Turismo: Adiós al modelo low cost: así intentará España ser líder mundial del turismo. Noticias de Empresas
EL CAFÉ DE MADRID FORO EMPRESARIAL by ibercaja

Adiós al modelo 'low cost': así intentará España ser líder mundial del turismo

España tiene un desafío: convertirse en líder mundial del sector turístico. Esta es la hoja de ruta que va a seguir para conseguirlo más pronto que tarde

Foto: José Morales (Ibercaja), Zurab Pololikashvili (OMT) e Hilario Alfaro (Madrid Foro Empresarial).
José Morales (Ibercaja), Zurab Pololikashvili (OMT) e Hilario Alfaro (Madrid Foro Empresarial).

España ha vuelto a marcar un récord, y esta vez lo ha hecho con muchas dificultades añadidas de por medio. Ha sido en el sector del turismo, registrando un total de 82 millones de visitantes en 2017, según los datos avanzados este miércoles por Mariano Rajoy en Roma. Lo ha conseguido pese el azote de la crisis en Cataluña y la tensa polémica de la turismofobia. Con todo, estas cifras dejan clara una cuestión: el desafío de convertirse en líder mundial del turismo es posible, pero necesita una hoja de ruta para conseguirlo... y no a cualquier precio.

Este ha sido el tema en torno al que ha girado este jueves el foro 'España ante el desafío de convertirse en líder mundial del sector turístico', organizado por Madrid Foro Empresarial, patrocinado por Ibercaja y con la colaboración de El Confidencial. Un evento que contó con la presencia de Zurab Pololikashvili, secretario general de la Organización Mundial del Turismo (OMT), Hilario Alfaro, presidente de Madrid Foro Empresarial, y José Morales, director territorial Madrid y Noroeste de Ibercaja Banco, además de directivos de cerca de 20 compañías del sector turístico español como El Corte Inglés, Meliá, Paradores e Iberia. Todo ello moderado por Alberto Artero, director general de El Confidencial.

Un foro en el que Pololikashvili ha mostrado su apoyo a nuestro país y se ha ofrecido como mediador entre la empresa pública y la privada del sector: “Madrid es capital mundial del turismo y España un gran ejemplo para cualquier país que quiera saber cómo puede desarrollar esta industria”.

Cada día más gobiernos ponen el turismo entre las prioridades de sus agendas, pero el cambio radical que ha experimentado la industria en los últimos años deja un panorama incierto en la actualidad. ¿Cuáles son las claves de futuro del sector turístico en España? Esa es la pregunta a lo que todos han intentado dar respuesta.

Crecer sí, pero en calidad

La última edición del Índice de Competitividad en Viajes y Turismo que elabora el Foro Económico Mundial dejó de manifiesto el liderazgo de España en el sector turístico, que encabezó la clasificación de los países más competitivos, por delante de Francia y Alemania.

Pero ante el desafío de convertirse en un definitivo líder mundial surge una pregunta fundamental: ¿necesitamos más empresas y más grandes?, ¿o, por el contrario, una mayor rentabilidad en el sistema y mayores índices de eficiencia y sostenibilidad en el mismo?

"Necesitamos que los ingresos por visitante mejoren y contribuyan al crecimiento de la industria" (José Morales, Ibercaja)

Para José Morales, la dirección es evidente: “Debemos trabajar para que los ingresos por visitante mejoren y contribuyan al crecimiento de esta industria, como ha pasado en otras que son punteras en el Estado español”.

La cantidad de visitantes es solo una variable del entramado turístico y a ella se suman otras de mayor relevancia económica. Es el caso del gasto que ejercen los viajeros, y en este punto los turistas europeos están muy alejados de otros procedentes de países emergentes de Latinoamérica y Asia principalmente. Por poner un ejemplo, los turistas chinos gastan 1.000 euros de media más que los europeos y son una media de 400.000 al año.

Mayor colaboración público-privada

España ya es una potencia turística, pero tiene una cuenta pendiente: la coordinación entre la Administración pública y el empresariado. En pleno debate sobre el crecimiento acelerado del turismo, la masificación de ciudades como Barcelona o la falta de restricciones en los pisos turísticos, surgen nuevos retos de colaboración público-privada que, hasta ahora, no se han atendido con total satisfacción entre las partes implicadas.

Desde el sector privado reclaman un mayor entendimiento con los poderes del Estado en la materia: “La situación ideal es que el sector publico-privado vaya de la mano, pero no siempre es posible, porque no siempre los políticos escuchan a los empresarios”, lamenta Hilario Alfaro.

"Donde no llegue la Administración tendremos que llegar las empresas privadas" (Hilario Alfaro, Madrid Foro Empresarial)

Con todo, Alfaro cree que, si no hay demasiadas actuaciones, la labor tendrá que venir solamente por una de las partes: “Si nos escucharan más todo iría bastante mejor, así que donde no llegue la Administración tendremos que llegar las empresas privadas”, añade.

Para facilitar el trabajo existen organismos internacionales como la OMT, el único de Naciones Unidas con sede en España. Para Zurab Pololikashvili, que actúa como secretario general de la institución y anteriormente fue embajador de Georgia en España, “el Gobierno no puede ir tan rápido como el sector empresarial, pero hay un gran potencial y vamos a trabajar mucho para estar cerca de ambos”.

Airbnb, turistificación y economía colaborativa

Es otro de los grandes retos (o problemas) a los que se enfrenta nuestro país en materia de turismo: la proliferación de plataformas web que ofrecen el alquiler, con destino turístico, de apartamentos que no siempre están dados de alta para ese fin.

En los últimos años, portales como Airbnb han provocado una doble consecuencia: por una parte, que los hoteles consideren que su oferta de apartamentos es ilegal y que les hace competencia desleal; por otra, que el progresivo abaratamiento del alojamiento en nuestro país nos pueda estar llevando a un modelo de turismo 'low cost' que, en opinión del sector, acabaría perjudicando no solo a las empresas afectadas, sino también a los propios vecinos, como viene pasando en los últimos años en ciudades como Madrid o Barcelona.

"Hay países a los que les encantan los modelos 'low cost' y otros a los que no" (Zurab Pololikashvili, OMT)

Para Pololikashvili, se trata de un asunto que no se debe esquivar: “Hay que hacer un balance y quizá poner algunas restricciones, porque hay países a los que les encantan estos servicios, ya que se sienten más atraídos por estos modelos 'low cost', y otros a los que no”.

En su opinión, “cada país tiene que tomar sus propias decisiones en función de cuáles sean sus objetivos. Tendrá que definir qué modelo turístico quiere y qué restricciones pone en cada caso”.

La oportunidad: los mercados emergentes

Saliendo del turismo propiamente acogido en nuestro país, no debemos olvidar otro de los pilares en que las empresas españolas del sector basan su futuro inmediato: la expansión de las fronteras nacionales.

Y es que cada vez son más las compañías turísticas españolas, sobre todo hoteles, que deciden hacer una nueva maleta, expandir sus horizontes y probar su modelo de negocio en otros países, los llamados mercados emergentes.

Países emergentes como China o India se han convertido en el anhelo de las grandes empresas turísticas españolas

Los datos, desde luego, suenan tentadores: los turistas chinos que visitan nuestro país se gastan cerca de 1.000 euros al día, convirtiéndose, por tanto, en un claro objetivo para todo nuestro sector turístico.

El objetivo, por tanto, avanza en dos direcciones: por una parte, hacer negocio en países como China o India para aumentar la facturación de las compañías españolas; por otro, aprovechar la presencia en esos mercados para potenciar la marca del turismo en España y seducir a los ciudadanos para que, cuando decidan viajar a otro país, elijan el nuestro.

José Morales(Ibercaja), Zurab Pololikashvili (OMT), Hilario Alfaro (Madrid Foro Empresarial) y Alberto Artero (El Confidencial).
José Morales(Ibercaja), Zurab Pololikashvili (OMT), Hilario Alfaro (Madrid Foro Empresarial) y Alberto Artero (El Confidencial).

La OMT apoya el cambio de sede en España

Es un debate aún candente, pero su secretario general ha dado un pequeño paso al frente: en el foro, Zurab Pololikashvili ha mostrado su apoyo al cambio de sede de la Organización Mundial del Turismo (OMT) al Palacio de Congresos de Madrid ante la posibilidad de que el Gobierno lo considerase finalmente oportuno.

Este movimiento ya fue anunciado en septiembre de 2017 por el director general de Turespaña, Manuel Butler. Butler trasladó esta decisión del Ejecutivo español al comité ejecutivo de la OMT durante la celebración de la vigésimo segunda asamblea general de este organismo especializado de las Naciones Unidas, con sede en España.

La organización, establecida en Madrid desde el 1 de enero de 1976, ocupa actualmente un edificio situado en la calle Poeta Joan Maragall (antes Capitán Haya) frente a la sede de la Secretaría de Estado de Turismo y Turespaña.

Empresas
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios