Noticias de Caixabank: El juez rechaza ampliar la querella contra CaixaBank para evitar un macroproceso. Noticias de Empresas
caso en la audiencia nacional

El juez rechaza ampliar la querella contra CaixaBank para evitar un macroproceso

El pasado 20 de diciembre, dos accionistas pidieron que se aumentara el radio de las investigaciones judiciales sobre la cúpula de la entidad. El juez no lo ve claro

Foto: Una de las 'torres negras', sede de CaixaBank en Barcelona.
Una de las 'torres negras', sede de CaixaBank en Barcelona.

Evitar eternizar el caso y no convertirlo en una macrocausa. Estas son las principales razones que han llevado al juez de la Audiencia Nacional José de la Mata a rechazar la ampliación de la querella contra CaixaBank, tal y como pedían los pequeños accionistas que han demandado al banco y a sus directivos. El magistrado está investigando a la cúpula de la entidad por posibles delitos de apropiación indebida y societario en una pieza; por presuntos alzamiento de bienes, falsedad y estafa procesal.

En un auto del 29 de diciembre, el magistrado rechaza así que se entre a analizar la compra del Banco Portugués de Inversiones que la entidad catalana cerró en septiembre de 2016. La razón fundamental reside en el reformado artículo 17 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, explica el juez, pensado para que cada delito dé lugar a una única causa. Se trata de una parte del texto legislativo que entró en vigor tras la última reforma legal, en 2015, planteada para agilizar la Justicia y "evitar dilaciones indebidas". Tal y como recuerda De la Mata, se intenta "evitar el automatismo en la acumulación de causas y la elefantiasis procesal que se pone de manifiesto en los denominados macroprocesos". En la ampliación de la querella no había "nexos de conexidad" que entraran en las excepciones permitidas por el texto legislativo, explica el juez. Es decir, no había relación directa —e incluso había nuevos posibles investigados— con el procedimiento en marcha.

La razón de la inadmisión no es secundaria. Al juez le basta con mencionar el citado artículo para no entrar a valorar dos de las quejas presentadas por CaixaBank en su recurso. Es decir, si los querellantes están intentando montar "una causa general prospectiva y sin límite de la actuación de una entidad financiera y supervisada" y si existen indicios de los supuestos delitos. Son hechos que se tratarán en las piezas ya abiertas.

Dos causas complejas

Cabe recordar que la causa, partida en dos, proviene de una sola querella presentada a comienzos del año pasado por pequeños accionistas del banco. El juez de la Audiencia Nacional decidió admitirla y dividirla en dos procedimientos. Por un lado, está investigando posibles delitos de apropiación indebida y delito societario y el pago del finiquito de 16 millones de euros a José María Nin, consejero de la entidad hasta 2014. Según los querellantes, la entidad habría pagado la compensación gracias a las ayudas públicas recibidas de forma indirecta tras la absorción de entidades que se integraron en el banco catalán. El juez investiga si la indemnización se pagó "mediante un plan urdido" 'ad hoc' con tal fin y "con la cooperación necesaria del consejo de administración y de otros asesores". De ahí que cite como investigados a Isidre Fainé —presidente de La Caixa hasta 2016—, a los actuales vicepresidente y consejero delegado y al propio Nin.

En la segunda causa se investigan presuntos delitos de alzamiento de bienes, falsedad y estafa procesal por los gravámenes y venta por 50 millones de euros al Estado de una finca en la que CaixaBank se habría beneficiado en colaboración con los vendedores. En ambos casos, el Ministerio Fiscal no ve indicios de delito y ha apoyado a CaixaBank también en el recurso para que no se admitiera la segunda querella. Ambas causas han sido declaradas complejas, por lo cual el juez dispone hasta el año 2020 para instruirlas.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios