competente en materia de telecomunicaciones que afecta a Hispasat.

El ministro de Energía, Álvaro Nadal. (EFE)
El ministro de Energía, Álvaro Nadal. (EFE)

La negativa explicaría una parte importante de por qué se está dilatando tanto en el tiempo la operación de venta de la firma presidida por Elena Pisonero a REE, que estuvo a punto de cerrarse a finales del pasado mes de octubre. Ante la postura contraria a la venta de la gestora de satélites de uno de los competidores que quieren hacerse con Abertis, que rechaza hacer comentarios al respecto, la concesionaria ha optado por esperar, ya que cualquier decisión que tomara sujeta a deber de pasividad sin el plácet de los opantes podría generarle problemas judiciales o incluso la retirada del pretendiente de la compañía —con el impacto directo que esto tendría para el precio de la acción (Hochtief ofrece 18.600 millones en su oferta; Atlantia, 16.340 millones)—.

La clave está ahora en los matices jurídicos. Teniendo en cuenta la posición de Hochtief, Abertis preguntó a la CNMV si la venta de Hispasat está sujeto al deber de pasividad. El regulador señala que "está estudiando este asunto y dará respuesta a Abertis en los próximos tres días laborables". La normativa señala que el deber de pasividad de Abertis es necesario cuando existe un cambio relevante de los activos de la compañía opada. Sin embargo, no se define claramente y numéricamente este cambio, que es sobre lo que está ahora trabajando la institución que dirige Sebastián Albella.

La concesionaria informa de que los ingresos de Hispasat representan un 4,2% del total de la compañía y su ebitda pesa un 5,3%, en base a los datos de los primeros nueve meses de 2017, última cifra disponible.

Albella, otra vez en el foco

El asunto pone de nuevo en el disparadero al presidente de la CNMV. Tras dar el visto bueno a la opa de Atlantia, pese a no contar con las autorizaciones solicitadas por los ministerios de Energía y Fomento, ahora tendrá que decidir sobre la generalidad de la ley que rige las opas: si Abertis necesita pedir permiso a Hochtief y Atlantia para vender sus acciones de Hispasat o no. Fuentes del Ministerio de Energía afirman que por su parte no existe ningún impedimento a la compra.

El presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Sebastián Albella. (EFE)
El presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Sebastián Albella. (EFE)

Cualquier decisión, a favor o en contra, tendrá importantes consecuencias. Si Abertis puede vender sin permiso, Hispasat quedará fuera de la opa y con ello se situaría lejos de esta puja la influencia de Nadal en la misma, ahora precisamente que el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, parece retirarse de la pelea con el permiso solicitado por Atlantia en su división. Si Abertis necesita el plácet de Hochtief, fuentes financieras presentes en la oferta explican que todo seguirá como hasta ahora y no habrá venta hasta que se sustancie la opa.

Marcelino Fernández Verdes, CEO de ACS y presidente de Hochtief. (EFE)
Marcelino Fernández Verdes, CEO de ACS y presidente de Hochtief. (EFE)

Estas mismas fuentes bancarias sostienen que el interés de la empresa del presidente del Real Madrid por mantener Hispasat dentro de la jugada es porque la filial de ACS entiende que podrá sacar una mayor plusvalía por su venta si triunfa su opa de lo que pudiera obtener ahora Abertis. El precio que ha trascendido sobre la operación con REE es de en torno a 1.000 millones de euros.

Este escenario —lograr una cantidad superior a los 1.000 millones por la venta de Hispasat— es clave para la opa de Hochtief, ya que aliviaría en mayor medida el fuerte apalancamiento en que tendrá que incurrir para financiar la operación. No en vano, algunos accionistas presentes en Abertis, como The Children Investment (TCI), están haciendo caja al calor de la subida de los títulos por temor a la oferta de la constructora dirigida por Marcelino Fernández Verdes. El Grupo ACS no ha hecho comentarios.

Otra fuente implicada en el caso apunta también a la mayor influencia con el poder político que puede tener Hochtief si se mantiene Hispasat en la opa. Cabe destacar que la gestora de satélites es un activo estratégico para España, como ha declarado en repetidas ocasiones Nadal, que maneja el espacio radioeléctrico y que tiene una división, Hisdesat, implicada en cuestiones de defensa nacional.

De ganar Florentino la opa, la pregunta es por cuánto vendería Hispasat a Red Eléctrica. Hasta la fecha ha trascendido que el operador del sistema, cuyo máximo accionista es el Estado con un 20% a través de la SEPI, está dispuesto a pagar alrededor de 1.000 millones de euros en efectivo a Abertis. Si pasa a manos del grupo ACS, habrá que ver en cuánto se cierra la operación, si es que continúa el interés de la empresa con destacada presencia pública en el capital y el consejo de administración. REE ha rechazado hacer comentarios.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios