Noticias de Bankia: La paz social en Bankia-BMN exige rebajar los despidos de 2.510 a 1.800. Noticias de Empresas
contraPROPUESTA DE LOS SINdicatos

La paz social en Bankia-BMN exige rebajar los despidos de 2.510 a 1.800

Los sindicatos de Bankia y BMN presentarán este jueves una respuesta al ERE planteado por Goirigolzarri en la que exigen reducir el número de salidas de 2.510 a 1.800

Foto: José Ignacio Goirigolzarri, en la junta de accionistas que aprobó la fusión con BMN. (EFE)
José Ignacio Goirigolzarri, en la junta de accionistas que aprobó la fusión con BMN. (EFE)

La paz social en Bankia ya tiene precio. Se lo han puesto los principales sindicatos de la entidad y de la absorbida BMN, y es de 1.800 salidas frente a las 2.510 planteadas por la entidad justo antes de Navidad. Los representantes de la plantilla consideran que hay áreas donde no se justifican de ninguna manera los despidos, pese a la necesidad de hacer sinergias (ahorros de costes). No obstante, parece que ambos planteamientos son maximalistas y que, como es habitual en el sector financiero, se alcanzará un acuerdo en un punto medio. La clave serán las condiciones de las salidas, que cuentan con el referente del ERE en marcha en el Popular.

Esta contraoferta será presentada este mismo jueves, día en que está fijada la primera reunión de la mesa negociadora si no hay contratiempos. Fuentes de UGT aseguran que hay un consenso en la cifra de 1.800 entre los sindicatos mayoritarios, y que estaban tratando de sumar a algunos minoritarios que todavía se mostraban reticentes en los últimos días.

Según estas fuentes, la reducción de salidas frente a la propuesta de la entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri se basa en tres áreas principales. La primera es la "digitalización", que la entidad considera que provoca un exceso de 200 empleados. Sus representantes sostienen que "dado que es el área de mayor crecimiento de la banca, no sobra gente, sino todo lo contrario: falta para desarrollar todo este nuevo negocio". La segunda son las 375 salidas previstas a consecuencia de la aplicación del modelo de Bankia en BMN, debido a que incrementará la baja rentabilidad actual de este banco. Aquí los sindicatos quieren que Bankia les muestre ese modelo para ver si efectivamente puede conseguir el mismo negocio con tantas personas menos.

Servicios centrales: más salidas que empleados

Pero donde la propuesta ha irritado más a los sindicatos es en servicios centrales: BMN tiene 670 empleados en esta área... y Bankia propone despedir a 817. "Podemos entender que, cuando adquieres una entidad, te sobren sus servicios centrales enteros porque ya tienes los tuyos. Pero no que te sobren sus servicios más un pico", ironizan estas fuentes. Como adelantó El Confidencial, la intención de Bankia es aprovechar la fusión para reducir también parte de su propia plantilla.

El hasta ahora presidente de BMN, Carlos Egea. (EFE)
El hasta ahora presidente de BMN, Carlos Egea. (EFE)

Tanto la propuesta de la empresa como la de los representantes laborales parecen de máximos, como suele ser habitual en el inicio de las negociaciones de un ERE. A partir de este jueves, comenzarán las negociaciones y es de esperar que se alcance un acuerdo en un punto intermedio entre las dos cifras. En el caso de los servicios centrales del Popular, Santander propuso inicialmente 1.585 salidas, pero al final se han reducido a 1.100.

El Popular, referente inevitable

Precisamente, este proceso actualmente en marcha le pone las cosas caras a Goirigolzarri, puesto que será el referente inevitable para estas negociaciones. En el Popular, Ana Botín ha primado las prejubilaciones (a partir de 50 años) y la voluntariedad. Así, los mayores de 55 que acepten prejubilarse seguirán cobrando el 80% del salario bruto hasta que se jubilen definitivamente a los 63 años, más una prima para los que se apunten voluntariamente de 14.000 euros, a la que se sumarán otros 2.000 por trienio acumulado en el banco.

El colectivo de entre 50 y 54 años no tendrá que apuntarse a las bajas incentivadas, sino que también podrá retirarse con el 80% del sueldo durante ocho años y con un tope de 380.000 euros. Como en el caso de los mayores de 55, habrá una prima de voluntariedad de entre 19.000 y 30.000 euros en función de la antigüedad, más los 2.000 por trienio.

Aparte de las prejubilaciones, el ERE del Popular contempla bajas incentivadas entre los menores de 50 años, para las que las condiciones son una indemnización de 40 días por año trabajado con un límite de 24 mensualidades —lo que supone el doble de la indemnización legal vigente— y primas de 500 euros por año de antigüedad con un máximo de 30.000 euros. Aquí también se aplicará el plus de 2.000 euros por trienio, siempre que la baja sea voluntaria.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios